El Star Wars de Visceral Games iba a ser más grande que Uncharted 4

Star Wars Visceral

El cierre de Visceral Games y el nuevo comienzo para el juego de Star Wars en el que trabajaba el estudio han sido dos de las noticias más destacadas del mes o incluso del año. La larga carrera del estudio en sagas como Dead Space y el hecho de estar trabajando en un juego de Star Wars llamado a ser una aventura de acción para un jugador con toques de Uncharted (Amy Hennig participaba en el proyecto) convirtieron la noticia del cierre de Visceral Games en una sorpresa para usuarios y personalidades del sector de los videojuegos. Hoy, gracias a Kotaku, queremos arrojar algo más de luz a los motivos por los que EA decidió cerrar Visceral Games y comenzar de nuevo el proyecto del juego de Star Wars que se había mostrado brevemente en un reciente E3. 

Según informan desde Kotaku, durante los últimos días han podido hablar con varios antiguos empleados de Visceral Games y conocer información sobre los posibles motivos del cierre del estudio y de la cancelación (o reinicio del proyecto) del juego de Star Wars. ¿Por qué no llegó a buen puerto el juego de Star Wars de Visceral Games? Parece que para muchos empleados del estudio los motivos son bastante claros: falta de recursos, problemas con el motor gráfico, un proyecto demasiado ambicioso para el presupuesto que se tenía, falta de entendimiento entre EA y Visceral Games y un director de equipo cuyas ideas chocaron con las del resto del equipo.

Los portátiles gaming mejor valorados en Amazon 

Por otro lado, y siempre según la información de Kotaku, parece que EA nunca estuvo comprometida del todo con el desarrollo del juego de Star Wars de Visceral Games. ¿Los motivos? Pues tienen relación con un debate que está a la orden del día: juegos para un sólo jugador vs. juegos multijugador. De hecho, recientemente un exempleado de Bioware ha asegurado en unas sorprendentes declaraciones que "EA sólo busca lucrarse con los juegos de mundo abierto", afirmando además que a la compañía "no les importa lo que quieran los jugadores, le importa aquello por lo que los jugadores puedan pagar". 

Desde el citado medio explican que el proyecto pasó por varias etapas antes de entrar en la producción final, que posteriormente daría paso a su cierre, incluyendo fases en las que el juego incluía piratas espaciales y momentos en los que una especie de Han Solo lideraba una banda, en la que además el jugador iba a poder controlar a varios miembros, cada uno de ellos con diferentes habilidades, aunque siempre sin el poder de la Fuerza presente. De hecho, un exempleado asegura que la ambición del proyecto era tal en un punto determinado de su desarrollo, que el juego de Star Wars iba a ser más grande que Uncharted 4, aunque, evidentemente, esta afirmación incluye problemas de recursos y una presión por parte de EA que llegó a extremos de exigir más de un 90 en Metacritic a los empleados de Visceral Games. 

Como os contamos en párrafos anteriores, uno de los principales problemas durante el desarrollo del juego de Star Wars fue la falta de conexión entre EA y Visceral Games. Al parecer, Electronic Arts no estaba del todo conforme con la idea, aprobada por LucasFilm, de un juego protagonizado por bandidos pero sin noticias de Jedi, Sith o la familia Skywalker. Las tensiones entre ambos estudios eran constantes y los despidos y abandonos en diferentes puestos del equipo de desarrollo se sucedieron de forma regular, dificultando aún más un proyecto que se encaminaba a pasos agigantados al final más triste posible. 

Con el estudio Visceral Games ya cerrado y el juego de Star Wars partiendo desde cero en manos de EA Vancouver, sólo nos queda esperar hasta conocer los primeros detalles sobre el nuevo proyecto ambientado en el universo creado por George Lucas. Mientras tanto, el próximo 17 de noviembre podremos disfrutar de Star Wars Battlefront 2 para PS4, PC y Xbox One, esta vez con modo campaña para un jugador y u multijugador renovado que nos permitirá combatir en varias eras de la franquicias. 

Fuente | Gracias, Kotaku