Análisis Vader Immortal Episode III
Analizamos el tercer y último capítulo de la serie VR de Star Wars, Vader Immortal Episode II para Oculus Quest, con el que se cierra la miniserie de experiencias virtuales creada por ILMxLAB. Siete meses después de su estrenarse concluye sin alejarse en exceso de lo visto en los dos anteriores, pero ofreciendo por fin lo que muchos jugadores llevaban soñando... Os contamos si merece o no la pena y porqué.

Tras Vader Immortal Episode I y Vader Immortal Episode II, poco o nada que daba ya por decir, o experimentar, en la serie de experiencias virtual de Star Wars para Oculus Quest y Oculus Rift. Hemos combatido con blasters, con el sable de luz, hemos aprendido los poderes de la Fuerza...

Y, como veníamos diciendo desde el anterior episodio, y como vamos a ver en este análisis de Vader Immortal Episode III, la última entrega también deja esa sensación de que se podía haber hecho algo más. No es un mal episodio, con acción y algunos momentos impresionantes. Es sólo que no hace nada que no hubiéramos visto ya en los dos anteriores. Pero no nos precipitemos. 

VIDEO

Darth Vader Immortal Episode III Gameplay

Consigue el visor Oculus Quest con 128 GB de almacenamiento, por 549 euros en Amazon

Si has jugado o leiste los análisis de los anteriores episodios, encarnamos al capitán de una nave de contrabando, que cae apresado por Darth Vader por sus orígenes. Aunque lo desconocemos, somos el "elegido" por Vader para recuperar un artefacto que nos permitirá engañar a la muerte... El segundo capítulo terminaba con Vader traicionándonos tras aprender a dominar la Fuerza gracias a él y usarla para recuperar el artefacto.

Este tercer y último capítulo se centra en impedir que haga uso del artefacto, lo que nos lleva, de nuevo, a una mini historia de 25 minutos de duración, en los que despertamos a la horda, un ejército de droides para combatir a las fuerzas de Vader, recorremos una necrópolis y nos adentramos en la fortaleza de Vader en Mustafar para poner fin a sus planes. Lo que se dice 25 minutos "bien aprovechados".

Vader Immortal Análisis

En lo jugable, volvemos a encontrarnos situaciones parecidas a las vistas en anteriores episodios: usar la fuerza para encajar unas baterías en un ascensor, combatir contra stormtroopers que nos disparan desde plataformas volantes... Todo, mientras usamos el mismo sistema de teletransporte, los mismos gestos y acciones para usar la Fuerza, el sable de luz.

Análisis de Oculus Quest, la alternativa que necesitaba la realidad virtual

Entonces, ¿qué es lo que ofrece de nuevo? Pues aparte de los escenarios que visitamos, algunas cosillas. Ahora podemos usar la fuerza para levantar, zarandear y lanzar a los stormtrooper, así como quitarles y traer hasta nosotros sus blasters para usarlos en su contra (o detonadores termales que encontramos en un par de cajas). Es decir, la acción ahora permite más variables, nos deja jugar más como nos apetezca.

Vader Immortal Análisis

Aparte de esto, cuenta con algunos momentos únicos bastante espectaculares. La estrella es, sin ningún tipo de duda, el duelo final con sable de luz contra Darth Vader (y usando la Fuerza)... más por el hecho de tenerle delante lanzándonos estocadas y levantándonos del suelo, que por el desenlace del combate, que es totalmente previsible...

Por suerte, no es el único "momentazo" del juego. Casi más espectacular es el duelo con un Tie Fighter imperial, que tiene lugar en un hangar y nos invita a devolver sus disparos con nuestro sable. O destruir un AT-ST utilizando un arma fija del enemigo. Seguimos echando en falta otro tipo de momentos, como alguna sección en la que pilotáramos una nave al estilo de la demo de Rogue One X-Wing VR de Star Wars Battlefront.

Vader Immortal Análisis

El problema vuelve a ser el mismo: que Vader Immortal Episode III son sólo 25 minutos de juego. Escasos a todas luces por los 9,99 euros que nos cuesta la entrada. O, visto de este modo, 30 euros para jugar la serie VR entera, que en total ofrece una historia con casi 2 horas de juego (no llega). Si te llama la atención igualmente, por el Black Friday, al comprar un Oculus Quest obtienes los 3 episodios gratis.

Aparte de la historia, ofrece también un nuevo dojo jedi, el tercero, que viene a ser como un modo horda en el que debemos superar oleadas de enemigos de creciente dificultad, en esta ocasión con esferas flotantes de entrenamiento, stormtroopers... y donde podemos usar tanto la fuerza, el sable y los blasters de los enemigos para intentar conseguir la mejor puntuación.

Como en anteriores casos, al concluir cada prueba obtendremos una valoración de 1 a 3 esferas, con las que desbloqueamos guantes, empuñaduras y otros objetos para personalizar la parte visible de nuestro personaje. Si te pones serio, tampoco es un modo extremadamente duradero.

Estos son los 10 juegos de Oculus Quest que deberías probar 

Y todo, por supuesto, envuelto con los habituales valores de producción: un grandioso modelado para personajes, enemigos y criaturas, una banda sonora memorable (con temas de Cris Velasco, de quien hace poco cantamos maravillas en el análisis de Gylt) o todo el catálogo de efectos y sonidos propios del universo Star Wars, que ayudan a meterse más en la propuesta. Y con opciones de todo tipo que permitirán ajustar el viaje a tu gusto para evitar que haya mareos y malos rollos estomacales. De hecho, en este capítulo no hay ni mecánica de escalada, que era uno de los puntos más "mareantes.

Así pues, la pregunta del millón: ¿merece la pena Vader Immortal Episode III? A nuestro juicio, salvo que seas un fan de Star Wars hasta la médula, no. Hay otras experiencias virtuales tanto para Oculus Quest, como para otros visores como PS VR que ofrecen más contenido, mecánicas y aventuras más "profundas" y dignas de ser exploradas.

Porque, al final A Star Wars VR Series: Vader Immortal, no consigue remontar la sensación de ser un grupo de mecánicas y situaciones que quieren hacernos sentir dentro del universo de Star Wars, hilada por una historia un tanto endeble y, en lo jugable, con ideas y situaciones que ya hemos visto en muchos juegos. Pero, como hemos dicho, si te sientes terriblemente atraído por la saga galáctica, tienes muchas papeletas de disfrutar el viaje, aunque echarás de menos cosas...

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Como el anterior episodio, Vader Immortal Episode III apenas ofrece 25 minutos de juego, dojo Jedi aparte. Una efímera experiencia que incide en los mismos errores, aunque deja algunos momentos interesantes e intensos, pero que saben a poco. Tampoco ofrece nada que no se haya visto antes, pero el encanto de Star Wars sigue siendo fuerte en él...
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

El duelo con Vader, el Tie Fighter, poder usar la fuerza, sable y blaster... La banda sonora.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

No ofrece mucho nuevo y sigue siendo corto y caro. El dojo Jedi tampoco se aleja de la fórmula. Sin doblar ni traducir.

Plataformas:

PC

Versión comentada: PC

Hobby

68

Aceptable

Y además