Fortnite Explosivos
Análisis

Análisis de Fortnite Battle Royale en PS4, Switch, Xbox One y PC

Por Redacción Hobby Consolas

Versión comentada: Nintendo Switch

Un análisis de Fortnite Batte Royale en que los redactores de Hobby Consolas enfrentan sus puntos de vista como si fuera una partida de "todos contra todos". ¡Qué locura! Pero es que el juego más popular del momento no se merece menos.

Fortnite Battle Royale es un juego tan especial que no podíamos hacer un análisis al uso. Hemos puesto a jugar a diferentes miembros de la redacción de Hobbyconsolas, y les hemos pedido que nos hagan un breve análisis, basado en su experiencia y en sus gustos personales. Porque al fin y al cabo, un fenómeno como este Battle Royale gratuito debe analizarse desde distintas perspectivas. En esta review de Fortnite tenemos textos de "noobs" y críticas escritas por veteranos de los juegos online, análisis hechos por entusiastas del género y otros arrastrados por esta moda... casi lo mismo que uno se encuentra en una partida de "todos contra todos". 

Así que lo mismo si todavía no sabes qué es Fortnite  como si puedes dibujar un mapa de Ribera Repipi, Pisos Picados o Socavón Soterrado con los ojos cerrados, seguro que entiendes las impresiones de nuestros redactores. Este análisis corresponde al juego en plena temporada 5, puede que los cambios que experimenta en mapas, armas y desafíos hagan que tengamos que reanalizarlo dentro de un tiempo. 

Análisis de Fortnite en modo salva el mundo

Análisis de Fortnite de David Martínez

Entiendo perfectamente que la gente se vuelva loca con Fortnite. Se trata de un juego gratis, con un sistema de progresión muy inteligente, y que se mantiene vivo gracias a las constantes actualizaciones (ya estamos en la semana 4 de la temporada 5, y a todo ello hay que añadirle eventos especiales, como el primer aniversario). Personalmente, Lo que me gusta de Fortnite es su elemento "sandbox" que permite que cada uno juegue a su estilo. 

Como ya expliqué después de ganar mi primera partida a Fortnite, a mí me gusta jugar en "modo realista". Caminando agachado, en el lado de la sombra de los obstáculos y en terrenos de perfil bajo, evitando las poblaciones salvo para equiparme al principio... pero eso no está reñido con otros estilos más dinámicos, como los constructores de torres (lo que ha demostrado ser una buena estrategia para sobrevivir) o esos "locos" que se cruzan por el mapa saltando y armados con la escopeta táctica (que también los hay). La introducción de vehículos o jetpacks, no hace sino abrir el abanico de posibilidades de combate. ¡Y encima no es necesario pagar el pase de batalla para tener opciones de victoria! 

Mi primera victoria en Fortnite Battle Royale

Por si fuera poco, el control y el comportamiento de las armas (que tienen un buen ratio de aparición) está mucho más ajustado de lo que sugiere el apartado visual de estilo "animado". ¡Por algo es un juego de Epic! La recarga de las armas y el sistema de apuntado, el daño extra de los disparos a la cabeza y el uso de escudos se combinan para permitirnos unos tiroteos emocionantes, en los que se recompensa la experiencia más de lo que uno imagina. 

Explosivos Voladores Fortnite

Las bromas privadas, los bailes, las carreras en carrito de la compra... todo eso que forma parte del "envoltorio" de Fortnite y que se ha incorporado en el lenguaje de la comunidad, es un cebo perfecto para que el número de jugadores no pare de crecer. Así que no os engañéis. No se trata de un simple juego que siga la moda de los battle royale. Tanto el diseño de Fortnite Battle Royale como su comercialización (los micropagos y el pase de batalla) están construidos a la perfección. Aunque reconozco que yo era una "presa fácil" porque soy un jugador habitual de Call of Duty, Battlefield, Battlefront, DOOM, Splatoon y cualquier "shooter" que se ponga por delante.

Fortnite Aros Llameantes 2

Análisis de Fortnite de Alberto Lloret

En verano del año pasado, cuando se lanzó Fortnite (el modo Salvar el mundo), me pareció una propuesta interesante, al combinar la construcción y la acción en tercera persona. Lo que no podía imaginarme entonces es que, un año después, estaría jugando con él… al menos  con su variante Battle Royale gratuita. Aunque he llegado un poco tarde “a la fiesta” (en la tercera temporada), ha conseguido lo que ningún otro título había logrado en la última década: que me vuelva a “enganchar” a lo bestia con un juego online.

Le eché miles de horas a Quake III Arena, a Unreal Tournament, a SOCOM, a Modern Warfare… pero después de eso, no encontrado “nada” que me pareciera mínimamente original y divertido, y que me invitara a volver día tras otro a jugar. Fortnite Battle Royale ha logrado justo eso (a pesar de sus parecidos con PUGB), y además está siendo manejado por Epic de una forma muy acertada, que otras compañías deberían mirar, porque toca casi todas las teclas clave, y lo hace tan bien, que por eso se ha convertido en el éxito global que ya es: se puede jugar gratis (de ahí el éxito inicial entre el público joven), es multiplataforma y salvo en el caso de PS4, puedes jugar con tu cuenta en todas y compartir tu progreso.

Guía y trucos de Fortnite Battle Royale

Más importante si cabe es que todas las semanas tienes novedades (desafíos, armas…), por menos de 10 euros puedes acceder a todo el contenido de una temporada (y si juegas lo suficiente, ganar moneda del juego para comprar los sucesivos pases de temporada sin gastar dinero “real”) o que se van añadiendo de forma temporal nuevos modos, que modifican la jugabilidad. Lo mires por donde lo mires, es un juego muy bien medido y calculado, desde la omisión de sangre o violencia gratuita hasta el “look” del juego, o lo sencillo que es cogerlo, y lo profundo que puede llegar a ser dominar todas sus posibilidades.

Fortnite Desafio Viaje Por Carretera Semana 4

Todo ayuda a que sea una experiencia “amigable”, y al mismo tiempo muy densa, ofreciendo como las películas de Pixar distintos niveles para que cada tipo de usuario disfrute a su manera. Por eso cuenta con la legión de jugadores que tiene y por eso ha conectado con la comunidad de esta forma… y por eso ha conseguido que yo, a mis más de 40 años, vuelva a ilusionarme con un shooter online. Puedo entender, aunque no comparto, las voces críticas que ven el peligro de Fortnite, que ya ha afectado al desarrollo de juegos triple A como Call of Duty (que no tendrá campaña pero sí modo Battle Royale) o Battlefield, pero es lo que sucede siempre con todas las modas: que el resto quiere conseguir lo que ellos han logrado.

Así pues, mi consejo es que, aquellos que aún no lo han probado, le dediquen un par de horas, a ser posible con amigos en escuadrón. Si después de ese primer contacto siguen sin verle la gracia… mala suerte, pero os estaréis perdiendo el que para mí es el fenómeno de 2018, que además lo está siendo de forma más que merecida a todos los niveles.

industrias inodoras, fortnite

Análisis de Fortnite de Alejandro Alcolea

Para qué nos vamos a engañar, me encantan los videojuegos, pero también los motores gráficos, y cuando Epic presentó Fortnite en 2011 me dio un poco igual el juego y solo quería ver ese motor Unreal Engine 4 en acción. Poco a poco fui ‘’entrando’’ en Fortnite gracias a su propuesta de acción cooperativa con zombis y la adición de la construcción, hasta el punto de estar ilusionado con el lanzamiento del juego en verano del año pasado.

Cuando salió, lo recibí con los ojos abiertos, pero pasó lo que siempre pasa: era divertido, combinaba muy bien ese ‘’espíritu Minecraft’’ con la acción en tercera persona que Epic sabe llevar muy bien, pero había otras cuantas decenas de juegos de los que disfrutar que, al final, me llamaban más. Fui siguiendo los pasos del juego con interés, como el pique con PUBG cuando salió Fortnite Battle Royale, y a base de escribir del juego, y debido a ese furor colectivo que existía, me animé a probarlo en su tercera temporada.

Apertura Fortnite Mapa Oasis

Y, vaya, descubrí por qué Epic es Epic: hacen juegos muy divertidos, muy bien medidos y, sobre todo, le tienen tomado el pulso a la industria como pocos. Entrar a Fortnite es tan fácil como descargar el cliente del juego, animar a unos amigos… ¡y jugar! La barrera de entrada es nula y el empezar a jugar gratis a un juego, siempre anima. Poco a poco vas viendo que sus mecánicas no son tan ñoñas como pensabas, que hay que echarle horas, que te ‘’picas’’ cuando te matan y que empiezas a valorar esa única vida que tienes por partida, algo que no pasa en el resto de juegos online.

Fortnite en Android no estará en Google Play

Y sí, por trabajo, pero también con gusto, he pagado el Pase de Batalla de la quinta temporada. Iba siendo hora y sentía, en cierto modo, que le debía algo a Epic. Esos 10€ por diez semanas de contenido están más que amortizados gracias a las actualizaciones que Epic introduce semanalmente, tanto con contenido como con nuevos retos, que mantienen al jugador siempre expectante y pegado a la consola o PC, donde quiera jugar. Y, además, son novedades que se reciben con los brazos abiertos. Vale que un rifle pueda dar más o menos igual, pero que se metan modos adicionales en los que el objetivo es la diversión pura y dura sin el ‘’estés’’ del battle royale… es todo un acierto.

Fortnite Battle Royale - Principal

Visualmente, además, aunque parece simple, tiene su miga y está realmente bien medido. No hay nada al azar, no hay sangre, las animaciones son simpáticas, es colorido y ‘’entra’’ muy bien a todo tipo de público. Y, qué caray, lo mejor es que es divertidísimo y no hay tiempos de espera, prácticamente. Las cargas son instantáneas en la plataforma que sea y siempre, siempre, siempre estás jugando.

Entiendo que muchos estén extasiados por la cantidad de noticias que hay de Fortnite en todos los medios, pero cuando juegas y te subes al autobús de batalla, descubres por qué es así y por qué, al menos en 2018, está cambiando la industria. Es divertido, puedes profundizas hasta donde quieras (hay jugadores a los que les deberían convalidad una carrera de arquitectura) y Epic sabe cuidar a la comunidad.

Fortnite Battle Royale - Bomba fétida

Y, bueno, el buen vino para el final: excepto en PS4, los jugadores de las demás plataformas pueden jugar juntos (y si tienes Pase de Batalla en One, por ejemplo, lo mantienes en Switch o PC para seguir progresando), lo que significa que la pandilla de colegas no tiene por qué separarse juegue cada uno en la plataforma en la que juegue. A ver lo que dura el fenómeno, pero por repercusión en la industria, no me extrañaría que fuera el juego de 2018.

Análisis de Fortnite de Alberto Martín

Llegué tarde al fenómeno Fortnite: hace un año todavía andaba completando Raids en Destiny 2 y todo lo que sabía del juego de Epic -no estoy tan al día como el resto de la redacción de Hobby- es lo que escuchaba a un par de colegas, que se echaban unas partidas a Fortnite mientras esperaban la llegada del resto del grupo a la Raid.

Para cuando quise probarlo en PS4, meses después, me encontré con la principal barrera de este juego: al no tener un sistema de rankings y juntar novatos con expertos en la misma partida, el primer impacto es demasiado doloroso: morir, morir y morir sin que te dé tiempo a enterarte de qué va el asunto. Creo que lo dejé a la quinta partida y no volví a jugar hasta prácticamente el inicio de la quinta temporada, aprovechando su salida en Nintendo Switch y la curiosidad por subirme al carro del que todo el mundo hablaba, amén de pensar que en Switch las partidas serían más fáciles.

Fortnite temporada 5 cómo completar todos los desafíos semanales

No me equivoqué demasiado, conseguí apañar 3 victorias las dos primeras tardes de juego, aunque terminé volviendo a PS4 porque a mi Switch no parece gustarle demasiado Fornite, al menos en modo TV. En portátil todo va como debe, pero en modo TV se sobrecalienta más de lo físicamente razonable y el juego petardea tanto que jugarlo se hace imposible.

Portales Fortnite

Unas semanas después mi opinión ha cambiado bastante, aunque sigo pensando que su éxito -o al menos el de los Battle Royale- está en explotar nuestro lado sadomasoquista y que precisamente engancha tanto porque nos hace cabrearnos. Y mucho. "Otra más. Seguro que a la siguiente no me aparece un puto cocodrilo saltarín de la nada y me mata de un escopetazo. Seguro que si practico lo suficiente aprendo a construir estructuras defensivas a velocidades cuánticas". Y así hasta el infinito. Su capacidad para cabrearnos y ponernos de mala leche es precisamente lo que lo hace tan adictivo: la deseada revancha está a un solo click de distancia.

Sin embargo, en mi caso no creo que la adicción se prolongue demasiado. Nunca he tenido la paciencia ni tampoco el tiempo necesarios para dominar un juego de estas características, y la falta de un sistema de ranking/rangos/clasificación que haga que el matchmaking me junte con otros mancos como yo me tirará con el tiempo hacia atrás.

Fortnite Battle Royale

Mientras dure la atracción, seguiré con mi ruin estrategia de intentar sobrevivir escondiéndome hasta el círculo final y esperar a que los dos o tres rivales restantes sean igual de malos que yo, mientras huyo de todo aquel que parezca saber construir rápido. Así han caído ya unas cuantas victorias.

Ah, por cierto. Lo de jugar con teclado en PS4 debería estar penado por ley. A algunos se os oye teclear desde mi salón, malditos.

Valoración

Sin resultar demasiado innovador en ninguno de sus aspectos, Fortnite Battle Royale tiene un equilibrio perfecto, posibilidades para todo tipo de jugadores

Hobby

85

Muy bueno

Lo mejor

Gratis, constantemente actualizado, con un gunplay bien medido y unos modos competitivos emocionantes. un ejemplo perfecto del juego como servicio.

Lo peor

El sistema de menús es un poco complicado. El pase de batalla es indispensable para conseguir algunos contenidos cosméticos.

Lecturas recomendadas