Imagen de perfil de Raquel Hernández Luján
La opinión de
Raquel Hernández Luján

Cuenta atrás para Vengadores: Endgame - Recordando Ant-Man

Repasamos todas las películas que conforman el Universo Cinematográfico de Marvel antes del estreno de Vengadores: Endgame. Hoy le toca el turno a Ant-Man, la película de 2008 dirigida por Peyton Reed y protagonizada por Paul Rudd.

La Fase 2 del Universo Cinematográfico de Marvel se cerró de forma discreta con una solvente película de aventuras que servía para presentarnos, de forma inocente, a un nuevo personaje que podría ser crucial para Vengadores: Endgame, una de las películas de superhéroes más esperadas del año que vendrá a resetear la narrativa de la saga cinematográfica.

Paul Rudd se metió en la piel de Scott Lang para tomar el testigo de Hank Pim y convertirse en el nuevo hombre hormiga. Ant-Man fue un éxito rotundo de taquilla convirtiendo los 130 millones de presupuesto en 519 de recaudación y dejando claro que no hay héroe pequeño si la aventura es grande.

Sí, era una cinta de orígenes, o quizás mejor dicho, de reinterpretación de los personajes de los cómics, pero es cierto que nos dejó muchos momentos memorables como la manipulación de las hormigas, los planos macro y esa primera transformación del héroe en la bañera y sus paseos por una realidad amplificada que resultaron de lo más originales como experiencia para el espectador.

Consigue el steel-book de Ant-Man en Blu-Ray

Con un sentido del humor muy presente y moderadamente gamberrete, Ant-Man incurría también en algunos errores como infravalorar al personaje de Hope que tuvo que esperar a la secuela, Ant-Man y La Avispa, para poder brillar en escenas de acción (ya se anticipaba que la Avispa de Evangeline Lilly sería por fin coprotagonista) pero también contaba con aciertos memorables como la utilización de las técnicas de rejuvenecimiento facial que nos llevaron a ver a un Michael Douglas menos castigado por el tiempo... algo que por cierto veríamos también en Capitán América: Civil War con Robert Downey Jr. o en Guardianes de la galaxia vol. 2 con Kurt Russell por no hablar de la reciente Capitana Marvel que nos ha devuelto al agente Coulson y a Nick Furia con varios años menos

Al contrario que en los cómics, Ant-Man no ha tenido mucho tiempo para envejecer: apenas cuatro años nos separan de su estreno y el visionado sigue siendo agradable, si bien también, con la perspectiva, se dejan traslucir más sus defectos como lo endeble y predecible que es el villano de Corey Stoll. No es la película de superhéroes más relevante para Endgame pero, a buen seguro, lo que vino después en Ant-Man y la Avispa y el vistazo que le dimos al Reino Cuántico sí lo será. Es más, no habrá derrota de Thanos sin trabajo en equipo y aquí es donde nuestro amigo Lang puede dar la campanada porque su ínfimo tamaño rivaliza con su maximizado sentido del riesgo. ¡Atentos!