Avance de Sonic Frontiers, el juego más ambicioso que ha tenido nunca el erizo de SEGA

Sonic Frontiers

La aventura más grande del erizo de SEGA está a punto de llegar. Por fin hemos catado Sonic Frontiers y os contamos si va más allá del desconcierto inicial que generó cuando se presentó al mundo. ¡Ya os adelantamos que es proyecto muy, muy faraónico!

Es difícil ser Sonic, no solo porque el pesado de Eggman / Robotnik siempre te busca las cosquillas, sino porque sus juegos suelen dar muchos tumbos y pasamos de joyitas a algunas decepciones. Por ahora, estamos en una buena racha con Sonic Origins y el siguiente paso es el proyecto más ambicioso que ha firmado SEGA para su mascota: Sonic Frontiers para PS4, PS5, One, Series X/S, Switch y PC.

Desde que se anunció, Sonic Frontiers ha desconcertado a buena parte del público por su planteamiento abierto y una estética alejada del colorido y la velocidad frenética de otros títulos. Por eso, estábamos intrigadísimos por probarlo en persona, algo que por fin hemos podido llevar a cabo.

Mejores accesorios para PS5 que puedes comprar

Mejores accesorios para PS5 que puedes comprar

Estos son los mejores accesorios que puedes comprar si ya tienes una PlayStation 5 y quieres sacarle el máximo partido.

Ver listado

Durante una sesión de preview de varias horas, hemos podido visitar las tres primeras islas, de las cinco que compondrán el juego. Y es que en ese concepto de islas radica parte de la gracia de la aventura, pues podremos recorrerlas libremente (cada una, en el orden que toque, eso sí) y superar sus pruebas cuando queramos queramos.

La historia lleva a Sonic, Tails y Amy en busca de las Esmeraldas del Caos, hasta que una extraña perturbación hace estrellarse su avión Tornado. Cuando Sonic despierta, está en un mundo extraño, decadente, que parece ser el vestigio de alguna civilización perdida.

Una vez allí, descubre que sus amigos están atrapados en una especie de dimensión paralela y, para rescatarlos, tendrá que superar toda clase de pruebas, incluyendo derrotar a unos gigantescos Titanes, unos robots tan grandes como una montaña.

Esos Titanes son tan poderosos que Sonic no se basta para dar cuenta de ellos. Por eso, en cada isla nos toca recuperar las 7 Esmeraldas del Caos para así podernos transformar en Super Sonic y llegar en condiciones a los espectaculares combates finales.

VIDEO

SONIC FRONTIERS - Lo hemos JUGADO y sí, es MUY AMBICIOSO

Sí, amigos, hay que conseguir Esmeraldas un total de 35 veces en el juego, pero os aseguramos que la transformación y estos combates MOLAN TODO, con un Super Sonic de lo más épico.

Las Esmeraldas no se conseguirán fácilmente, pues hay que seguir un proceso metódico. Primero, a base de derrotar enemigos más "de a pie" o explorando, conseguimos unos engranajes. Con los suficientes engranajes, podemos activar unos portales, que nos llevan a otra dimensión, llamada el ciberespacio.

En ella, hemos de superar pruebas inspiradas en escenarios clásicos de Sonic, como Green Hill o Chemical Plant

Estas pruebas sí serán contra reloj y se basan en el plataformeo puro y duro, a veces 2D y a veces 3D, pero siempre con ese aroma de los juegos originales.

Sonic Frontiers

Según lo que nos curremos el superar esas fases del ciberespacio (atrpando las monedas rojas, tardando poco tiempo, etc), conseguiremos un número de llaves. Y, ahora sí, con el número suficiente de llaves podremos ganar acceso a las diferentes Esmeraldas del Caos de cada isla.

Pero hay mucho, mucho más que hacer en cada isla. Por un lado, podemos conseguir items que nos den puntos de experiencia, los cuales podemos canjear por nuevas habilidades para Sonic, como un un combo demoledor... ¡o incluso lanzar ondas de energía al más puro estilo Dragon Ball!

Sigue la estela de Sonic con el Cyloop

Un movimiento nuevo y muy importante es el Cyloop: si pulsamos un botón, Sonic comenzará a dejar una estela. Si conseguimos cerrar un círculo con esa estela, todo lo que haya en su interior se verá afectado de alguna forma.

Así, si hay enemigos, todos recibirán daño simultáneamente, pero si hay un poste de control, este puede quedarse activado. Incluso podemos probar suerte y hacer un Cyloop en cualquier lado, para que broten anillos u otros items.

Los postes que hemos mencionado son muy importantes, porque al activarlos se van desvelando partes del mapa, de tal forma que podamos saber qué tipo de desafíos o recompensas nos esperan en cada zona. Además, soltarán unas semillas, que podemos canjear por mejoras de ataque o de defensa, según su color.

Aunque algunos de esos postes se activan simplemente con el Cyloop, otros nos proponen superar pruebas especiales de todo tipo. Aquí es donde viene uno de los grandes incentivos, pues hay más tipos de pruebas de los que se os puedan ocurrir.

Sonic Frontiers

En algunos casos, habrá que llegar corriendo a una zona antes de que se acabe el tiempo; en otros, pisar baldosas en un orden muy concreto; o puede que haya que hacer un parry (¡sí, ahora Sonic también hace parry!) a un proyectil... Hay montones de propuestas diferentes que dan un enfoque muy, muy variado al desarrollo y lo mejor es que lo hacemos en el orden que queramos.

Otra habilidad importante de Sonic es que podemos activar un turbo y mantenernos en "velocidad punta" al mantener un botón pulsado

Por supuesto, este turbo tiene una barra de duración y, si se agota, habrá que esperar un tiempo de recarga, pero el truco está en ir soltando de vez en cuando el botón para que se recargue un poco antes de que nos frenemos mucho y vayamos dando impulsos paulatinos.

Esto es crucial en algunas pruebas de los postes, pero también en las zonas del ciberespacio o en los combates con otros de los grandes momentos del juego: los guardianes. Se trata de robots grandotes, pero no TAN grandotes como los Titanes, por los que Sonic puede despacharlos "a pelo".

Sonic Frontiers

Aún así, suelen ser muy duros de pelear y requieren una dinámica de ataque muy precisa. En concreto, hay uno llamado Calamar que es realmente intenso y espectacular, pues hay que montarse sobre su estela y perseguirlo por toda la isla mientras esquivamos sus proyectiles.

Vencer a los guardianes nos proporcionará algunos de los items más valiosos, pero aún nos quedaban por mencionar dos.

No sin mis amigos

Por un lado, tenemos los recuerdos de personaje. En cada isla, será un personaje concreto el que esté atrapado y nos tocará buscar items relacionados con él: corazones para Amy, llaves inglesas para Tails... Con los suficientes, podremos ir vinculándolos algo más a nuestra dimensión, lo que junto a las Esmeraldas del Caos servirá para dar pie a esos combates contra los Titanes.

El otro ítem que nos faltaba por mencionar son las monedas moradas. Con las suficientes monedas, podemos activar un portal especial que nos permite... ¡irnos de pesca con Big the Cat!

Las pruebas de pesca son muy sencillas y consisten en pulsar un botón para lanzar el sedal y luego volverlo a pulsar en el momento justo cuando un pez muerda el anzuelo. Dependiendo del pez que consigamos (desde un pez espada hasta un pirañabot) podremos canjear tickets por recompensas: anillos, recuerdos de personaje, puntos de experiencia...

Aún nos queda otra actividad más: buscar a los Koco, unos pequeños seres oriundos de estas islas que parecen sacados de una película de Estudio Ghibli. Cuantos más obtengamos, más nos podrá ayudar un extraño Koco ermitaño que aparece en las diferentes islas.

Sonic Frontiers

Por último, hay un acontecimiento especial que sólo se da en ciertas noches, ya que el tiempo cambia dinámicamente: las lluvias de estrellas. Cuando estas suceden, todos los enemigos y objetos vuelven a aparecer donde estaban, pero ganamos acceso a una tragaperras que nos puede dar recompensas muy valiosas... al azar, claro.

Como veis, hay toneladas de tareas por cumplir y lo cierto es que, entre saltos, exploración y combates, es imposible aburrirse, porque siempre estamos haciendo algo o descubriendo nuevos desafíos y entornos. En ese sentido, tenemos que reconocer que nos ha sorprendido para bien.

El erizo riza el rizo

Algunos de los nuevos movimientos de Sonic, como el Cyloop o el turbo "medido", también sientan de lujo a la experiencia, del mismo modo que los combates contra algunos de los guardianes y los titanes son muy intensos.

Aún así, es cierto que, al menos en esta sesión de preview, hay algunas cosas que no nos acaban de convencer, como un apartado gráfico que es correctito, pero que acusa un popping enorme y, en general, cierta falta de detalle (y que conste que jugamos la preview en un PC a la última).

Tampoco acabamos de comulgar con el planteamiento musical. Las zonas del ciberespacio usan una música tecno muy cañera y molona (incluso con partes cantadas), al igual que los duelos con jefes, que apuestan por un metal que os hará hervir la sangre para bien.

Sin embargo, las zonas de exploración pura y dura usan unas melodías muy melancólicas y crepusculares, que por supuesto buscan emular esa sensación de "civilización perdida", pero que al menos a nosotros nos cortaban el rollo bastante. Es un contraste muy extraño, al igual que sucede con las pruebas: algunas molan mucho y otras no parecen pegar para un Sonic.

Sonic Frontiers

Pero os reconocemos una cosa: queremos seguir jugando. El concepto de minipruebas por aquí y por allá, el misterio de la trama (¿quién es ese personaje que se nos aparece? ¿qué pasó con esta civilización? ¿qué tajada sacará Eggman de todo esto?) y, en general, su variada dinámica funcionan mejor de lo que esperábamos e invitan a probar cositas sin parar.

Solo nos falta esperar hasta la fecha de lanzamiento del 8 de noviembre para ver si Sonic Frontiers consigue volver a colocar a la mascota de SEGA en ese Olimpo que tanto merece. Mientras, os ofreceremos una entrevista con Takashi Iizuka, responsable del proyecto en el Sonic Team. Estaremos preparados y con las zapatillas rojas puestas.

Y además