HP Omen
Reportaje

La importancia de la potencia y un buen monitor en los shooter

Por Redacción Hobby Consolas

En la competición, todos los segundos son vitales. Perder de vista el objetivo supone, seguramente, la derrota. Por eso, hay que buscar competir con las mejores herramientas y HP, tras la presentación de su familia OMEN, se está asegurando de que eso sea así. 

OMEN es el nombre que recibe la familia gaming de HP y que incluye desde equipos portátiles, hasta sobremesas y un híbrido que resulta ideal para la realidad virtual.

Potencia a un precio contenido y con una buena estética son las señas de identidad de OMEN by HP y, además, todo ello se combina con un ecosistema de periféricos y monitores para hacer las delicias de los jugones que quieran experimentar la competición (o el juego a la máxima calidad) dentro del ecosistema de una sola marca.

¿La potencia no lo es todo?

Uno de los PC gaming de Omen es el OMEN by HP 880, un ordenador de escritorio, o de sobremesa, que se ha renovado profundamente para ofrecer una estética más agresiva y una potencia muy superior a la de la serie del año pasado.

Nos encontramos equipos que montan lo último de AMD e Intel en cuestión de procesadores, pero también de tarjetas gráficas, donde a esta ecuación se le suma Nvidia. HP quiere que sus OMEN sean sinónimo de eSports y juego al máximo nivel y, por eso, apoyan diferentes competiciones de League of Legends y Overwatch.

Cómo limpiar un PC de sobremesa paso a paso

Uno de los juegos más populares en los eSports (y por cualquiera de nosotros en casa) es Counter Strike: Global Offensive, el veterano shooter de Valve que requiere de potencia gráfica para ejecutarse a una resolución y tasa de frames adecuada.

Hemos tenido entre manos el OMEN by HP con procesador i7-7700K, 32 GB de memoria RAM DDR4 a 2400 MHz y la gráfica Nvidia GTX 1080 de 8 GB. Este equipo es capaz de mover CS:GO casi siempre por encima de los 250 frames por segundo en configuración máxima.

Sin embargo, no todo es potencia gráfica en el PC, también necesitamos un monitor a la altura para poder aprovechar la tasa de frames que nos da nuestra GPU y CPU y jugar, así, en las mejores condiciones. Por eso, un buen aliado del juego competitivo es un monitor como el OMEN 25.

Familia de monitores OMEN en Amazon

Se trata de un monitor de 24,5 pulgadas con resolución FullHD y panel TN que da una respuesta de tan sólo un milisegundo. Además, cuenta con una tasa de refresco de 144 Hz para garantizar el juego fluido y, como detalle, un soporte para dejar los auriculares.

Rendimiento en shooters

La combinación entre los componentes del PC y el rendimiento de los mismos con un monitor que cuente con una tasa de refresco adecuada, permite disfrutar de los shooters y ser mejores que el rival. Claro está, no por tener las mejores piezas vamos a jugar mejor, pero sí de forma más agradable.

Y es que, en un shooter competitivo como Counter Strike: Global Offensive, piedra angular de muchos grandes torneos de deportes electrónicos, la velocidad a la que se mueve el juego es esencial. 

HP Omen

Se trata de un shooter en primera persona que consta de dos fases dentro de las partidas competitivas. La primera consiste en desplegarse, generalmente yendo en equipo, hasta que se contacta con el equipo rival. Cuando esto sucede, sólo la precisión del jugador y la rapidez de reflejos permite salir victorioso.

En este punto entra en juego la potencia del equipo y el monitor. Cuanta más elevada sea la tasa de frames por segundo, con más suavidad se mueve la imagen. Esto es algo que depende directamente tanto de la tasa de refresco del monitor, como de la unión entre CPU, GPU y, en última instancia, la memoria RAM.

Un monitor con una tasa de refresco de 144 Hz es fundamental para disfrutar de los juegos competitivos en general, pero al que se le saca muchísimo partido en títulos como Counter Strike: Global Offensive en particular.

Os dejamos un gameplay de CS:GO en el OMEN by HP 880 para que veáis cuál es el rendimiento del PC con todos los efectos activados y resolución 1080p:

Como podéis ver, el procesador se mantiene entorno a los 60º con la tasa de frames desbloqueada. Es una auténtica barbaridad, pero CS:GO va, casi todo el tiempo, a más de 200 frames por segundo. También os hemos dejado en el vídeo la carga tanto de CPU, como de GPU para que veáis cuánto ''pide'' el juego de esos dos componentes en el OMEN by HP 880.

En la parte superior izquierda de la pantalla podéis comprobar la carga de la CPU, de la GPU, la temperatura de ambos componentes y, sobre todo, la tasa de frames por segundo de CS:GO a la máxima calidad a resolución 1080p. 

Familia de periféricos OMEN

En un panel con resolución 1440p, el equipo se seguiría manteniendo por encima de los 144 frames por segundo que son capaces de dar las pantallas OMEN. Y es que, una alta tasa de frames va unida a una mejor experiencia de juego y, al final, a disfrutar más los momentos en los que competimos, ya sea para divertirnos... o para ganar.

HobbyConsolas para HP.