Procesador Intel Core i5 en placa base

Te vamos a contar cuáles son los mejores procesadores para jugar que puedes comprar ahora mismo si lo que buscas es potencia de sobra. No son los más caros, ya que hay procesadores extremos que no son igual de efectivos para 'gaming', pero sí son algunos de los TOP para disfrutar de los videojuegos.

La batalla entre AMD e Intel está más viva que nunca. Hace unos días os contamos cuáles eran los mejores procesadores para jugar y os dimos un poco de perspectiva en esta lucha entre los gigantes de las CPU. Ahora, sin embargo, te vamos a hablar en profundidad de modelos concretos si quieres potencia máxima.

A continuación te presento mi top 5 de procesadores gaming, los cuales son altamente recomendados por su potencia y versatilidad. Esta lista está pensada con el funcionamiento multihilo en mente, y no es representativo de su potencia individual por núcleo. 

Tampoco he añadido los múltiples procesadores de cada familia, ya que por ejemplo Intel es experta en lanzar varios tipos de procesadores de una misma generación: uno con gráfica integrada, otro sin ella, otro para overclocking, otro base... 

AMD, por contra, es mucho más sencillo y nos ofrece todo en prácticamente todos sus procesadores sin necesidad de pagar extra.

Renovación gaming completa en next@acer: nuevos portátiles potentes, monitores y mucho más

Intel Core i9-12900K

Estamos ante la bestia número uno de Intel. Este ha sido superado por el Intel i9 12900KS, una versión del original más potente y que es capaz de alcanzar los 5,5 Mhz. en dos de sus núcleos. 

Sin embargo, vamos a quedarnos con el original, el cual nos permitirá utilizar cualquier tarjeta gráfica del mercado, incluso por duplicado, y sacarle el mayor rendimiento posible. 

La letra K nos indica que podremos hacer overclocking e impulsar un poco más su velocidad, lo que conlleva un aumento de temperatura considerable que hace que necesitemos una refrigeración muy buena.

El uso de este procesador va a suponer una gran inversión, especialmente si tu objetivo es renovar, ya que te obligará a cambiar la placa base por un modelo Z690. Esta generación estrena el zócalo LGA 1700, el cual se puede utilizar memoria RAM DDR4 o DDR5 (ojo a esto porque una vez hemos escogido no hay vuelta atrás, la DDR5 no es compatible con la DDR4 y viceversa).

Ryzen 9 5950X

Uno de los mejores procesadores que podemos encontrar en AMD sin entrar en su línea profesional Threadripper. Con sus 16 núcleos es un procesador que puede realizar perfectamente todas las tareas gaming e incluso las profesionales, algo que es mucho más complicado de encontrar en Intel.

Por si esto fuera poco, si ya tienes un procesador de la compañía con zócalo AM4 no va a suponer mucha inversión porque siguen siendo compatibles. Te asegura que vas a poder utilizar cualquier gráfica actual y sacarle el mayor rendimiento posible.

Intel Core i7-12700K

Se trata de otro de los procesadores de 12ª generación de Intel que mejores resultados está dando. Sin llegar a la potencia de su hermano mayor, el i7-12700K va a permitir sacarle lo máximo a cualquier gráfica del mercado, pero con un precio bastante más asequible.

Ryzen 9 5900X

 Esto se debe a que está orientado más hacia un consumo doméstico y pesado, como son los juegos, que su hermano mayor. La diferencia la verás claramente en su número de núcleos e hilos, teniendo este 12/24 y el 5950X llegando a los 16/32.

Esto lo hace una opción mejor para los jugadores ya que nos permitirá disfrutar al máximo de cualquier gráfica del mercado, por potente que sea, sin tener que pagar el extra del uso profesional.

Intel Core i5-12600K

Es el último de nuestro top 5, y como es de esperar, también es el menos potente de todos los anteriormente citados. Esto no quiere decir que vaya a ser mal procesador ni mucho menos. Me gustaría recordar que todavía es el Top 5 de procesadores más potentes.

Como el resto de la lista, es capaz de aprovechar prácticamente al máximo cualquier gráfica de mercado y ofrece un rendimiento brutal en materia de videojuegos, teniendo los mismos problemas que la nueva generación de procesadores de Intel en materia de inversión si venimos de zócalos anteriores.

Y además