Botones traseros PS4
Reportaje

Botones traseros de PS4: análisis, precio y experiencia de uso del accesorio para el DualShock 4

Por Alberto Lloret
Probamos a fondo el nuevo accesorio de Sony para el DualShock 4, los llamados botones traseros (aunque el nombre oficial es "accesorio con botón trasero". Una "ampliación" del DualShock 4 que al estilo de los mandos Pro, añade dos botones más a la parte trasera del mando. Tras probarlos a fondo, llega el momento de dar nuestro veredicto: ¿merecen la pena? Aquí te damos la respuesta.

ACTUALIZACIÓN 14/02/2020: hoy llega a las tiendas los botones traseros del DualShock 4. Si estás interesado en este accesorio, rescatamos nuestro análisis para que sepas qué ofrece y qué puedes hacer y qué no con él.

Los botones traseros de PS4 llegaron a la redacción el pasado viernes, y os mostramos cómo fue nuestro primer contacto. Ahora, tras pasar todo el fin de semana jugando con ellos, llega el momento de dar nuestro veredicto final sobre este nuevo accesorio. ¿Merecen la pena los botones traseros del DualShock 4? ¿Son una opción a tener en cuenta?

Como podéis ver en el vídeo de abajo, no es la primera vez que Sony lanza un accesorio para el mando. En la anterior generación, con el auge del juego online y los chats de texto en muchos juegos, Sony lanzó un teclado que se acoplaba al DualShock 3... pero en esta ocasión, como vamos a ver en el análisis de los botones traseros del mando de PS4, la propuesta va más allá para incorporar cierta funcionalidad, hasta ahora, exclusiva de los mandos Pro como el Nacon Pro Revolution Controller 3.

eSwap Pro Controller, otro mando Pro... pero con módulos intercambiables

Para quien no lo sepa todavía, este nuevo accesorio de PS4 añade dos botones a la parte trasera de nuestro DualShock 4, ampliando la botonera disponible como hacen muchos mandos profesionales (Nacon Revolution Unlimited, etc.). Decimos botones, pero dada su longitud, y la amplitud de la zona en la que podemos pulsar, casi pueden ser consideradas palancas en sí mismas... aunque ni el tacto ni el recorrido es comparable al de las palancas vistas en otros mandos como el Elite Series 2. Son botones, con una zona de presión bastante amplia.

A diferencia de los mencionados mandos, el accesorio con botón trasero de PS4 (que es el nombre oficial que aparece en la caja) añade única y exclusivamente esos dos botones y la opción para configurar su uso. Es decir, no añade más características adicionales (no es posible, remapear el resto de botones), ni cuenta con un software que permita modificar el comportamiento de los sticks o añadir funciones. Es decir, este add-on lo que nos permite es  "duplicar" la función de dos botones en los botones del accesorio y configurarlo sobre la marcha, sin necesidad de consola u ordenador.

Botones traseros DualShock 4

Aunque hay algunas excepciones que veremos un poco más adelante, esto nos permite, por ejemplo, ubicar los botones L3 y R3 en los botones de la parte trasera para, por ejemplo, en un shooter poder correr sin necesidad de "hundir" el stick izquierdo. En un juego como Star Wars Jedi: Fallen Order, podemos poner algún botón que usamos con regularidad, como el bloqueo con L1, en una posición más cómoda (o fijar la cámara un enemigo, que normalmente se realiza con R3, o correr, que se realiza con L3).

Hay más ejemplos de la utilidad de los botones traseros de PS4, como ubicar en estos botones las manetas de cambio manual en los simuladores de velocidad como Gran Turismo Sport, apuntar con la mira y disparar en los shooters como Call of Duty Modern Warfare... Como hemos dicho, los usos pueden ser múltiples, y depende tanto del género, como de los gustos de cada uno.

Sólo existen sólo tres limitaciones al uso de estos botones que, para una gran mayoría de jugadores, serán anecdóticas. Los únicos botones que no se pueden asignar a los botones traseros del DualShock 4 son el botón PlayStation, Share y la pulsación del panel táctil. Quizá, el caso más molesto de todos, al menos para mí, es el del botón Share, ya que su ubicación "de serie" no es la óptima para capturar mientras juegas (y más en nuestro caso, de cara a los análisis) y haber tenido un acceso rápido en la parte posterior hubiera sido una mejoría notable. 

Y es algo doblemente incomprensible porque sí se puede asignar, por ejemplo, el botón Options (que casi siempre es para pausar y/o sacar el menú del juego) o incluso podemos optar por no darle uso al botón trasero o repetir dos veces el mismo botón. También se pueden asignar cualquiera de las cuatro direcciones de la cruceta, como si fueran un botón más del mando (como los tres botones L y R, X, Cuadrado, Círculo y Triángulo).

Como hemos adelantado, no hay software de ningún tipo, y toda la configuración se realiza desde el propio accesorio. Conectarlo es algo duro, sobre todo las primeras veces (va encajado a presión, al conector de auriculares y puerto EXT de la parte inferior), y puede dar la sensación de que nos estamos cargando el mando. Impresión errónea, principalmente porque el accesorio tiene una bisagra para poder acoplarse... Como decimos, con un mínimo de cuidado, romperlo es bastante complicado. Y una vez acoplado, será raro que lo vuelvas a sacar.

Una vez conectado, el accesorio no se mueve ni un milímetro. El "acople" debe hacerse con la consola y el mando apagado, y una vez en su sitio, podemos encender el mando para proceder a configurar los botones traseros de PS4, algo que es francamente sencillo y que no lleva ni un minuto.

Botones traseros DualShock 4

Como podéis ver en la imagen de arriba, el accesorio de los botones traseros de PS4 tiene en el centro una pantalla LCD circular, donde se muestra toda la información necesaria en el proceso. La mitad inferior de dicha pantalla es también un botón, con dos funciones. Si pulsamos la pantalla dos veces seguidas, relativamente rápido, vamos cambiando entre los tres perfiles que guarda en memoria. Así, por ejemplo, podemos tener un perfil por juego o género, o por jugador.

Una vez elegido el perfil, si mantenemos presionado el botón de la pantalla, iniciaremos el proceso de configuración de los botones: basta con pulsar el botón botón trasero que queremos configurar para que una suerte de ruleta nos vaya mostrando todos los botones (desde los L3-R3, a X, Cuadrado, Options...). Basta con dejar de pulsar el botón en cuestión cuando aparezca el que nos interesa asignar... y repetir el proceso con el segundo botón trasero. Una vez elegidos los dos botones, basta con volver a pulsar el botón de la pantalla para terminar la configuración de ese perfil. Sencillo, ¿verdad?

Si queremos configurar el resto de perfiles, basta con repetir el proceso... y si queremos restaurar los valores de fábrica, basta con presionar los dos botones traseros y el de la pantalla durante cinco segundos para hacer un "borrado" de la memoria de los perfiles. No tiene más misterio, ni más opciones. Es sencillo, rápido y directo. Y efectivo, porque los botones funcionan bien.

Cabe destacar que, en las pruebas con los botones traseros del DualShock 4 que hemos realizado, el consumo de batería es realmente marginal. La pantalla LCD se apaga muy, muy rápido (si pasan 4-5 segundos sin actividad, se apaga) y sólo se vuelve a encender si pulsamos el botón. Y el consumo por pulsar los botones es realmente bajo. Vamos, que no notaréis que la batería del DualShock 4 se agote mucho más rápido por tener el accesorio conectado.

Botones traseros DualShock 4

Pero, sin duda alguna, lo que más nos ha gustado es que son tremendamente cómodos. Primero, porque una vez acoplados, se quedan en una posición que realmente no interfieren ni con el agarre natural del mando, ni hacen que el mando sea más pesado. Segundo, porque los botones quedan en una posición y altura realmente cómodos, lo que sumado a su amplia zona de pulsación, facilitan que cualquier jugador encuentre una postura cómoda desde la que pulsarlos.

Por último, los botones traseros de PS4 también incluyen un conector para los auriculares, por lo que no pierdes la opción de conectar tus cascos gaming. Eso sí, se podía haber aprovechado la ocasión para introducir controles de volumen en el frontal del accesorio, ya que el frontal del accesorio es de lo más sencillo (una superficie de plástico mate, sin ningún tipo de detalle).

Botones traseros DualShock 4

Y así llegamos a nuestra opinión final sobre los botones traseros del DualShock 4. Desde el punto de vista de la funcionalidad, cumplen su cometido y los dos botones funcionan sin ningún tipo de problema o anomalía. No hay lag, ni retardo, ni nada... es como si pulsaras el botón original. El tacto de los nuevos botones traseros es agradable, con el recorrido justo y ofrecen una respuesta inmediata. Desde el punto de vista mecánico no se les puede reprochar nada, más allá de lo "duro" que puede resultar el acople inicial.

Desde el punto de vista funcional, sin duda alguna añaden un plus de comodidad a la hora de jugar. Cualquiera que haya jugado con un mando Pro, sabe que es difícil volver atrás, a un mando sin botones traseros. Esto es lo mismo. Una vez que los pruebas, es complicado pensar en volver a jugar sin ellos. Tener detrás dos botones extra de fácil acceso ayuda a que realizar ciertas acciones en algunos juegos y géneros, como los que hemos mencionado, resulte bastante más cómodo.

Ahora bien, si tenemos que sacarle algunas pegas, la primera es el precio. Los 29,99 euros del PVP pueden resultar un tanto elevados, y más si tenemos en cuenta que apenas hace un par de meses ha sido posible comprar un DualShock 4 por 36,99 euros (aunque su precio haya vuelto a la "normalidad", entre los 50-60 euros). Para ser "un periférico de un periférico", la percepción es que pueden ser algo caros.

Además, como ya he comentado a título puramente personal, he echado de menos no poder asignar el botón Share a estos botones traseros. Y puestos a pedir, ¿por qué no añadir 4 botones en lugar de dos? ¿O más funcionalidad, como guardar una macro o secuencia de pulsaciones? Supongo que muchas de estas opciones aumentarían la complejidad y dispararían el coste del periférico.

Botones traseros DualShock 4

Al margen de estas "quejas", y de que muchos usuarios se afirman que este accesorio llega muy al final del ciclo de vida de PS4 (aunque todo apunta a que el DualShock 4 será compatible con PS5), lo que es innegable es que los botones traseros de PS4 cumplen su función de maravilla, son muy cómodos y una vez que los pruebas, es difícil volver a jugar sin ellos. 

Otra cosa es que estés dispuesto a pagar lo que costarán el día del lanzamiento, es decir, el próximo 14 de febrero, o que te plantees porqué Sony ha hecho este movimiento ahora, con el lanzamiento de PS5 cada vez más cerca (¿quizá para ir preparando a los usuarios de cara al mando de PS5?), pero sin duda es un gran añadido, que consigue que jugar con el DualShock 4 resulte aún más cómodo. Quizá no sean para ti, o no encuentres su utilidad de primeras... pero cuando los pruebes te preguntarás porque los mandos no han incluido botones traseros antes.

Y además