Ir al contenido principal
Clid The Snail PS4 review
Análisis

Análisis Clid The Snail para PS4, una aventura de acción que "caracolea" entre buenas ideas y aspectos mejorables

Versión comentada: PS4

Análisis de Clid the Snail, el juego que se alzó con el galardón a mejor juego de PS Talents en 2019 y que tras dos años de desarrollo ya está a la venta. Pero, ¿merece la pena? Cual caracoles nos arrastramos por el mundo de Weird Beluga para contároslo...

Hace algo menos de un mes pudimos bucear en el original mundo de Clid The Snail, la ópera prima de  Weird Beluga, un juego de acción "twin stick" que nos invita a adentrarnos en un oscuro mundo de fantasía, donde el hombre ha desaparecido y los animales, a dos patas y parlanchines, ocupan su lugar.

Un juego que, tras el primer contacto, nos dejó con ganas de más. Y ahora, con el juego completo, os podemos contar en este análisis de Clid The Snail para PS4 si merece o no la pena el ganador de PS Talents 2019, la iniciativa para impulsar el desarrollo local respaldada por PlayStation España.

Como os adelantamos hace unas semanas, Clid The Snail parte de una original propuesta. Clid es un caracol hosco, que no termina de encajar con los de su especie y que por su comportamiento, acaba siendo desterrado de la ciudadela donde habitan los caracoles.

Fuera de los muros deberá enfrentarse a la creciente amenaza de las babosas, unas criaturas hostiles cada vez más numerosas. Abocado a una muerte casi segura, Clid logra hacerse hueco en un grupo de  desahuciados como él, y trabajarán juntos para erradicar a las babosas... o eso es lo que parece.

Opinión Clid The Snail PS4

Esa es la premisa de la que parte la historia de Clid The Snail, una aventura sobre la que no contaremos mucho más porque siempre hay un "halo" de misterio en las relaciones entre personajes, sus intenciones y lo que está pasando en realidad. 

El desarrollo de Clid The Snail es el propio de una aventura de acción twin stick (nos movemos con el stick izquierdo y apuntamos con el derecho), en la que superaremos diversas zonas por orden, en las que no faltan refriegas con enemigos, algún que otro puzle, algo de exploración para dar con los coleccionables...

Pero en honor a la verdad, diremos que Clid logra meter todos elementos en la coctelera y darle un sabor y estilo propio, que aun con momentos de calidad, tiene también su buena ración de aspectos mejorables, quizá porque se trata de la primera obra de un estudio que además es muy pequeño.

Si empezamos con la acción, a diferencia de otros twin stick shooters, Clid The Snail apuesta por un estilo de acción algo más lenta y pausada, en la que la clave no es disparar sin tino y movernos rápido, sino mantener las distancias, ser precisos al apuntar y usar el entorno para mantenernos a salvo.

Análisis Clid The Snail

Al fin y al cabo manejamos a un caracol que, aunque aquí es bípedo, es un animal lento por naturaleza. Podemos sprintar unos segundos o rodar por el suelo consumiendo la clásica barra de energía, pero esperes el ritmo de Hotline Miami, Nex Machina o Enter the Gungeon... aunque tampoco va a "velocidad caracol".

Nuestro enemigos principalmente son babosas, y son correosas (nos persiguen incansablemente hasta que caen abatidas). Hay variedad de enemigos, con escudo, que lanzan hechizos, además de topos, insectos voladores, escarabajos... Ni faltan jefes finales y midbosses. Aunque hay historia, diálogos y escenas, por si hay alguna duda, la acción es la protagonista del juego.

Clid The Snail PS4

Algunas de estas criaturas requieren idear tácticas concretas, a menudo usando el variado arsenal que pone el juego a nuestra disposición (tranquilos, que no entraremos en detalle). 

Así. comenzamos con una suerte de cañón o blaster cuyo disparo puede ser cargado manteniendo el gatillo pulsado, y a medida que progresamos vamos consiguiendo armas adicionales, como escopetas, lanzagranadas de ácido, escopetas... 

Estas armas secundarias cuentan con munición limitada que debemos comprar y reponer a medida que se agota (algunas podemos encontrarlas en el entorno). La moneda con la que pagamos la encontramos abriendo cofres, reventando vasijas y cajas... 

También contamos con armas arrojadizas, desde granadas y minas a torretas que nos siguen, así como botiquines para recuperar la energía perdida o la posibilidad de cambiar de concha entre varios modelos desbloqueables, cada uno con una habilidad especial ligada a una barra que cargamos eliminando enemigos.

Opinión Clid The Snail PS4

Esta habilidad puede ser un escudo temporal, una serie de bloques de hielo que giran a nuestro alrededor causando daño al impactar con enemigos o una suerte de lluvia de misiles. En líneas generales, es set de posibilidades bastante clásico y por regla general funciona bien...

También es posible comprar objetos y mejoras en algunos personajes del juego, como un cangrejo ermitaño, que nos permiten, por ejemplo, ampliar el número de botiquines que podemos llevar o que éstos recuperen más cantidad de vida...

Clid The Snail PS4

En esta fórmula jugable de Clid hemos encontrado pequeños fallos o aspectos que podían dejar unas mejores sensaciones. Por ejemplo, en ocasiones el apuntado no es todo lo preciso que debería o si nos enzarzamos con un enemigo que no está a la misma altura, por ejemplo bajando por una rampa, no hay opción de reajustar la altura de nuestros disparos.

Es sólo un detalle, y entiendo que se hace para simplificar el control, pero es algo que otros juegos hacen de manera automática. Quizá sea una decisión de diseño para no rebajar la dificultad del juego y no afea el resultado final... ahí está.

Del mismo modo el diseño de la acción nos obliga, a menudo a repetir algunos segmentos más veces de las que nos gustaría, siendo este aspecto uno de los que más puede echar para atrás a muchos jugadores.

Los jefes finales disparan exponencialmente la dificultad del juego, y es fácil morir unas cuantas veces en ellos. O en zonas muy concretas, como los nidos de babosas o defender puntos del escenario que nos enfrentan a oleadas de enemigos a veces algo desequilibradas... y que nos obligarán a usar todo nuestro arsenal para sobrevivir.

Clid The Snail PC

No es su único "pero": también hay enemigos que aparecen de la nada en zonas con escasa visibilidad o que nos lanzan proyectiles casi antes de poder verlos. En este sentido, en ocasiones, Clid The Snail parece un juego "tramposo", aunque nunca deja la sensación de ser imposible, ni mucho menos.

Tampoco ayudan los pequeños fallos aquí y allá (como caernos al vacío al acceder a una zona del escenario que no debería ser accesible), que traen de la mano, de nuevo, tener que repetir algunos segmentos del juego desde el último punto de guardado, que son automáticos.

En la inmensa mayoría de los casos estos checkpoints suelen están bien colocados y, en caso de morir, la sección a repetir suele ser pequeña o nula, aunque hay un breve tiempo de carga entre intentos.

¿Todo esto hace que Clid the Snail sea un juego infumable? Para nada. Su jugabilidad, su mundo, la historia... todo invita a seguir jugando. Sólo, que muchas de sus piezas no son perfectas y necesitan algo de pulimento extra.

Clid The Snail PC

Sirva por ejemplo su mundo: Clid the Snail nos invita a recorrer un mundo apocalíptico, en el que la huella del hombre se ve por doquier (anillos, cerillas, tenedores, cintas de casette o CDs que son mesas). Son detalles que dan escala al mundo y cierran un diseño muy logrado.

Incluso es posible encontrar en los escenarios vegetación o nieve que responde a nuestras acciones, y que, para ser obra de un estudio pequeño, son más que resultonas (como las animaciones). El problema es que, aunque el juego propone un variado set de escenarios (montaña nevada, desierto...), casi todas lucen muy parecidas y transmiten sensaciones similares.

Todos los escenarios tienen una suerte de barniz grisáceo que normaliza todas las zonas y reduce la potencial variedad que podían ofrecer (además de emborronar algunas áreas y traer problemas de visibilidad). Es algo intencionado, para cohesionar el mundo, pero me parece que juega en su contra.

Clid The Snail PS4

Lo mismo sucede con la música: hay numerosos elementos discordantes, desde la música electrónica de un breve clip inicial a riffs de guitarra que parecen propios de un amateur a segmentos más orquestados... es una amalgama curiosa, aunque la sensación es que no funciona como un todo.

O los puzles, que también presentan altibajos (los hay con haces láser, pulsar interruptores...) y suelen ser a menudo bastante previsibles. O los momentos que requieren habilidad, en los que un fallo nos obliga a repetir desde el último checkpoint con un breve tiempo de carga de por medio. 

Y esa es la sensación que deja, como juego Clid The Snail: es un puñado de buenas ideas y una buena ambientación a las que siempre parece faltarles un pelín para llegar a dar de sí todo su potencial. Ya sea algo más de equilibrio en algunos momentos, más pulimento en otros, una parcela visual que realce más sus encantos... Y es una pena, porque la base es buena y tiene potencial.

Es algo que irradia el fabuloso y original diseño de los personajes, detalles de los escenarios y en general, en muchos efectos, animaciones... Para ser la opera prima de un estudio nobel, y uno de unas dimensiones muy reducidas, los valores de producción están por encima de lo que cabría esperar. 

Aún con todo, si le perdonas los fallos y le acabas cogiendo  el punto, es un juego que sabe atrapar, entretener y mantener el interés hasta los créditos. Una pena que el resultado final le falte "ese pelín" en muchos apartados, porque Weird Beluga ha derrochado talento y ha parido algo con mucha personalidad propia.

Valoración

Clid The Snail tiene potencial para ser un gran "twin stick shooter": su original diseño de personajes, el universo que propone o su capacidad para atrapar. Pero del mismo modo algunos fallos y decisiones de diseño le impiden brillar más. Sólo el tiempo, y las actualizaciones, dirán si Weird Beluga consigue pulir su pequeña joya.

Hobby

72

Bueno

Lo mejor

Diseño de personajes y universo. Su historia y jugabilidad saben atrapar e invitan a seguir jugando si le perdonas sus fallos.

Lo peor

Picos de dificultad, tener que repetir algunos segmentos muchas veces, fallos y bugs... Pese a sus buenas intenciones, le falta pulimento.

Y además