Ir al contenido principal

Clid the Snail, impresiones del juego de acción twin stick con un caracol ultra-armado como protagonista

Impresiones Clid the Snail

Puede que su nombre no te diga gran cosa, pero Clid the Snail fue el ganador de los premios PS Talents en 2019. Tras dos años de duro trabajo, Weird Beluga Studios está a punto de concluirlo y lanzarlo para PS4 antes de que acabe el verano, y después en PC.

La historia de Clid The Snail representa el sueño de muchos estudiantes de desarrollo de videojuegos que ansían crear su primer título. Ése fue el caso de Weird Beluga Studios, un estudio madrileño creado por 5 estudiantes que se conocieron en la facultad y presentaron su proyecto a PS Talents.

Fueron los ganadores de PS Talents de 2019 en dos categorías, mejor juego y mejor arte, lo que les permitió poder desarrollar su idea... meses antes de que el antiguo mundo se fuera al garete por el COVID. Pero ni eso les ha detenido, y ahora han encontrado en Koch Media un aliado para editarlo.

De hecho, la versión de PS4 de Clid The Snail verá la luz antes de que termine el verano, mientras que en PC habrá que esperar un poco más. En ambos casos estamos hablando de un juego que, sin desmerecer a nadie, promete marcar un antes y un después en la obra que ha salido de PS Talents.

No nos malinterpretéis: de PS Talents han salido propuestas muy interesantes, como Effie (que además llegará en breve a Switch en formato físico) o Intruders: Hide & Seek para PS VR.

Hands on Clid the Snail

Pero Clid The Snail tiene "algo", llámalo unos valores de producción más elevados, un arte más elaborado o un diseño de personajes a un nivel más profesional que, al menos para mí supone "una subida de nivel" dentro de la producción de PS Talents. 

Clid The Snail se ambienta en un universo de fantasía oscura, que bebe de juegos como Dark Souls (en cuanto a la atmósfera), aunque no ha sido la única referencia que han tenido.

En este oscuro mundo, la humanidad ha desaparecido de la faz de la Tierra por razones que desconocemos. No obstante, su huella, a través de objetos cotidianos, es más que evidente. Lápices, cubiertos y otros utensilios forman parte de este pequeño mundo en miniatura, a escala "caracol".

En este contexto conoceremos a Clid, un caracol con rasgos humanoides que destaca por ser un tipo conflictivo, que no encaja con los de su especie, borrachín y excéntrico. Su problemático carácter es el responsable de que acabe exiliado de su ciudadela.

9 juegos españoles de la primera mitad de 2021 que no te puedes perder

Ya desde su salida le acompaña Belu, una suerte de Navi (sí, algo parecido al hada de Ocarina of Time), que será su particular "Pepito Grillo", que nos ha acompañado a lo largo de la demo de 30-40 minutos que hemos podido jugar en PC, usando el mando Recon Controller que teníamos a mano.

Se trata de una demo para probar su jugabilidad, con algunas cosas desbloqueadas antes de tiempo y, en líneas generales, para hacerse una idea de lo que ofrecerá el juego final. Por ejemplo, esta breve cortinilla inicial nos ha flipado por su estética, y que nos ha dejado con ganas de ver más en esta línea...

,

Sea como fuere, pronto se acabará uniendo a un grupo de marginados como él que se ha reunido para librar una causa noble: librar al mundo de una plaga de extrañas babosas que está destruyendo el mundo.

Así, el juego adopta las mecánicas de un shooter twin stick con vista aérea, con un importante peso de la narrativa y los NPC para contarnos una historia que tocará aspectos como lo que sienten aquellos que no encajan en un grupo, la traición, la amistad o el exilio.

Clid the Snail

El combate de Clid the Snail no será frenético como en otros twin stick shooters, sino que buscará un toque algo más estratégico, procurando buscar siempre el posicionamiento táctico, mantener las distancias con los enemigos, y usar las armas correctas para debilitarles o destruir sus protecciones.

Contamos con una barra de resistencia, que nos permite, por ejemplo, rodar por el suelo para huir de un ataque de un enemigo o marcar distancias con ellos, así como explosivos que podemos lanzar.

Además, como hemos adelantado, teníamos cuatro armas desbloqueadas antes de tiempo (escopeta, dos rifles que disparan unos rápidos pulsos y haces láser y una suerte de lanza bombas venenosas.

Impresiones Clid the Snail

A diferencia de otros juegos de corte similar, las armas no tendrán munición infinita salvo el arma inicial, y tendremos que abastecernos de balas y botiquines en los puestos y vendedores que encontremos, usando la moneda del juego.

Así, mientras progresamos por los escenarios, conoceremos a un elenco de personajes, aliados y enemigos, de lo más pintoresco y con un diseño bastante original y currado, que a menudo es una mezcla de animales con objetos "convencionales", como un murciélago mudo con unos auriculares haciendo las veces de altavoz.

Probamos Clid the Snail

Es sólo el primero de los miembros de Alastor, el grupo de exiliados que luchan contra las babosas, pero habrá más desde un tímido erizo, una tortuga shaman, una rana ninja o un camaleón tuerto. Lo dicho, un buen grupo de extraños que no encajan con las convenciones.

Personajes todos ellos con los que podremos charlar para conocerlos más a fondo y, de esta manera, desvelar sus respectivos pasados y, de forma más global, poder conocer la historia de fondo. 

No serán las únicas criaturas "extrañas" que conoceremos: también nos enfrentaremos a enemigos finales como Ska, una letal rata con lanzallamas, que nos obligará a estudiar sus patrones de ataque y alternar entre distintas armas y tácticas para poder derrotarla.

Primer contacto Clid the Snail

Una vez cumplidas las misiones podremos regresar a la base para descansar, aprovisionarnos para la siguiente misión o incluso mejorar el variado equipo (nuestro arsenal irá creciendo a medida que avancemos).

Y tranquilos, que no todo en el juego será disparar: recorreremos una variedad de parajes (desde  pantanos a desiertos, montañas o islas), cada uno con sus propios desafíos, puzles, secretos, coleccionables (reuniendo cuatro piezas de un objeto aumentaremos nuestra vida, por ejemplo) y misterios, además de lugareños que nos pedirán ayuda contra la plaga de babosas.

Aunque la demo no nos ha parecido excesivamente difícil (aunque hemos muerto algunas veces), habrá trampas que supondrán morir al primer toque, así como puzles con haces de láser que tendremos que desactivar (y salir de su trayectoria antes de que vuelvan a activarse).

Clid The Snail preview

Elementos que ayudarán a que Clid the Snail sea una interesante propuesta, desde lo visual a lo jugable, y una que además apunta a ser bastante "exportable" y vendible fuera de nuestras fronteras.

Eso sí, igual que hemos dicho que la cortinila nos ha flipado, con su cañera música, la banda sonora, con riffs de guitarra, es lo único que menos nos ha entusiasmado de momento... pero es una cuestión de gustos, y no es menos cierto que tampoco encaja mal del todo con la ambientación que proponen.

Los 5 miembros del estudio dieron el arriesgado paso de abandonar temporalmente los estudios para, como el protagonista del juego, volcarse en una misión: completar el desarrollo de Clid the Snail. A raíz de lo visto en este primer contacto, parece que el esfuerzo invertido está dando sus frutos y va a merecer bastante la pena...

Y además