Ir al contenido principal
Cobra kai
Reportaje

¿Cuánto saben realmente de karate los protagonistas de Cobra Kai?

¿Cuánto karate saben realmente los protagonistas de Cobra Kai? Repasamos los conocimientos marciales reales de varias de las estrellas de la serie secuela de Karate Kid que tantos éxitos ha cosechado desde su llegada a Netflix.

Cuando nos ponemos a ver series como Cobra Kai, o bien las películas de Karate Kid que precedieron a la serie, somos conscientes de que lo que vamos a ver son versiones altamente adulteradas de karate. Las licencias creativas que se toman los guionistas y coreógrafos a la hora de emular los combates de karate en la ahora serie de Netflix son un tema recurrente de conversación entre aquellos que sí practican este arte marcial.

A pesar de todo, sus protagonistas sí han recibido algo de formación, algunos más y otros menos, en combates de artes marciales, sean o no karate. Algunos tienen más solera y otros prácticamente saben dar patadas y poco más.

Hoy en HobbyConsolas vamos a averiguar cuánto saben de karate algunos protagonistas de Cobra Kai. Ya os avisamos que ninguno de ellos está registrado como arma letal.

El "baile" del karate

Cuando Ralph Macchio, quien da vida a Daniel LaRusso en Cobra Kai al igual que hizo en Karate Kid, fue preguntado por sus conocimientos, el actor no dudo en responder que eran mínimos. Macchio explicó que apenas tuvieron un par de semanas de entrenamiento coreográfico antes del rodaje de Karate Kid, y que no fue hasta Karate Kid II cuando pudo entrenar más en serio.  El actor rememora el hecho de que su formación en baile que tuvo cuando era más joven le sirvió de cara a aprenderse las coreografías de lucha de la película. Eso sí, admite que sus conocimientos actualmente no son mucho mejores.

Bastante más avanzado en ese aspecto está William Zabka, que interpreta al cañero Johnny Lawrence en Cobra Kai, retomando su icónico papel. Él sí que practicó karate hasta alcanzar el cinturón verde, que aproximadamente le deja a medio camino hacia el cinturón negro, aunque la obtención de los últimos cinturones lleva más tiempo que la de los primeros (gracias, seiya 1977). Esto le ha valido a Zabka cierto encasillamiento en otros papeles relacionados con el combate cuerpo a cuerpo, y ha hecho que el actor inculque ese amor por las artes marciales a sus hijos.

La práctica hace al maestro... o lo intenta

En lo referente a los "pupilos" de Lawrence y LaRusso en Cobra Kai, nos encontramos un poco de todo. Tenemos por ejemplo a Jacob Bertrand, que da vida a Halcón en la serie de Netflix. Bertrand tiene ocho años de experiencia practicando karate, habiendo llegado a cinturón morado antes de que sus intereses cambiasen. El joven actor vio su regreso a la práctica de este arte marcial cuando fue fichado para Cobra Kai, y admitió que el entrenamiento en el tatami le estaba refrescando muchas lecciones.

Primeras imágenes de Cobra Kai temporada 3

En un punto intermedio tenemos a Tanner Buchanan, quien interpreta a Robby Keen en Cobra Kai. El actor comentó con The Wrap que aprendió Taekwondo de pequeño y antes de fichar por Cobra Kai practicó Muay Thai durante el rodaje de Sucesor Designado en Canadá. El resto de entrenamiento lo ha recibido en la serie.

Uno de los protagonistas destacados de Cobra Kai es Xolo Maridueña, el joven actor que interpreta a Miguel Diaz. Y sin embargo es uno de los que menos formación en karate u otras artes marciales tiene. Maridueña asistió a karate en su infancia durante un año antes de dejarlo, por lo que cuando llegó a Cobra Kai había olvidado prácticamente todas sus lecciones. Ahora, con tres temporadas de la serie a sus espaldas, ya tiene más conocimientos a base de entrenamiento, pero no olvidemos que la formación que reciben los actores está muy enfocada a las coreografías.

Cobra Kai

Está claro que cualquiera que practique karate no va a ver lo mismo que ve sobre el tatami en una serie como Cobra Kai o en películas como Karate Kid. Lo que no sabríamos decir es si la serie se podría permitir ser más realista con la práctica de un karate más tradicional o si realmente necesita todas las licencias narrativas y coreográficas que se toma. ¿Qué opináis vosotros?

Y además