Gorogoa
Análisis

Análisis de Gorogoa, puzzles con personalidad para PC, iOS y Switch

Por Daniel Quesada

Versión comentada: PC

¡No podemos decir que no a un buen juego de rompecabezas! Gorogoa quiere que pienses más allá de lo que ves para que puedas viajar por el particular mundo creado por Jason Roberts.

De vez en cuando, da gusto enfrentarse aun juego de puzzles que te rompa los esquemas y te tenga atrapado hasta reventarlo por completo. Si, encima, los creadores de ese puzzle son los chicos de Annapurna Games, padres de What Remains of Edith Finch, la cosa ya promete.

Gorogoa es una propuesta original y cargada de personalidad, que nos recuerda a pequeñas revoluciones jugables como las que aportaron títulos del calibre de Portal o Echochrome. El argumento es sencillo a priori: un chico tiene que conseguir cinco piezas de fruta que parecen tener algún significado místico. Con esta idea avanzamos por una aventura en la que nunca se nos cuenta nada con texto. Al principio, no sabemos cuál es nuestro objetivo ni cómo se juega y tenemos que irlo averiguando a partir de pequeñas pistas visuales.

Todo en Gorogoa se resuelve a base de puzzles, pero la forma de resolverlos supone un punto y aparte. Solo disponemos de un cursor, con el que podemos señalar objetos y clicar. Los primeros pasos nos muestran un espacio de juego con 4 huecos en los que colocar viñetas. Algunas viñetas pueden tener zonas "transparentes". Así, si superponemos una viñeta que muestra un arco sobre otra que tiene un objeto y la posición del arco y el objeto coinciden, quizá pase algo que haga avanzar la acción... Otras veces, la resolución puede basarse en colocar dos viñetas en la disposición correcta para que, juntas, formen una imagen más grande...

Análisis de Gorogoa

Con esas nociones básicas se va articulando una dinámica en la que los puzzles se vuelven más y más complejos. Aunque al principio podamos sentirnos un poco abrumados y caer en la tentación del ensayo y error, en realidad todos los puzzles tienen su lógica, si somos capaces de pensar más allá de lo que estamos viendo (¿quizá una imagen se puede alejar para que lo que muestre coincida con otra viñeta?) y reflexionar con calma cada situación. Las pistas siempre están ahí.

Si algo nos distraerá, sin duda será el embriagador apartado visual del juego, con imágenes pintadas a mano (todo es fruto de la concepción artística de Jason Roberts) que nos transportan a diferentes alegorías sobre la guerra, la religión o la libertad, sin perder nunca una estética elegante y sobria y usando con inteligencia toda suerte de efectos visuales y de perspectiva. Es cierto que nunca acabamos de entender del todo de qué va el argumento, pero las sensaciones plásticas que proporciona Gorogoa bastan para tenernos embelesados.

Conoce la historia de los juegos de puzle con este libro

Como suele pasar con otros juegos de este estilo, la duración de Gorogoa es excesivamente corta. Si no os quedáis demasiado atascados en algún puzzle (esto puede pasar, desde luego), podréis superarlo en dos o como mucho tres horas. Por tanto, el desarrollo se acaba antes de que quedemos totalmente satisfechos, aunque es cierto que el juego apenas vale 15 euros (y está de oferta en Steam, por cierto), por lo que no tenemos la sensación de haber pagado de más.

De hecho, aunque tengamos ganas de más horas de juego, la experiencia con este juego de rompecabezas resulta de lo más satisfactoria, ya que los cambios en los retos son potentes y atractivos. Incluso os quedaréis pensando más de una vez cómo puñetas lo han diseñado todo para que tal objeto interactúe con el otro y de repente nos encontremos en una situación tan diferente.

Análisis de Gorogoa

Además, como decíamos, el control es de lo más simple (nosotros lo hemos jugado en PC y no hemos necesitado más que el ratón), por lo que cualquiera puede atreverse con él. De hecho, es uno de esos productos que merece la pena recomendar para aquellos a los que normalmente les de reparo enfrentarse a un videojuego.

En definitiva, estamos ante uno de los videojuegos más originales de este 2017 que ya se acaba, por lo que recomendamos Gorogoa a todos aquellos que disfruten centrifugando sus neuronas y, en general, a los que penséis que el arte es algo más que morirte de frío. Perdón por el chiste, es que es viernes.

Valoración

Un puzzle original y diferente, que se ve arropado por una embriagadora estética. Dura un suspiro... ¡Pero qué suspiro tan bueno!

Hobby

84

Muy bueno

Lo mejor

Su mecánica tan original e intuitiva. Su apartado visual te deja marcado.

Lo peor

Excesivamente corto. La historia que nos cuenta es demasiado "etérea" como para sentirnos identificados.

Y además