Ir al contenido principal
Bill Foster, Laurence Fishburne en Ant-Man y la Avispa
Reportaje

¿Quién es Bill Foster, Laurence Fishburne en Ant-Man y la Avispa?

Bill Foster es el personaje de Laurence Fishburne en Ant-Man y la Avispa. Pero, ¿sabéis quién es Foster? Entre otras cosas, os adelantamos que se trata de un secundario importante del Hombre Hormiga, Los Vengadores y Marvel Comics.

Uno de los nombres más importantes de Ant-Man y La Avispa es precisamente el del actor Laurence Fishburne. Quien interpretara a Morfeo en Matrix y a Perry White en Batman v Supermansalta a las películas de Marvel Studios para interpretar a un superhéroe. Aunque, eso sí, su versión del personaje es un poco diferente de la de los cómics.

En Ant-man y La Avispa, Laurence Fishburne encarna al profesor Bill Foster, el otro gran secundario de lujo de la película junto a la Janet Van Dyne de Michelle Pfeiffer. En la película de Peyton Reed, se nos presenta a Foster como un viejo colaborador y colega de Hank Pym en sus estudios de la tecnología, detrás de las Partículas Pym (fuente de los poderes de alteración de masa del traje del Hombre Hormiga, La Avispa y Chaqueta Amarilla). De hecho, ellos son los padres del proyecto Goliath

De acuerdo con la trama de la cinta, Foster es uno de los colaboradores más antiguos de Pym, pero también una baza importante en el estudio del Mundo Cuántico. Su papel en la historia, sin ahondar en detalles, llega a ser capital para entender el planteamiento del rescate de Janet y los inventos a los que se recurrirá para intentar traerla de vuelta. Esto, como os podéis imaginar, lo convertirá en una persona de interés para el Fantasma, la villana de la película, de la cual os hemos hablado hace poco. 

¿No has leído ya la crítica de Ant-Man y La Avispa? ¿Y a qué esperas?

Y hasta aquí os contamos de la trascendencia de Bill Foster en Ant-Man y La Avispa. No obstante, en los siguientes párrafos os contamos, escuetamente, quién es este personaje en los cómics y cuál es su relación con el Hombre Hormiga de Marvel.

De asistente a héroe

Como ya os contamos en la crítica comiquera de Ant-Man y La Avispa, Bill Foster es un personaje que está ligado intrínsecamente a la mitología del Hombre Hormiga, de los Vengadores y de Marvel, en general. Como Hank Pym, se trata de uno de los personajes de la Edad de Plata de la Casa de las Ideas, habiendo surgido en los cómics durante los años 60.

Bill Foster apareció por vez primera en The Avengers #32, publicado en septiembre de 1966. Originalmente, era un bioquímico de origen afroamericano que trabajaba para Stark, pero que fue contratado por Hank Pym como ayudante para trabajar juntos en su laboratorio, estudiando las Partículas Pym y otros proyectos, como un complicado sistema de realidad virtual e IA, que se revelaría décadas después en los cómics. 

Gracias a esta relación laboral, Foster logró hacerse con una importante dosis de Partículas Pym, que le permitían emular al Hombre Gigante y a Goliath (otros dos alter egos de Pym), creciendo en masa y ganando en el proceso bastante fuerza. Armado con estos nuevos poderes, se convirtió en el Goliath Negro y luchó junto a Luke Cage contra el crimen en su debut como superhéroe, que se narró en Luke Cage, Power Man #24 (1975). 

Tras una breve carrera por su cuenta y un escarceo con Los Defensores, Foster colaboró con Los Vengadores de la Costa Oeste en los 80, ya bajo el alias de Hombre Gigante. Poco después, hubo de dejar este rol, debido a que contrajo cáncer. De ahí que pasara temporalmente a la reserva, ejerciendo únicamente como consultor y genio científico aliado de Los Vengadores.

Consigue el clásico Civil War en un único tomo, en una edición integral de lujo

A principios de los 2000, fue rescatado para las aventuras de superhéroes, recuperando sus poderes nuevamente. Sin embargo, su trayectoria en el ramo de las mallas y las capas no duró mucho. Durante los eventos de la Civil War original sucumbió ante el falso Thor que Stark había creado en colaboración con otros científicos de su bando. Su innecesaria muerte hizo que muchos héroes, como Spider-man, se plantearan sus lealtades e, incluso, cambiaran de bando.

Tras de sí, Foster dejó un grueso legado. El más sonado fue el de su sobrino, Tom Foster, que imitó a su tío y logró duplicar el suero del Hombre Gigante. Tras demandar a Stark y a Reed Richards por la muerte de Bill, se unió a Control de Daños, un grupo dedicado a la reparación de todo aquello que los súpers destrozan a su paso. 

Como podéis comprobar gracias a este artículo, Bill Foster no es un personaje muy conocido, ni que haya tenido mucha exposición en los cómics dentro de la primera línea de batalla. Sin embargo, sí que es un héroe clave en la mitología de Marvel, habiendo tenido cierto peso en la historias de sus héroes. Ahora, ¿llegaremos a ver a Laurence Fishburne en un traje de Goliath? Ah, eso nunca se sabe. 

Y además