Sephiroth
Reportaje

Final Fantasy 7 - 11 momentos que no deberían faltar en el remake

Por Rafa Domínguez

¿Quién no ha soñado alguna vez con una carrera de chocobos en HD? Final Fantasy VII Remake promete rememorar los momentos más icónicos del videojuego que ha enganchado a generaciones desde hace 22 años, así que los repasamos contigo para abrir boca de lo que podría esperarnos en la nueva entrega. Gold Saucer, la mansión de Don Corneo, los vuelos en Viento Fuerte... ¿Con cuál te quedas?

Final Fantasy VII Remake es uno de los juegos más esperados de la historia. Durante años, hemos sido muchos los seguidores de la gran obra de Squaresoft los que poblábamos los foros de discusión, analizando y buscando nuevos secretos en el original de Final Fantasy VII que nos permitiesen revivir aquellos maravillosos momentos que recordamos con nostalgia. También han sido cientos de veces las que he fantaseado con la idea de revivir el juego como la primera vez, especialmente cuando algún amigo me cuenta que nunca lo ha jugado. Quién pudiera.

Ahora, después de la conferencia de Square en el E3 y de que nuestro compañero David Martínez lo catalogase como el mejor juego de la feria después de jugarlo, podemos decir que el remake de Final Fantasy 7 es más real que nunca. Se nos han ido olvidando las idas y venidas de los últimos años desde su anuncio e incluso los fanáticos escépticos que rechazábamos el nuevo sistema de combate hemos reculado ante la interesante propuesta — de la que todavía necesitamos más información para dar el visto bueno definitivo — que podéis ver en el vídeo que tenéis justo arriba.

Con la ilusión del joven que saltaba del tren hacia su misión como mercenario junto al grupo revolucionario Avalancha, nos hemos puesto a soñar: ¿cómo se verán los momentos más icónicos de Final Fantasy 7 en el remake? Todavía no podemos dar la respuesta a la pregunta, pero podemos alimentar nuestro hype con una buena dosis de recuerdos y nostalgia.

A partir de aquí encontrarás una retahíla de spoilers de Final Fantasy VII. Si todavía no lo has jugado — ¿qué narices has estado haciendo? — y no quieres destriparte el contenido, será mejor que huyas con la misma velocidad con la que Yuffie roba materia. Ya, que tampoco lo has entendido. ¡No sigas leyendo!

Final Fantasy 7 Remake

Gold Saucer y las carreras de chocobos

Cuando dijeron Final Fantasy VII Remake, Gold Saucer fue una de las primeras cosas que se vino a nuestra mente. Las atracciones, las carreras en moto, los descensos de snowboard, el complicadísimo simulador de combate, el tierno videojuego del Moguri, las representaciones teatrales... Cuando estabas agotado de perseguir a Sefirot o de escapar de las fuerzas de Shin-Ra, el parque de atracciones de Corel del Norte era el mejor lugar para un retiro espiritual.

Allí hemos pasado horas y horas de juego que también servían para descubrir más sobre los personajes que nos acompañaban, o incluso para obtener jugosos premios poniendo a prueba nuestro equipo y nuestras habilidades en el fascinante Battle Square. Gold Saucer es uno de los elementos más enriquecedores de contenido en FF7.

Final Fantasy VII

Ahora bien, ¿cómo será vivir todas estas experiencias en la calidad gráfica que han demostrado con los primeros gameplays? Si algún día, allá por el decimoséptimo disco, conseguimos llegar a Gold Saucer, será mejor que vayamos pidiendo las vacaciones en el trabajo con antelación para poder gritar eso de... "Muy bien, allévoy" (Psst, ¿ha colado?).

Los viajes en Viento Fuerte

Cuántas veces habremos buscado la banda sonora de Final Fantasy VII para sumergirnos una vez más en el recuerdo de sobrevolar el mapamundi en busca de secretos o, simplemente, para continuar la historia principal. No sé vosotros, pero un servidor se recuperaba de cualquier trago amargo que nos ofrecía la narrativa del juego (y que está por venir en este reportaje) sólo con subirse a bordo del Viento Fuerte. Con el capitán Cid a los mandos, el avión fue un punto clave para sentir la inmersión necesaria que nos conectase con todos los miembros del grupo, fuera quien fuese a quien eligiesemos para componer el trío de combate. ¿Os imagináis sobrevolando terrenos desérticos, largos bosques o montañas nevadas en FFVII Remake? Esperad, que tengo que recoger la baba del teclado.

Midgar Zolom y el rastro de Sefirot

Jamás olvidaremos las sensaciones que vivimos cuando nos enfrentamos por primera vez al Midgar Zolom. Éramos jovenes, inocentes y, sobre todo, inconscientes. Decidimos atravesar el pantano a pie para descubrir a la aterradora serpiente gigante que guardaba el paso. Por aquel entonces Internet no podía salvarte del atolladero, así que dependías de tu ingenio, de un amigo o, cómo no, de las antiquísimas guías de Hobby Consolas. Para atravesar esa zona custodiada por la temible criatura que se precipitaba sobre ti tan pronto como pusieras un pie dentro necesitabas montar en un Chocobo que la superase en velocidad.

Cuando conseguías atravesar el pantano sano y salvo gracias al ave insignia de la saga (a quien, por cierto, dejamos abandonada a la intemperie sin ningún escrúpulo), todavía quedaba una sorpresa: el rastro de Sefirot antes de llegar a Junon. La imagen de una gran serpiente empalada nos pilló de sorpresa y un escalofrío recorrió nuestra espalda. Sefirot prometía ser uno de los villanos más temibles a los que nos habíamos enfrentado.

Es por ello que podemos considerarlo como uno de los momentos más violentos de Final Fantasy VII y, desde luego, será interesante ver cuál es la propuesta de Square Enix para recrear la grotesca escena y el enfrentamiento con el Midgar Zolom.

La verdadera historia de Seto, el padre de Red XIII

La historia de Nanaki a.k.a. Red XIII en Cañón Cosmo es otro de los momentos más icónicos de Final Fantasy 7. Esta parte de la historia lo tiene todo: uno de los temas más queridos por los fans, la trascendencia narrativa de Bugenhagen y sus enseñanzas en el planetario, nuevas mecánicas de combate contra Nattak Gi, el jefe final de la zona; y, sobre todo, la gran sorpresa de Red XIII al descubrir la verdadera historia de su padre, Seto, y su leyenda.

"The Great Warrior", el tema que acompaña a la escena y que podéis escuchar aquí arriba, es la guinda del pastel a una de las revelaciones más épicas que demuestra la fascinante profundiad de los personajes del juego. Seto dio su vida por salvar a su pueblo enfrentándose y frenando a la tribu Gi en solitario, para después caer en el olvido como un supuesto cobarde que los había abandonado.

Esta es, a la fuerza, una de nuestras escenas favoritas: una lágrima cae de los ojos de la figura petrificada de Seto cuando Nanaki se encuentra con él, con el padre a quien rechazaba, y se sienta a su lado una última vez para aullar ante la luz de la luna llena. Me estoy emocionando y todavía no hemos llegado al remake; buena me espera.

Red XIII y Seto

La Mansión de Don Corneo

Tetsuya Nomura ha confirmado que Cloud se vestirá de mujer en el remake y que los acontecimientos posteriores seguirán el curso natural que marca el original. Dicho esto, estamos ante una de las situaciones más controvertidas para su adaptación a la actualidad, dado que un mínimo traspiés corre el riesgo de poner en jaque la integridad del mensaje a transmitir.

Recordemos que Cloud, con la ayuda de Aeris, se viste como una mujer para captar la atención del repugnante mafioso Don Corneo y así poder entrar en su mansión para salvar a Tifa, a quien ha "capturado" para sus propios intereses. La escena de los tres en su habitación avisándole de lo que pretenden hacer con él promete no tener precio.

La Mansión Shin-Ra y el incendio de Sefirot

Éste es, sin lugar a dudas, uno de los momentos más épicos de la historia de los videojuegos. Se ha usado para la promoción del remake y no es para menos: Sefirot, envuelto en un mar de llamas, se vuelve hacia la cámara portando su descomunal katana Masamune con una mirada que no necesita explicaciones.

Su anagnórisis arranca la trama; el SOLDADO de mayor rango del ejército de Shin-Ra descubre que es fruto de un experimento del malvado Hojo con células de Jénova con el objetivo de crear al mayor guerrero que jamás haya conocido el planeta. La locura se apodera de él y trata de reducir Nibelheim, la ciudad natal de Cloud, a cenizas. La imagen de Sefirot caminando impávido entre las llamas del pueblo que acaba de arrasar, con su largo cabello plateado ondeando mientras la banda sonora nos golpea de fondo... Si no se te erizan los pelos no tienes corazón.

Final Fantasy VII Remake nuevos datos

Eso sí: visto lo visto, ya podría haberse quedado Hojo en las playas de Costa del Sol cogiendo un poco de moreno, que falta le hace.

Las Armas emergiendo del Planeta

"Vale, esto no me lo esperaba". Esas debieron de ser nuestras palabras cuando vimos a las colosales criaturas que emergían del Planeta y que eran su último recurso defensivo para acabar con toda amenaza viviente sobre la superficie terrestre. Las cinemáticas con las que nos las presentan prometen ser de lo más esperado del remake de FF7.

Final Fantasy VII

Son cinco los temibles monstruos sacados de una pesadilla japonesa los que emergen del Cráter del Norte: Diamante, Esmeralda, Rubí, Zafiro y, cómo no, Arma Última.

Arma Esmeralda y Arma Rubí son el mayor desafío de Final Fantasy VII, por si sus presentaciones sabían a poco. A pesar de que no juegan ningún papel trascendental y su derrota no es necesaria para finalizar la historia principal del juego (a diferencia de Arma Diamante y Arma Última), componen los enfrentamientos más complicados del juego y nos pueden otorgar recompensas de lo más interesantes. Ya podéis farmear niveles y buscar todas las invocaciones posibles, que falta os van a hacer.

El pasado de Cloud y la historia de Zack

Cómo íbamos a olvidarnos de ese momento que marca un antes y un después en Final Fantasy VII. Al escapar de Midgar se abre ante nosotros un vasto mundo para explorar con infinitas posibilidades. Todavía recuerdo lo entusiasmado que estaba ante todo lo que podía ocurrir en ese mundo que recorríamos corriendo.

Volviendo al tema: en nuestra primera parada, la ciudad de Kalm, "nuestra fiesta nos espera arriba", como muchos recordaréis. De fiesta no tenía mucho, pero estábamos a punto de revivir el pasado del protagonista, Cloud Strife, y de descubrir junto a su confusión la dramática historia de Zack Fair, el SOLDADO de Primera Clase compañero de Sefirot.

Cloud hizo suyos gran parte de los recuerdos de Zack después de que éste diese su vida para salvarlo en su regreso a Midgar, lo que introdujo a Cloud en una terrible confusión sobre su propia identidad. Podremos descubrir más sobre el pasado de Cloud gracias a Tifa, así como del de Zack si acudimos a la aldea de Gongaga en la que podremos hablar con sus padres.

Puede ser espectacular la reconstrucción del Reactor de Mako de Nibelheim, así como el enfrentamiento con el Dragón y la posibilidad de manejar al mismísimo Sefirot en el remake. Este punto nos lleva directamente al siguiente momento icónico de Final Fantasy VII.

El subconsciente de Cloud y la Corriente Vital

Después del ataque de Arma Última en Mideel, se abre una brecha en el planeta que conecta directamente con la Corriente Vital a donde van a parar Cloud y Tifa. El estado de confusión en el que se encuentra Cloud, totalmente perdido en su subconsciente por su traumático pasado y los experimentos a los que había sido sometido, hace que tomemos los mandos de Tifa, con quien tendremos que guiar a Cloud a través de sus propios recuerdos.

Luce tu amor por FFVII con esta espectacular figura Kai de Cloud

Recuerdo este momento como uno de los más enrevesados e incómodos del juego junto al Templo de los Ancianos. La ya famosa traducción no fue de gran ayuda, pero el remake de Final Fantasy VII puede ofrecernos un viaje de lo más interesante a la mente del líder del grupo. ¿Cómo representarán la Corriente Vital?

La muerte de Aeris

Muchos amantes de los videojuegos derramaron su primera lágrima ante la consola con la muerte de Aeris. Un desenlace desolador, inesperado y tan súbito como la forma en la que Sefirot atraviesa con su espada la última vida de los Ancianos. Ninguno veíamos venir que un personaje tan importante para la historia tendría un final tan desgarrador, acompañado por una melodía que alimenta todavía más el drama.

aeris,

La chica de las flores, la inocencia, la calma, la sabiduría y la misma vida caían ante las manos de nuestro mayor enemigo, delante de nuestros ojos y sin que pudiésemos hacer nada.

El enfrentamiento final con Sefirot y el omnilátigo

Rasgando las cuerdas de los instrumentos con los que se compuso casi tanto como nuestros nervios, el enfrentamiento final contra Sefirot Dios mientras suena la terrorífica melodía de "One Winged Angel", el ángel de una sola ala, es de lo más memorable a lo que nos hayamos enfrentado jamás delante de una consola.

La Super Nova, las diferentes formas que adopta durante el combate y, cómo no, la espectacular resolución uno contra uno, Sefirot contra Cloud, en ese combate prometido que se salda con la espectacular ejecución del Omnilátigo, el último límite de Nivel 4. El día que podamos disfrutar de este combate con el nuevo sistema, a pesar de mi predilección por lo clásico, se habrá cerrado el círculo.

Sefirot (Final Fantasy VII)

Nos dejamos muchos momentos en el tintero: el Tower Defense de Fuerte Cóndor, el ataque de Arma Diamante a Midgar o el de Arma Zafiro a Junon, las excavaciones arqueológicas de Ciudad Huesos, el asesinato de Tseng en el Templo de los Ancianos, el planetario de Bugenhagen, el rapto de Aeris por Los Turcos, el desfile de tropas en Junon, la historia de Barret y Dyne, el enfrentamiento a tortazo limpio entre Tifa y Escarlata y otros muchos más.

Os dejamos, que ya nos toca comenzar la partida de este año de FF7 para que la espera hasta el lanzamiento de Final Fantasy VII Remake se haga más corta. Esta vez, nuestro equipo estará formado por Cloud, Yuffie y Vincent; ¿cuál era vuestra composición favorita?. ¡Esperamos vuestros comentarios!

Y además