Ir al contenido principal
LG 34GK950G análisis
Reportaje

¿Cuáles son los requisitos mínimos para comprar un ordenador nuevo en 2020?

Es un tema demasiado abierto, pero vamos a intentar contaros cuáles son los mejores requisitos mínimos para comprar un ordenador en 2020 tanto para trabajar como para jugar o disfrutar de una navegación placentera por Internet. Hay muchísimas variantes, pero también unos elementos fijos que deben estar en vuestro equipo.

Atreverse a decir cuáles son los requisitos mínimos para comprar un PC en 2020 es una tarea espinosa. Por eso, voy a intentar ponerme en la piel de tres tipos de usuario.

Y es que, hay varias configuraciones que podemos hacer, pero también podéis pensar que unos requisitos son escasos/elevados en el caso que propondré, pero es lo que pienso que es lo mínimo para trabajar sin querer tirar el PC a la basura.

Para intentar dar estos consejos, voy a dividir entre tres tipos de usuarios: el que quiere un PC para navegar y ver series, el que lo quiere para trabajar (viendo lo que muchas veces, tras probar infinidad de equipos, creo que es lo mínimo aceptable para mi trabajo) y el que quiere un buen PC para jugar.

Así pues, vamos a la aventura de contar cuáles son los requisitos mínimos para comprar un ordenador este año.

PC o portátil para Internet, correos electrónicos, redes sociales y HobbyConsolas

Empezamos con la recomendación de los requisitos mínimos para comprar un PC en 2020 hablando de la gama que, al final, "vende" ordenadores (portátiles, sobre todo).

El mercado de usuarios que quieren algo básico, pero que funcione bien, para meterse en Internet, repasar el correo y ver un par de series a la semana es muy importante, y estos usuarios no necesitan un equipo ultrapotente.

Para que todo vaya fluido, creemos que la mejor recomendación es la de un SSD y 8 GB de memoria RAM. Son dos elementos que se pueden encontrar a muy buen precio y que, de hecho, no suelen encarecer los equipos portátiles.

Puede que 8 GB de RAM parezcan mucho, pero para Windows 10 y lo que vendrá, es la cantidad ideal. Eso sí, si se os va de presupuesto, con 4 GB para estos usos... iréis bien. Ahora bien, ¿qué pasa con el procesador?

Acer Nitro 5 análisis

Por menos de 100 euros, encontramos procesadores de novena generación de Intel como el Intel Core i3-9100F. No tiene gráficos integrados, pero es que no nos van a hacer falta. Tiene boost de 4,2 GHz, frecuencia base de 3,6 GHz y cuatro núcleos. De hecho, es muchísimo y de sobra para este tipo de equipo.

Con un Intel Core i3 de esta gama, SSD y 8 GB de RAM, cualquier sobremesa o portátil os convencerá para navegar por la red, hacer trabajos de Universidad, trabajo de ofimática ligero y presentaciones sin problema alguno, y mucho mejor que en los PC de la biblioteca de la facultad, que son del Pleistoceno y con HDD.

Si es un sobremesa, vale casi cualquier monitor

¿Monitor? Si compráis un monitor independiente, la resolución debe ser 1.080p. Hay muy buenos modelos por menos de 100 euros que resultan más que suficientes para estos usos. Si compráis un PC, de la diagonal de pantalla que sea, vigilad que tenga resolución FullHD, ya que muchos siguen llegando con 738p.

Ya no es porque nos gusten más los 1.080p o no, sino porque en esta resolución cabe más en pantalla que en 738p, donde se ven todos los iconos muy grandes y, si disminuimos el tamaño, se emborronan.

Lo que debe tener un PC para trabajar en 2020

En esta franja estamos muchos que necesitamos un ordenador para trabajar con editores de texto y programas de edición fotográfica, pero no necesitamos un PC de la NASA, simplemente uno que abra aplicaciones lo más rápido posible, que no se "cuelgue" con ninguna y que, en definitiva, nos permita "disfrutar" trabajando.

Hay dos elementos comunes que debe tener un PC de este estilo, como un mínimo de 8 GB de memoria RAM DDR4 a una velocidad de 2.400 MHz para arriba y, sobre todo, un SSD. 

Si el SSD puede ser un M.2, mejor que mejor, pero si no, un SSD de 2,5" como este EVO de Samsung, nos permitirá trabajar de una forma óptima y tener 500 GB para programas.

Ahora bien, hay dos elementos que debemos tener muy en cuenta a la hora de comprar un PC para trabajar en 2020.

Análisis Asus Zenbook Pro 14

Si vais a utilizar únicamente editores de texto y vais a trabajar, sobre todo, en la nube, no hace falta comprar ni una APU ni una gráfica discreta. En este caso, nos vale con estos dos procesadores:

  • Intel Core i5-9400F. Por unos 150 euros tenemos una CPU que no tiene gráfica integrada, pero sí cuenta con seis núcleos y seis hilos a una frecuencia base de 2,9 GHz y un turbo de 4,1 GHz.
  • AMD Ryzen 5 3400G. Este sí tiene GPU integrada y, de hecho, vamos a poder jugar a títulos poco exigentes o disfrutar de aceleración por hardware en algunas apps, como Photoshop. Tiene cuatro núcleos y ocho hilos, pero lo mejor es que la frecuencia bvase es de 3,7 GHz con un boost de hasta 4,2 GHz. Cuesta unos 160 euros.

La elección es porque se trata de dos procesadores recientes, de las últimas generaciones, y por un precio contenido. Vamos a poder trabajar sin problema con aplicaciones pesadas y, además, ir de sobra para que el PC para trabajar nos dure unos cuantos años.

Si necesitáis aceleración por hardware, podéis añadir al Intel una GTX 1050 Ti de Nvidia. Esta GPU sirve para jugar de forma modesta a resolución FullHD, pero también para editar vídeo de forma esporádica.

Evidentemente, hablamos de un mínimo. Si queréis un PC para AutoCAD o para utilizar Premiere de forma intensiva, la gráfica debe ser mejor, así como el procesador.

Acer Nitro 5 análisis

Aquí nos empezamos a poner exigentes con el monitor

En cuanto al monitor, hay muchas opciones disponibles. Las 27" parecen enormes, pero para trabajar, creedme que se llegan a quedar incluso cortas. Hay muy buenos paneles IPS por poco dinero con formato 16:9 y 16:10, pero si podéis, id a por este último formato, ya que es menos ancho, pero algo más alto, y viene muy bien para trabajar y tener un par de ventanas abiertas.

LG 34GK950G análisis

Eso sí, si queréis tener muchas ventanas abiertas o dos/tres escritorios, lo mejor es ir a por un monitor 21:9. Este de LG, por ejemplo, nos permite trabajar en un panel IPS de 29" ultrawide con un 32% más de anchura que en un monitor convencional, y por 250 euros.

Requisitos mínimos de un ordenador para jugar en 2020

Y entramos en la tercera categoría, la de los requisitos mínimos que un PC para jugar debe tener en 2020. Si compráis un portátil, lo tenéis muy fácil. Lo mínimo para jugar de manera muy decente es un portátil que, de hecho, analizamos hace unas semanas en Computerhoy. 

Se trata del Acer Nitro 5, un portátil muy sencillo con SSD, 8 GB de RAM, la GTX 1650 y un Intel Core i7-9750H. Podéis ver el análisis y las pruebas de rendimiento en diferentes juegos a través de este enlace para comprobar que, con este hardware, se puede jugar perfectamente a muchos títulos actuales y, aunque no los vais a poner en alto o ultra, al menos podéis jugar.

Asus Strix SCAR II

Si compráis un portátil, el procesador mínimo que debe tener es el Intel Core i7-9750H. Es importante la letra "H" al final del nombre de un procesador de portátil. Los que terminan en U e Y son debajo consumo y los K son los desbloqueados, pero ahí nos metemos en una división totalmente diferente.

Ahora bien, ¿cuáles son los requisitos mínimos para jugar en un sobremesa en 2020? De nuevo, 8 GB de memoria RAM y un SSD son imprescindibles. En el SSD vamos a instalar el sistema operativo, por lo que puede ser de únicamente 128 GB. Es una muy buena opción acompañar el sistema con un disco duro de 1 TB para juegos, ya que el precio al que están es... bueno, regalados.

En cuanto a tarjeta gráfica, hay dos opciones como mínimo para seguir disfrutando este año. Si el presupuesto aprieta, la GTX 1060 de 6 GB es excelente. Podréis jugar en alto a 1.080p sin ningún problema. Si podéis gastar algo más, la RTX 2060 es algo más avanzada y compatible (aunque de aquella manera) con el ray tracing y DLSS.

El procesador puede ser, perfectamente, el Intel Core i5-9400F que pusimos más arriba, pero si queréis algo que de un rendimiento estupendo por muy poco dinero, os recomendamos apostar por la arquitectura de AMD.

Con Ryzen, AMD dio un paso de gigante con procesadores overclockeables, buena frecuencia y muchos núcleos, una de las claves de los años que se acercan debido al cambio de generación de consolas. 

El Ryzen 5 3600 s un procesador de 6 núcleos y 12 hilos con una frecuencia base de 3,6 GHz y un boost de 4,2 GHz. Es excelente para jugar, no consume demasiado gracias a su TDP de 65 W y con la gráfica adecuada, cuenta con un rendimiento excelente por unos 190 euros.

El monitor debe tener unas características muy concretas

Hablar de monitor en esta categoría es algo complicado, ya que lo óptimo es un panel VA o IPS con una tasa de refresco de 120 Hz o más, ya que el tiempo de respuesta de estos monitores suele ser menor y, además, podemos llegar a una muy buena tasa de fps en ciertos juegos.

El precio, evidentemente, no es el más atractivo, pero hay opciones muy interesantes. Por ejemplo, dos de los clásicos son este BenQ que es FullHD, pero por 120 euros tiene 1 ms de tiempo de respuesta, o este HP con 144 Hz por 200 euros, aunque con panel TN.

Son requisitos algo más altos que los mínimos en cualquier categoría, pero sabemos por experiencia que, si nos ceñimos a los mínimos, al poco tiempo nos arrepentiremos de no haber comprado algo más potente.

Y además