Ir al contenido principal
Diablo Immortal
Reportaje

Impresiones de Diablo Immortal tras haberlo jugado en la Blizzcon 2019

Diablo Immortal, el spin-off de la saga de rol, también ha estado en la Blizzcon 2019 y hemos querido darle una oportunidad, jugarlo y contaros lo que nos ha parecido este título móvil.

La saga Diablo ha sido el pilar base de esta Blizzcon 2019, sin olvidar a Overwatch, por supuesto. El anuncio de Diablo IV para PS4, Xbox One y PC fue aclamado por todo el mundo, puesto que era un título muy esperado por los fans de la franquicia de rol.

La Blizzcon 2019 ha sido todo un éxito gracias a sus anuncios, algo que contrasta bastante con la percepción que se tuvo sobre la pasada edición. En 2018 muchos fans quedaron decepcionados ante la falta de un Diablo nuevo que perteneciese a la rama principal de la saga. La revelación de Diablo Immortal canalizó esa frustración y el juego no salió bien parado. Ahora, un año después, hemos podido jugar a Diablo Immortal bajo un prisma más amplio. Os contamos lo que nos ha parecido este título desarrollado por Blizzard y NetErase Games.

¿Buscas una pantalla barata para jugar en tu cuarto? Aquí tienes los monitores mejor valorados

Diablo Immortal fue criticado duramente por razones que no llegaban a ser del todo justas con el título. Ahora que ya ha sido anunciada la vuelta de Diablo con esta cuarta entrega, Diablo Immortal tiene la oportunidad de recuperar una buena imagen que se vio manchada por factores, que muchas veces resultaron ajenos a él. Aún sin fecha de lanzamiento oficial, pero con la preinscripción ya activada, nos ha resultado muy difícil no querer comprobar por nuestra propia mano, cómo es este Diablo Immortal. Una vez probada su propuesta, podemos decir que este título tiene un gran futuro en el mercado móvil.

Diablo Immortal

La demo que hemos tenido la suerte de jugar contaba con una duración de unos 15 minutos aproximadamente. No terminaba cuando completabas una determinada misión, sino que tenía un límite de tiempo en el que podías dedicarte a lo que más o menos quisieras. Hemos jugado dos veces, para poder empaparnos bien con todo lo que nos podía ofrecer. La primera de ellas ha sido en un Ipad Pro de 12 pulgadas y la segunda vez en un iPhone XR. Por lo tanto, lo primero que hemos notado es la calidad gráfica con la que contaba este título. Diablo Immortal se ve muy bien y es de lo mejorcito que se va a poder encontrar en el mercado. Por supuesto, los dispositivos en los que hemos jugado han ayudado, pero a grandes rasgos, no se espera que este buen despliegue visual se reduzca drásticamente en otros dispositivos. 

Impresiones de Diablo IV desde la Blizzcon 2019

La estética es colorida, algo que contrasta con lo que comentábamos con Diablo IV, que ha tornado su dirección artística hacia algo más tenebroso. En este caso, la paleta cromática nos recuerda a Diablo III y es que, salvando las distancias, Diablo Immortal podría llegar a ser un Diablo III en versión móvil. La resolución de ambas pantallas permite sacar un mejor partido al desarrollo gráfico del título ya que son más pequeñas y aglutinan una mayor calidad. 

Con los aspectos más técnicos hemos tenido algún que otro problema. El popping ha hecho su aparición en la versión de iPhone, ya que algunos árboles y elementos del entorno aparecían súbitamente. No han sido muchos, pero nos ha aparecido importante remarcarlo. En tablet hemos tenido un problema de sonido en el que este se saturaba mucho, pero que achacamos a un bug aislado, por lo que tampoco le hemos dado muchas más vueltas. Suponemos que la versión completa acabará puliendo esos detalles.

Diablo Immortal

Por otra parte la fluidez ha sido prácticamente impecable y no hemos notado drop frames alarmantes ni en los momentos en los que había mayor concentración de enemigos, ni donde hemos coincidido con otros jugadores. Esto, una vez más, suponemos que dependerá de la calidad del dispositivo y habrá que ver cómo se optimiza el juego en cada uno de ellos. Por lo menos, en la versión que hemos probado, no podemos poner muchas pegas. Pero ya basta de hablar de estos aspectos. ¿Qué es lo que hemos visto en Diablo Immortal?

Adictivo, completo y prometedor

Para poner un poco en contexto a este juego, Diablo Immortal se ambienta entre Diablo II y Diablo III. La historia de este spin off encuentra su sitio entre los eventos en los que Baal corrompía la Piedra del Mundo y la estrella caída sobre Nueva Tristán. En este lío es donde se establece la trama. En la demo hemos visitado Wortham, un pueblo de pescadores y el cementerio de Ashwold.

Para comenzar la aventura teníamos a nuestra disposición varias clases de las seis que componen el juego (Monje, Bárbaro , Cazador de Demonios, Mago, Cruzado y Nigromante). Nosotros nos hemos decantado por el Monje y por, en este caso, la Cazadora de demonios

Diablo Immortal

Una vez escogida la clase, en seguida se nos han presentado los ataques básicos de nuestro personaje y las cuatro habilidades que venían de serie. La Cazadora de demonios estaba versada en el combate a media-larga distancia gracias al uso de ballestas. Sus habilidades pasaban por una lluvia de proyectiles, un cañonazo o un barrido circular letal, pero según hemos subido de nivel hemos podido desbloquear una nueva habilidad e incorporarla sustituyéndola por otra. Esta era la más vistosa debido a que lanzaba un arpón hacía el cielo y ejecutaba una habilidosa pirueta en aire mientras abría fuego contra los enemigos.

Por otro lado, el Monje se centraba en el combate cuerpo a cuerpo y su arsenal de movimientos se basaba en potentes ataques físicos que causaban daño en área. El estilo más fluido de este luchador aprovechaba mejor la jugabilidad en comparación con la Cazadora de demonios, puesto que podías ejecutar diferentes combos que maximizaban el daño del personaje. Ambos han resultado muy divertidos, algo que habla bien de las diferentes opciones y experiencias de juego que podremos vivir, al fin y al cabo es un juego de rol. El sello de la saga se aprecia y eso es sinónimo de adicción por acabar con todas las criaturas posibles. La pena es que no hemos podido sacar partido apenas al multijugador ya que nos hemos encontrado con pocos jugadores en nuestra partida. 

Diablo Immortal

En esta prueba hemos accedido a las ranuras de inventario y al árbol de progreso, aunque tampoco lo hemos aprovechado muchos, ya que solo desbloqueábamos una habilidad y los objetos que hemos encontrado no daban lugar a mucha interacción a la hora de equiparlos. Pese a ello, todos estos menús están muy bien detallados y no resultan nada intimidantes.

Nos hemos movido por un tétrico mapeado abierto, pero confeccionado para que en algunos momentos sea más pasillero. El entorno lucía muy bien y esa saturación propia de Diablo III en móvil se agradecía bastante. 

Control táctil intuitivo y adaptado

Diablo Immortal sacrifica algunos puntos de la saga, pero estamos hablando de un juego para dispositivos móviles. No es el caso del control, un aspecto que nos ha causado una buena primera impresión. Como decíamos, el traslado de juegos como Diablo a móviles, no siempre resulta sencillo, pero aquí le damos un punto a favor. Es intuitivo, sencillo y no entorpece las mecánicas que tanto hemos visto en otros Diablo. 

Diablo Immortal

En la parte izquierda de la pantalla tenemos el joystick de movimiento y en la derecha los diferentes botones de habilidades y ataques. En esta última parte también encontramos un botón para las pociones y otro para interactuar con los personajes y entorno (aunque también podemos hacerlo pulsando directamente sobre ellos). Además, se podía equipar un objeto dropeado directamente pulsando su icono, algo que favorece la fluidez del título, aunque también es posible acceder a la ranura de inventario, que está situada arriba a la derecha.

El uso de las habilidades también requiere, en algunos casos, un control. En este caso, la Cazadora de Demonios nos ha servido estupendamente para comprobar cómo era el sistema de apuntado y el veredicto ha sido muy positivo. En algún momento errábamos algún disparo, pero eso era más fruto de habilidad que de problemas en el control. 

Diablo Immortal merece ser considerado

Debemos olvidarnos de la polémica en la que este juego se vio envuelto. Diablo Immortal cuenta con mucho potencial y la gran mayoría de aspectos están muy bien conseguidos. Recomendamos darle una oportunidad cuando salga, ya que bajo nuestro punto de vista, podría convertirse en uno de los juegos móviles más punteros y divertidos que existen actualmente. La saga nos cabe en la palma de la mano y es una oportunidad de jugar a Diablo donde queramos (no nos olvidamos de Switch). Como siempre, esperaremos a ver todas la versiones optimizadas disponibles, pero Diablo Immortal aspira a dominar el mercado móvil. 

Y además