Crítica comiquera de Black Adam: The Rock resucita a un Universo DC moribundo

Black Adam (2022)

The Rock ha conseguido lo imposible con Black Adam. Estamos delante del renacimiento del Universo DC.

Durante la premiere de Black Adam celebrada en Madrid, Dwayne Johnson dijo que "Esta película está hecha por y para los fans". Parecía la forma más sencilla y directa de ganarse el corazón del público que abarrotaba la sala del Cine Capitol. En mis oído, sonaba a marketing y demagogia. No compré su discurso. Luego, vi la película y, entonces, entendí lo que había dicho The Rock.

No me sorprende que el filme de Jaume Collet-Serra haya naufragado entre los críticos de cine. Apenas supera el cuarenta por ciento de aceptación en Rotten Tomatoes tras aglutinar cerca de ciento cincuenta reseñas. Honestamente, esta película no responde a los intereses de la prensa especializada. Solo responde a la necesidad de DC de rearmar su universo.

Dwayne Johnson se ha cansado de repetir que la jerarquía del DCEU iba a cambiar con esta película. Todos pensábamos que se refería a la consolidación de Teth-Adam como uno de los personajes más poderosos del universo compartido. Ahora que he visto la película, lo único que puedo decir y diré (no habrá spoilers en este texto) es que no se estaba refiriendo precisamente a eso.

Black Adam es una película bastante regulera en términos estrictamente cinematográficos. Mis compañeros ya analizaron su valor en la crítica. Posee una dirección plana y sencilla, sin grandes virtuosismos, y tiene un guion que es un cuadro, donde entras o no entras desde el principio, ya que su vehículo son las conveniencias narrativas que avanzan la historia.

Las fortalezas de la película de The Rock se sustentan, precisamente, en la propia trayectoria de Dwayne Johnson. Un personaje protagonista sólido y construido por y para él, una acción pulida, bien trabajada, estratosférica y apoteósica, y un montaje caótico y frenético que no te deja libre ni un solo segundo. Con Black Adam no puedes aburrirte. La película no te lo permite.

Sin embargo, a pesar de que la cinta te obliga a elegir entre la coherencia narrativa (que no existe) y la esencia pura del blockbuster palomitero (que edulcora todo el metraje), la verdadera astucia que ha tenido The Rock es lanzar su sueño superheroico, su producto de fábrica, con el envoltorio correcto. Señoras, señores... El Universo DC ha resucitado.

¡Llegó la hora del Renacimiento!

El estreno de Black Adam

Black Adam es el renacimiento del DC Extended Universe. No solo es la presentación y consolidación de un personaje tan interesante, poderoso e importante como el que interpreta The Rock, sino todas las miradas que atrae, cómo es tan consciente del universo al que pertenece y cómo se ha esforzado en unir los pocos puntos que la moribunda intertextualidad precedente le permite.

La presentación de la Sociedad de la Justicia de América se mueve a dos velocidades. Por un lado, tenemos la promesa casi palpable de que nos han arrojado a la cara sin miramientos una nueva franquicia. Y una muy interesante, por cierto. Por el otro, la llegada de la JSA establece un canon previo que puede servir como hoja de ruta al futuro de Warner Bros. Discovery.

Sus personajes, a pesar de ser arquetipos y centrar sus esfuerzos exclusivamente en Hawkman y Doctor Destino, tienen ese "puntito" Marvel Studios donde las interacciones se apoderan de las secuencias y la acción se distribuye con solvencia a medio camino entre la exposición de superpoderes en pantalla y el humor de los diálogos.

En cuanto a las conexiones que uno puede esperar entre Black Adam y el DCEU, son muchas, muy variadas y muy sorprendentes. Habréis leído muchas tonterías, rumores y teorías en Internet. Quizás alguna sea verdad, pero habrá otras que no. Hay espacio para la sorpresa. Y, sobre todo, hay una coherencia interna que se echaba de menos en el Universo DC.

The Rock se ha esforzado considerablemente en atraer las miradas de todo tipo de público. Él sabe perfectamente que tiene a una legión de fans colgada de la taquilla desde el primer día y a otros tantos amantes de los superhéroes. Sin embargo, hay mucho escéptico con el DCEU. Han sido muchos años de penurias, de esperar mucho y recompensarse con poco.

Pero ¿recordáis las palabras del actor durante la premiere de la película, las que he mencionado al inicio del artículo? Flashback. "Esta película está hecha por y para los fans", dijo. Os lo aseguro, Black Adam es un disfrute rotundo si vas con mentalidad de fan. No se le puede pedir nada más a la película, que no es lo mismo que exigir unas virtudes que no posee.

Los aspectos temáticos de 'Black Adam'

Los temas de Black Adam

Black Adam comienza siendo Tomb Raider, pasa a convertirse en La Momia, se transforma en Los Vengadores a mitad de metraje y acaba encontrando su propia personalidad durante el clímax de la película, en la parte más importante de su historia, cuando las pocas piezas engranadas mueven la rueda de madera quemada en la que se ha convertido su guion.

Sin embargo, hay varios aspectos temáticos realmente interesantes en este filme. El primero de ellos es el sorprendente abordaje que acomete Jaume Collet-Serra con respecto al conflicto de Oriente Medio. Nadie esperaría que Black Adam se tomara en serio una realidad política internacional como esa. Y lo hace, lo hace verdaderamente bien... a su manera.

Para ello, desarrollada con notable denuedo la creatividad de Kahndaq. Este país ficticio, gobernado por Black Adam desde tiempos inmemoriales, ha gozado de una representación en pantalla extraordinariamente bien trabajada. Es hermoso comprobar cómo el presente (tecnología) se agolpa con el pasado (ruinas), como si Kahndaq y Teth-Adam estuvieran destinados a ser lo mismo.

Kahndaq se ve como una especie de Atenas, pero en Oriente Medio. Hay innumerables ruinas mal conservadas salpicando un paisaje de pobreza moteado por la perturbadora presencia de una tecnología que parece provenir de fuera. Efectivamente, así es. Es en los invasores donde se realiza el ejercicio de paralelismo con la realidad de nuestro mundo.

Más allá de eso, esta es la historia de un héroe que no es un héroe, un villano que no es un villano. La contraposición del bien y el mal, la guillotina del maniqueísmo, podría haberse ejecutado con más brío. Hay cierta vaguedad en las formas, jugando con el eterno conflicto entre Black Adam y Hawkman, pero no queriendo desarrollar mucho más.

Amistad, amor, familia, respeto, tradición, cultura. Black Adam podría haber aprovechado muchas de las semillas que lanza al campo del guion, pero la trituradora de la acción y el deseo Dwayne Johnson por ofrecernos un espectáculo de golpes y porrazos como nunca antes habíamos visto en el DCEU terminan por asentar las bases de una película que funciona y no funciona, a partes iguales.

¿Qué habrá más allá de esta película?

VIDEO

Black Adam - Tráiler oficial 2

Como adaptación, exceptuando pequeños y ligeros cambios que se adecúan al concepto mismo, Black Adam no tienen ningún "pero". Todos los elementos que aparecen en los cómics, los importantes al menos, están ahí. Quizás te quedes con ganas de más, eso sí. La gestión del tiempo en pantalla y el reparto equitativo de presencia, esa no se la sabían.

En cuanto a qué podemos esperar del DCEU después de Black Adam... Bueno. Próximamente, se vienen las secuelas de Shazam y Aquaman y, tras éstas, el gran evento orquestado por Andy Muschietti en The Flash, si es que Ezra Miller se lo permite. Más allá de eso, luces, sombras y Matt Reeves con su universo independiente de The Batman.

No obstante, Black Adam ha probado que este universo estaba muerto, pero podía resucitarse. Con un par de pinceladas de color, unos cuantos objetos bien colocados, otras tantas tramas que se dejan pendientes, apariciones, menciones y easter eggs varios... Dwayne Johnson ha hecho que el DCEU vuelva a brillar con la luz que siempre debió tener y nunca debió apagar.

Warner Bros. Discovery tiene en Black Adam la posibilidad de convertirla en una especie de Iron Man (2008). Es decir, de aquí se pueden ramificar muchos otros arcos narrativos. Será decisión del estudio emplear sus energías en retomar un universo de superhéroes y consolidarlo o hacer una regresión y recuperar los "viejos tiempos" que hirieron de muerte al proyecto.

 

Desde luego, yo lo tengo claro. Si de aquí a unos años el DC Extended Universe ha logrado despegar, alzar el vuelo y mantenerse en lo alto, volveremos la vista atrás y encontraremos al hombre de negro. Dwayne Johnson lo ha conseguido. Black Adam lo ha conseguido. Maldita sea... ¡The Rock ha resucitado al Universo DC en una sola película!

Y además

Black Adam (2022)

Lanzamiento:

Argumento:

Black Adam es la nueva película de DC Entertainment centrada en el antagonista de ¡Shazam! y que servirá como un spin-off de este. Todavía se desconoce el argumento principal. La película estará protagonizada por Dwayne Johnson (Jumanji: Siguiente nivel, Fast & Furious: Hobbs & Shaw). La dirección de la cinta estará a cargo deJaume Colle...