Ir al contenido principal
The Babysitter: Killer Queen
Análisis

Crítica de The Babysitter: Killer Queen, la nueva locura gore de Netflix

Por Daniel Quesada

Una de las comedias gore más brutas de los últimos tiempos regresa a Netflix. Con Killer Queen llega un nuevo festival de decapitaciones sangrientas.

El humor siempre es una cosa muy subjetiva, algo que sabe bien The Babysitter, una comedia gamberra que recibió críticas bastante bajas en Netflix hace unos meses... Pero que gustó un grupo importante de espectadores por sus gags gamberros y su gore desinhibido.

Lo mismito pasa, pero elevado a la enésima potencia, con The Babysitter: Killer Queen, la segunda parte que nos cuenta qué sucede dos años después de los sanguinolientos acontecimientos originales.

El protagonista vuelve a ser Cole (Judah Lewis, al que hemos visto recientemente en Verano del 84), un chaval que vive atormentado porque nadie cree que vivió de verdad los terribles acontecimientos de la primera película. Ahora, su única amiga, Melanie (Emily Alyn Lind, Doctor Sueño) le propone ir a una escapada en un lago donde se celebra una gran fiesta. Como podéis suponer, pronto se tuercen las cosas y las matanzas más bestias vuelven a la carga... ¡Con los asesinos que él creía muertos! Esto no es spoiler, aparecen hasta en el tráiler y el cartel... Pero sí, la película vuelve a esconder giros de guión que, la verdad, se ven venir a la legua.

The BabySitter: Killer Queen coge la fórmula de la película original y la repite intentando rizar el rizo de las muertes bestias y ese humor "a lo Scary Movie" en el que los protagonistas parecen más preocupados por sus problemas de adolescentes que de morir desmembrados cruelmente. Y es que tanto el humor (en parte, pues hasta 4 personas firman el guión) como la dirección vuelven a ser cosa de McG, ese rocambolesco cineasta que nos ha dado "joyitas" (ejem) como Campamento Alienígena... Sí, también fue el director de Terminator Salvation, y se encarga de recordárnoslo cada veinte minutos con referencias constantes a John Connor y al T-800. Luego volveremos a eso.

The Babysitter: Killer Queen

En cualquier caso, esta The Babysitter 2 vuelve a plantearnos una aventura de supervivencia cómica, en la que los chistes se alternan con las muertes brutas, con baños de sangre y miembros volando por aquí y por allá. A nosotros nos encanta una buena película gore y descerebrada (nunca mejor dicho), como al que más, pero aquí parecen esforzarse constantemente en ser los más brutos, como si nos estuvieran diciendo "¿a que soy muy canalla? ¿eh? ¿a que sí, a que sí?". Y claro, tanto exceso hace que acabemos recordando la lista de la compra mientras se suceden los acontecimientos.

Lo mismo sucede con el humor de esta película de Netflix, que no para de lanzar referencias cinéfilas de primero de Comunicación Audiovisual como intentando dar un toque cool, pero que se nota totalmente metido con calzador. Es verdad que hay un par de personajes que tienen sus momentos graciosos, como el deportista Max, que a pesar de querer matar brutalmente a Cole, no para de animarle. Pero esos gags ya estaban en la primera película y aquí se aporta poca cosecha nueva.

The Babysitter: Killer Queen

En el terreno de los cambios tenemos el nuevo personaje de Phoebe (Jenna Ortega, Ellie en la serie You), que visten de mordaz y alocada los dos primeros minutos y que luego es una "sidekick" más para el protagonista. También hay algunos giros curiosos en la historia, pero suceden tan al final y son taaaaaaaan disparatados que no te queda otra que decir "pues fenga, pues fale".

The Babysitter: Killer Queen

En definitiva, The Babysitter: Killer Queen es una película totalmente olvidable, que tiene un par de temas musicales chulos y algunos planos aéreos bien bonitos para ver en un televisior de pantalla grande, pero que parece creada por esos mismos adolescentes que muestra en sus planos, obsesionados por ser los más populares a base de matar moscas a cañonazos. A pesar de estar ahora mismo entre las películas más populares de Netflix, esta comedia gore ni mucho menos te va a hacer perder la cabeza, aunque para sus personajes, quedarse sin ella es algo muy común.

Valoración

Mientras que la primera entrega tenía cierta gracia, esta entrega pone el piloto automático para lanzar gore porque sí y humor amateur, sin que consiga entretener. Mucho escote y poco interés.

Hobby

48

Malo

Lo mejor

Algunos planos aéreos del entorno son muy atractivos. Suena Killer Queen de Queen... ¿Te das queen?

Lo peor

En estas pelis, se espera que el guión sea una patochada, pero no TANTO. Sus intentos de humor cool son más forzados que la sonrisa de Melania Trump.

Y además