Ir al contenido principal

El Snyder Cut de Liga de la Justicia podría costar más de lo esperado inicialmente

Aquaman y la Liga de la Justicia
Los costes derivados del Snyder Cut de Liga de la Justicia pueden superar las expectativas.

Los fans de DC viven en una nube desde hace varios días. La semana pasada, Warner anunció que el Snyder Cut de Liga de la Justicia se lanzaría en HBO Max, la nueva plataforma de WarnerMedia. Este anuncio culminaba una larga campaña de presión a través de redes sociales (y fuera de ellas) con la que fans y personas implicadas en el rodaje, incluyendo a Zack Snyder y a los miembros del reparto, han tratado de convencer al estudio de darle una oportunidad al corte del director original de la película de DC.

Inicialmente, los costes estimados por Warner para poder realizar la post-producción y ajustes necesarios para el Snyder Cut de Liga de la Justicia rondaron los 20-25 millones de dólares. Pero parece que podría ser bastante más.

En una entrevista con Recode Media, el presidente de WarnerMedia, Bob Greenblatt ha explicado que el Snyder Cut va a requerir bastante trabajo de post-producción, y que va a ser costoso. El también jefe de HBO Max afirma que espera que puedan parar en los 30 millones de dólares.

A pesar de que la fotografía principal de Liga de la Justicia había terminado cuando Zack Snyder tuvo que desvincularse del proyecto por motivos personales, todo el proceso de post-producción, incluyendo música, efectos especiales y digitalización, estuvieron fuera del control creativo de Zack Snyder. Esto implica que la mayor parte de las escenas que quiere el director para su corte de Liga de la Justicia necesitan recibir todo el tratamiento en post-producción. Lo que se traduce en más costes.

La Liga de la Justicia Snyder Cut Darkseid

Este es uno de los motivos que siempre ha alegado Warner para ser reticente ante la idea de lanzar el Snyder Cut, teniendo en cuenta que el corte de Liga de la Justicia que se proyectó en 2017 ya tuvo un coste de 300 millones de dólares.

Y además