Imagen de perfil de Sonia Herranz
La opinión de
Sonia Herranz

Jaque a los videojuegos en formato físico

Minijuegos de ajedrez

Con esto del confinamiento, no dejo de pensar que hay muchas cosas que van a cambiar. Algunas lo harán de manera radical, y otras silenciosamente, casi sin darnos cuenta. 

Supongo que nuestra manera de interactuar con los demás será una de ellas. No sé si a vosotros os pasa, pero cuando estamos viendo una peli o una serie en casa y un grupo se muestra especialmente cariñoso, decimos al unísono, con voz fantasmal, “coronaviiiirus”… Se va a hacer rara la vuelta. 

Pero no es eso lo que me preocupa, ya veremos cómo evolucionamos. Hay otras cosas, menos obvias, que sí que me dan qué pensar. Cosas que van a cambiar sin que apenas nos demos cuenta, como nuestros hábitos de consumo. Y no, no me refiero al papel higiénico. Centrándonos en lo nuestro, hablo nuestra manera de consumir videojuegos

El pasado 14 de abril, AEVI (asociación de empresas distribuidoras y desarrolladoras de software), presentó su Anuario de la industria del videojuego en España, donde, como es habitual, hizo públicos los datos sobre consumo de videojuegos referidos a 2019. 

Digo “presentó” porque estoy acostumbrada a asistir a una presentación, últimamente pequeña, junto a otros quince o veinte periodistas con un café sobre la mesa, pero presentación al fin y al cabo, con sus preguntas y repuestas y sus explicaciones y análisis de datos. Este año, ha sido un lacónico y frío email el encargado de facilitar esos datos. El resumen viene a ser que el año pasado el mercado español del videojuego facturó 1.479 millones de euros. Podéis leer más detalles aquí.

AEVI-ANUARIO-2019-Facturacion_Total
Facturación total del mercado de videojuegos en España en 2019

Pese a los buenos resultados, esos 1.479 millones de euros suponen un 3,3 % menos que el año pasado, lo que está relacionado con una menor venta de hardware. La cercanía de las nuevas consolas ha frenado las ventas de PS4 y Xbox One, y, aunque las de la Switch han experimentado un notable incremento, no es suficiente para compensar la caída, que ha sido del 14,2%. 

No es extraño, es lo normal ante un cambio generacional, pero, por los datos que leo por ahí, este principio de 2020 ha traído un repunta en la venta de consolas, lo que iría en contra de toda la lógica de un relevo generacional normal. Si las nuevas consolas no llegan a salir este año (que cada vez tengo más dudas), el informe de AEVI del año que viene probablemente no se comporte igual que el de otros años de transición. Ya veremos. Y si llegan a salir, espero que desglosen datos, porque puede resultar interesante…

Pese a esa gran caída de 2019 en ventas de hardware, la venta de software es la que ha salvado las trastos para que el mercado se mantenga sólido. Pero ahí también hay trampa, ya que la venta de software para consolas cayó un 0,3%. Los buenos resultados vienen de la venta digital, con un incremento del 6,6%. Es decir, que aunque el mercado de videojuegos en formato físico se mantiene, son las compras digitales las que siguen aumentado año a año. 

AEVI-ANUARIO-2019-Fisico_Digital
La facturación online mantiene una tendencia de crecimiento

De esos 1.479 millones de euros, 754 provienen de las ventas en físico. Pero 278 millones son de venta de hardware y 133 de accesorios. Lo que significa que las ventas de juegos en formato físico suponen 333 millones de euros. 

El mercado digital ha facturado 725 millones, y es más del doble que el físico en temas sólo de software. Incluso si descontamos los juegos y aplicaciones para smartphones y tabletas, resulta que la venta de videojuegos en tiendas digitales es de 366 millones. Menos que el año pasado, pero la caída ha sido muy inferir al físico.

AEVI-ANUARIO-2019-Segmentos_Negocio
Facturación según los segmentos de negocio

Sí, se vende más en digital que en físico, sin contar con los vilipendiados juegos para móviles, que suman 359 millones de euros, el único mercado que ha crecido respecto a 2018 (esto daría para otro análisis). Supongo que estos datos pueden dar qué pensar a los amantes del formato físico… 

Es una tendencia natural, porque son cifras de 2019, pero si le sumamos la desviación que puede provocar la crisis del coronavirus, puede que este 2020 el formato físico experimente una importante caída, que marque ese principio del fin que se lleva tantos años presagiando y que siempre ha parecido tan lejano. O, dicho de una manera menos dolorosa, que el formato digital se desmarque definitivamente.

AEVI-ANUARIO-2019_2018vs2019
De 2018 a 2019 ha crecido la facturación en digital y ha bajado en formato físico

Si nos fijamos en la lista de los juegos más vendidos de GfK en marzo, en la que sólo se recogen datos de venta en tiendas físicas, nos encontramos con Animal Crossing: New Horizons dos veces, en el primer puesto y en el tercero. La explicación es sencilla: se contabilizan por un lado las unidades en cartucho y por otro las tarjeta de prepago adquiridas en los comercios. Es decir, que incluso la gente que no compra habitualmente en formato digital, prefirió comprar un código de descarga antes que quedarse sin el juego. Recordemos que el juego se lanzó en los primeros días del confinamiento en España.

No deja de ser paradójico, porque en el fondo es lo mismo, con la única diferencia de que tú has dejado los datos de tu tarjeta de crédito en una tienda en lugar de directamente en la eShop… ¿Cuántos se habrán vendido con menos remilgos en las tiendas digitales de cada plataforma?

El formato físico tiene los días contados. No va a desaparecer, porque siempre habrá juegos que queramos tener en su caja, porque son especiales para nosotros. Porque siempre habrá coleccionistas. Porque se sigue vendiendo música en disco, incluso de vinilo; porque sigue habiendo películas en Blu-ray… Pero ya no a ser lo que era, igual que ya no se vende tanta música en físico, tanto cine y tantas series. 

Si sumáis el crecimiento que terminarán teniendo los servicios de juego en la nube, esta tendencia al decrecimiento del juego en físico se agudizará. Puede que hoy no veas atractivo suscribirte a Game Pass, a PS Now o a Stadia, pero en un futuro se pueden convertir en la alternativa más cómoda, práctica y económica… 

Yo, que siempre he sido más de físico, debo reconocer que me aguanté las ganas de tener Animal Crossing (me daba no sé qué hacer venir a un mensajero por un videojuego), pero luego, aprovechando que tenía que hacer otro pedido, me “regalé” el juego. Justo cuando se veía venir lo del estado de alarma, me pasé por Game a comprar dos cosas: Pokémon Mundo Misterioso (que se lo había prometido a mi hijo) y un Brain Training para mí (que mi cabeza ya no es lo que era). 

Ahora, debo confesar que me arrepiento… Si no me hubiera comprado Brain Training en físico no tendría un lápiz tan chulo, pero no me pasaría el día temiendo perder un cartucho, cuando lo intercambio con Animal Crossing… Ambos son juegos en los que puedes invertir 10 minutos y dejarlos sin más. Un par de peces por aquí, un Sudoku por allá… ¿Hubiera sido más cómodo en digital? Seguro, además me hubiera ahorrado probar en mis carnes lo mal que sabe un cartucho de Switch ¡y sólo me lo apoyé en los labios un segundo!

No me arrepiento de tener “la caja”, pero para la próxima (espero que no sea por una pandemia) seguramente me los descargaré sin más. ¿Y tú?
 

Y además