Análisis del Trust Onyx, un combo de micrófono y jirafa para no preocuparse

trust onyx

Si estás buscando un micrófono para tus directos y no quieres comerte la cabeza entre buscar una jirafa compatible, el Trust Onyx puede ser el que estás buscando. En este análisis te hablamos de todo lo que nos puede ofrecer este pack.

Ya sea por el trabajo desde casa o porque realizas streamings de manera habitual, un buen micrófono está cada día más demandado. También es bastante habitual andar mirando varios modelos y sus compatibilidades, ya que una peana o una buena jirafa puede ser mandatorio. Trust Onyx llega para ponerlo lo más fácil posible.

Este micrófono de patrón cardioide incluye una jirafa o brazo muy fácil de montar y que además cuenta con algunos extras que pueden venirte muy bien a la hora de utilizarlo.

trust onyx

No todo van a ser buenas noticias, ya que hay varios puntos que pueden plantear algún que otro problemilla, pero vayamos por puntos.

Review del Trust Onyx: text, opinión y análisis de HobbyConsolas:

Un micrófono pensado para ser lo más cómodo posible para el usuario

A pesar de que está bastante de moda los micrófonos con varios tipos de grabación, el más utilizado es el cardioide, ese que coge todo el sonido delante de él y obvia los que provienen de sus lados y su espalda. Es por esto que tener un micrófono con varios patrones de grabación no siempre es lo mejor.

El Trust Onyx nos ofrece la posibilidad de comprar un micrófono plug & play, que ya incluye la jirafa y que está pensado para no tener que comernos ni lo más mínimo la cabeza.

Tipo de micrófonoCondensador
Patrón de grabaciónCardioide
Frecuencia de respuestaEntre 30 y 18.000 Hz.
Presión de sonido130 dB
Tipo de conexiónUSB-C a USB-A
IluminaciónUn anillo de iluminación sin programa de gestión
Conexión para cascos
Peso400 gr y 1.400 gr en total
OtrosRueda de volumen para voz dedicada
Botón de muteo cómodo
Jirafa inluida
CompatibilidadPS4
PS5
PC
MAC
ChromeOS
Sample rate24bit, 96kHz

Como podemos ver sus características técnicas no son top, y es que su frecuencia de respuesta no está el espectro que suele cubrir el oído humano con los 20 a 20.000 Hz, pero es más que suficiente para tener un sonido de calidad.

Como decíamos, el Trust Onyx incluye una jirafa o brazo para poder anclar el micrófono a la mesa. Este es uno de los montajes más cómodos que existen ya que podemos ponerlo en cualquier lado y que no moleste encima de la mesa. con un simple gesto, lo apartamos.

Por el resto de características vemos que tenemos un micrófono cardioide, con un anillo de iluminación para aportar una zona de color y como una alta compatibilidad. No encontramos software de gestión de ningún tipo, pero tampoco es algo que nos vaya a hacer falta.

Buen diseño pero con unos materiales por debajo de lo esperado

Uno de los primeros aspectos que nos va a llamar la atención del Trust Onyx son los materiales de construcción. Con un precio bastante elevado, pensábamos que el metal iba a ser el protagonista de su estructura, pero este material deja paso al plástico.

Aquí debemos hacer un inciso y es que no es algo necesariamente malo. El plástico es de muy buena calidad y esto hace que sea más ligero, algo que de lo contrario podría ser un problema con el paso del tiempo y el uso. Gracias a esta aligeración, se han podido añadir llaves muy cómodas de utilizar que nos permitirán liberar los mecanismos del brazo o cerrarlos, por lo que se fijan a su posición.

No obstante, donde si vemos mucho metal, uno que parece realmente resistente, es en la agarradera a la mesa. Esta pieza está diseñada en metal para que aguante perfectamente el peso y el paso del tiempo. Su posible configuración hace que sea compatible con un gran número de mesas, ya que nos permitirá mucho ancho.

Esto puede parecer una tontería pero hay jirafas que son sumamente incómodas de utilizar si el micrófono no tiene un peso determinado ya que, por acción de este, puede que el mecanismo tienda a abrirse o a cerrarse. Aquí este problema está solventado gracias a estas llaves instaladas en todas las articulaciones de la jirafa.

Pasando a hablar del diseño del micrófono, vemos que es bastante sencillo y funcional. El micro está recubierto por una espuma que está pensada para atenuar los ruidos y, especialmente, las ráfagas de viento originadas al pronunciar palabras oclusivas. 

En su parte trasera encontramos dos conexiones, una de alimentación y conexión con el PC/consolas y otra en la que podremos conectar unos cascos. Además, la rueda aquí situada nos permite variar el contraste de volumen entre el juego y nuestra voz, por lo que podremos gestionarlo cómodamente como queramos y hacer un seguimiento en tiempo real.

Por el contrario, en su parte delantera nos encontramos una rueda que actúa a la vez de muteador para el micrófono y de controlador del volumen. Por último, un botón nos permite ciclar entre los distintos colores que la marca ha puesto a nuestra disposición en su anillo RGB. En este sentido la verdad es que es bastante justito.

 

Perfecto para streaming, pero ojo a los ruidos

Tras unas cuantas horas probando el Trust Onyx hemos llegado a la conclusión de que tiene buenos puntos negativos, aunque seguramente tengamos que añadirle un pequeño extra por nuestra cuenta. 

A la hora de realizar directos o de hablar con nuestros amigos, el Trust Onyx hace un trabajo bastante decente. Sí que es cierto que se pueden colar algunos ruidos, pero si lo utilizamos a cierta distancia no habrá tantos problemas. Es por esto que se le echa en falta algún filtro anti ruido o incluso un sistema antipop dedicado.

Esto se soluciona alejando un poco el micrófono y aumentando su sensibilidad, pero entonces cogerá un poco más los ruidos de nuestro entorno. Quitando esto, la verdad es que la experiencia con él ha sido de lo más satisfactoria.

Coge muy bien los matices de nuestra voz, se nos escucha realmente claro y la jirafa es sumamente cómoda. Su instalación no tiene ningún secreto: es rápida y fácil. Ni nos ha echo falta mirar las instrucciones.

Eso sí, entre sus carencias podemos encontrar la falta de un software de gestión o una iluminación terriblemente básica. No es que sean dos características determinantes, ya que la gestión por software suele estar limitada a la iluminación y al RGB, pero por el precio al que llega el dispositivo hubiera sido todo un detalle.

En cuanto a la iluminación, con el botón lo único que vamos a poder hacer es cambiar entre sus distintos colores o apagarla. Terriblemente básico.

Precio del Trust Onyx

Como ya hemos dicho varias veces a lo largo del análisis, este micrófono tiene un precio bastante alto, especialmente si nos fijamos en sus características técnicas y a la carencia de una buena iluminación o un software de gestión. Sin embargo, la peana y la comodidad de saber que lo compramos todo junto y va a funcionar a la perfección tiene un precio.

Onyx 168,99€

Actualmente puedes encontrar el Trust Onyx por 168.99€ con una pequeña rebaja, pero su precio de lanzamiento es de 199.90€. En este caso su relación calidad/precio no nos parece que esté del todo ajustado.

Review ¿Merece la pena el Trust Onyx?

Con un precio de lanzamiento algo elevado, es más que posible que podamos encontrar mejores opciones en cuanto a micrófonos para streaming. El Trust Onyx juega con la posibilidad de dárnoslo todo hecho, que sea conectar y comenzar a utilizar sin mayores complicaciones. Sin embargo, esto puede ser un poco caro.

Ahora bien, en el momento en el que lo encontramos con un precio algo más rebajado como está actualmente, lo cierto es que es un micrófono que se nos antoja bastante recomendable. Su calidad de sonido es buena, pudiendo resolver sencillamente los problemas de ruido jugando con su sensibilidad o incluso comprando un filtro anti pop dedicado.

microfono trust onyx

La jirafa puede causar una primera impresión algo decepcionante debido a que nos encontramos más plástico del que esperábamos, pero una vez la probamos y jugamos con ella, lo cierto es que es una maravilla las opciones que ofrece, incluyendo además una conexión USB-A extra.

Con todo, la comodidad es importante y la verdad es que, en este sentido, hace un gran trabajo.

Lo mejor

  • Una jirafa altamente configurable.
  • Un sonido bastante bueno, captando bien las connotaciones de la voz.
  • Patrón cardioide, perfecto para streamings.

Lo peor

  • Una iluminación RGB demasiado básica.
  • Un filtro anti ruido no le hubiera venido nada mal.

Y además