Raid WWII
Análisis

Análisis de Raid World War II - Disparos en la 2ª Guerra Mundial

Por David Martinez

Versión comentada: PS4

Raid World War II ofrece una visión diferente de la Segunda Guerra Mundial; la de un grupo de soldados sin nada que perder, que llevan a cabo una misión suicida contra las tropas del Tercer Reich, como hemos visto en Malditos Bastardos o en Doce del patíbulo.

Los creadores de PayDay 2 nos trasladan a la Segunda Guerra Mundial para que disfrutemos del combate, desde una perspectiva diferente. Raid World War II es un FPS bélico que se toma menos en serio la Historia, y a cambio nos ofrece ación desenfadada, como hemos visto en películas como Los violentos de Kelly o Malditos Bastardos. 

Se trata de contar la gesta de cuatro soldados fuera de control, que se han propuesto machacar a cuantos nazis se crucen en su camino, y de paso robarles todo su oro. Nuestros hombres no serán recordados por la historia, pero sus hazañas serán las que definan el curso de la guerra. Sterling (británico), Rivet el americano, Kurgan (soviético) y el oficial renegado Wolfgang (alemán) son los encargados de pararle los pies a Hitler, aunque tengan que arrasar Europa en el empeño.

Cuatro soldados contra un ejército

Lo primero que debemos hacer es determinar su clase (rastreador, asalto, insurgente o demolición) que define sus armas y habilidades. Raid World War II está diseñado para el modo cooperativo, de manera que lo más equilibrado sería tener un miembro de cada clase. Cada misión comienza en nuestro refugio, en el sótano de una iglesia derruida. Y desde el comienzo, tenemos acceso a las 11 incursiones del juego, que podemos afrontar en el orden que queramos. Y también repetir las veces que sea necesario, porque lo importante no es sólo llegar al final del nivel, sino recoger todo el oro y coleccionables que podamos. 

Raid World War II

Además de estos asaltos rápidos, también podemos jugar operaciones más complejas (con ciertos elementos de "sandbox"). Y la verdad es que cualquiera de los modos nos permite disfrutar de mecánicas variadas, aunque no estén bien implementadas. Podemos conducir un vehículo en busca de postes de comunicación, usar un cañón antiaéreo para derribar la puerta de un depósito de oro o infiltrarnos, sin llamar la atención de los guardias. 

Y todo con un festín de disparos y explosiones, y mucha sangre, como cabría esperar de las películas que hemos mencionado antes. Como novedad, además, podemos invocar un "grito de guerra" que nos vuelve invencibles durante algunos segundos. Para rematar este enfoque, disfrutamos de secuencias de vídeo con el Monty Python John Cleese como agente del gobierno británico, o con un führer que se lamenta de nuestros éxitos.

Sobre el papel, Raid World War II es un juego entretenido y profundo, porque el sistema de progreso y desbloqueos es lento, y las opciones de mejorar cada arma (o añadir elementos de decoración a nuestra guarida) nos llevan bastante tiempo. Además, los escenarios son grandes y recorren todos los lugares que cabría esperar en la guerra urbana en Europa. El problema es que, cuando cogemos el mando, todo se desmorona.

Raid World War II 4

Tecnología de los tiempos de la guerra

Técnicamente, Raid hace aguas por todas partes. El diseño de niveles, el comportamiento de las armas y es aspecto gráfico en general están anticuados, y la inteligencia artificial de los enemigos es inexistente, parece que se limitan a seguir patrones de movimiento básico, mientras esperan a que acabemos con su triste existencia. La variedad de enemigos brilla por su ausencia (tanto que nos encontramos con tiroteos contra ejércitos de clones) y las animaciones son muy flojas. 

Análisis de PayDay 2

La presencia de enemigos "especiales" que soportan decenas de disparos puede ayudar al aspecto jugable, pero queda "raro" si tenemos en cuenta que la apariencia  de los enemigos es realista.

Raid World War II 5

Parece que se trata de un juego de hace diez años, y más aún si estamos jugando en solitario y dejamos que la IA controle a nuestros compañeros, que no tienen problema en quedarse en medio de un pasillo recibiendo balas como si nada. Hasta el modo en que aparecen los soldados alemanes, por oleadas y siguiendo caminos prefijados, resulta de otra época. Hay más: texturas que aparecen y desaparecen, muros invisibles, elementos de la decoración repetidos sin descanso, caídas de frames... los recursos que cabría encontrarse en un juego de PS2 o Xbox. 

Raid World War II 2

El apartado sonoro no es mucho mejor: voces en inglés y alemán, efectos sonoros justitos y melodías que se repiten sin descanso, y tampoco son nada del otro mundo. Insuficiente comparado con cualquier producción actual.

Como nos temíamos, las buenas ideas que guarda Raid World War II han desembocado en una versión bélica de PayDay 2 con un apartado técnico anticuado. Puede resultar entretenido en modo cooperativo, y desde luego tiene momentos emocionantes, pero en general, esas propuestas se pierden en la ejecución.

Si conseguimos entrar en la propuesta, es verdad que tenemos mucho por descubrir y que algunos niveles nos invitan a repetir para aumentar nuestro botín de guerra. Si tenéis curiosidad por saber qué más ofrece Raid, aquí os dejamos un artículo sobre matar nazis en videojuegos.

Raid World War II 3

Valoración

La ambientación y el estilo de juego basado en PayDay (mejor en cooperativo) resultan bastante atractivos, pero el nivel técnico estropea sus buenas ideas, y hace que por momentos nos parezca estar jugando a un FPS de una generación pasada.

Hobby

60

Aceptable

Lo mejor

El cooperativo para cuatro. El sentido del humor (en especial las secuencias de imagen real).

Lo peor

El apartado técnico hace aguas en muchos aspectos. Parece anticuado.

Lecturas recomendadas