Crítica de Camera Café, la película basada la serie que mejora cuando se aproxima a La hora chanante

Camera Café

¡Es hora de un descanso! Crítica de Camera Café, la película basada en la popular tira cómica televisiva que se estrena el 25 de marzo. ¿Nos acompañáis a la máquina a sacar un cortadito? 

En la liga de otros formatos breves de humor que fueron llegando antes y después como La tira o Qué vida más triste, la serie Camera Café fue creciendo poco a poco en el panorama televisivo: adaptaba un formato originario de Francia y se emitió en primer lugar en Telemadrid y Cana Nou como Café Express antes de cambiar de nombre y saltar a Telecinco, donde estuvo en antena de 2005 a 2009.

La fórmula funcionaba muy bien, de modo que se exportó a otros países como Portugal, Italia, Polonia, Chile o Colombia. En España, dio paso a una suerte de reinvención llamada Fibrilando, que trasladaba la acción a una clínica situada en la planta inferior del edificio de oficinas donde se desarrollaba Camera Café... pero este formato solo duró una temporada.

VIDEO

Tráiler de Camera Café: La película, el largometraje que continúa con la icónica serie

En origen, la idea era ver la realidad del entorno laboral de forma costumbrista, mediante una cámara oculta en la máquina del café, dando una visión humorística de la misma y cachondeándose de los estereotipos de las oficinas: el jefe autoritario, el que se escaquea, el trepa... aunque, a medida que se fueron acumulando los episodios las tramas fueron siendo más delirantes y surrealistas.

¡Tengamos en cuenta que se grabaron más de 500 episodios! Su estructura y duración solían ser siempre las mismas: de entre 4 y 6 minutos y compuesta por un prólogo, unos cuantos sketches y un cierre. Algo que, como es lógico, es impensable para desarrollar una película.

¡Hora de echarse unas risas! Las comedias más divertidas para tener un rato de evasión

Upload

Así que, de base, lo primero que puede llamar la atención de los espectadores es que nos olvidamos del plano fijo y la óptica ligeramente deformada para ver cómo se libera la cámara y acompaña a los personajes por su día a día: ya sea recorriendo la oficina o mostrándonos su vida privada.

Si os decimos además que se encargan del guión Joaquín Reyes, Raúl Cimas, Miguel Esteban y Ernesto Sevilla, quien toma las riendas como director, ya imaginaréis que el giro que da la película es al humor más loco del mundo: con bucles temporales, momentos musicales y hasta una breve incursión en la animación.

En realidad, cuanto más se aproxima a La hora chanante, mejor funciona un guión irregular, pero con destellos de genialidad.

Camera Café da un salto en el tiempo para situarnos un algo después del final de la serie. Marimar sigue teniendo muy presente a Bernardo, cuyas cenizas porta a dondequiera que va, Quesada sigue escaqueándose todo lo que puede del trabajo y la directora de márketing sigue siendo la gran pesadilla de la plantilla.

Sin embargo, las cosas están a punto de cambiar a lo grande: un golpe de suerte hará que se nombre un nuevo director general con ideas revolucionarias para mejorar los resultados. Pero es que, poco después, habrá una encarnizada competición entre la delegación española y la portuguesa: un verdadero duelo para mantenerse que se dirimirá en la famosa competición Weber.

Repiten en sus papeles la mayoría de los intérpretes de la serie original: Arturo Valls (Quesada), Carlos Chamarro (Julián), Ana Milán (Victoria), Carolina Cerezuela (Mónica), Marta Belenguer (Nacha), Esperanza Elipe (Marimar), Esperanza Pedreño (Cañizares), Marta Belenguer (Nacha), Alex O'Dogherty (Arturo) y Juana Cordero (Choches).

César Sarachu no aparece, pero sí dialoga con Cañi, así que veréis cómo le presta su voz al personaje en Cámera Café, la película. Y como nuevas incorporaciones harán acto de presencia: Manuel Galiana (El Ministerio del Tiempo), Javier Botet (El vecino), Ingrid García-Jonsson (Explota, explota) y el streamer Ibai Llanos.

Camera Café

En suma: vuelve a ser una comedia muy coral en la que hay una trama principal pero también algunas subtramas menores algunas de las cuales quedan resueltas y otras quedan en el aire...

No es que haya mucha intención de hacer una secuela, sino que el guión, como comentábamos más arriba, es bastante poco lineal y no aspira a articular un discurso más allá de crear secuencias de humor más o menos acertadas. Con algunas, desde luego, reiréis a mandíbula batiente mientras que otras os dejarán fríos. 

Lo bueno es que arriesga y no es más de lo mismo: Cámera Café, la película, juega con el montaje, con la puesta en escena y con la posición de la cámara contraviniendo las que eran las premisas del formato original, pero sin dejar de hacerle justicia a la esencia de los personajes. 

En suma es más dinámica, más absurda, más impredecible y, por todo ello, bastante original y alejada de lo que suele ofrecer el género de la comedia española comercial al uso. Chorra como ella sola, pero también imaginativa. Pura evasión.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Muy irregular, pero también refrescante, la película de Camera Café le saca provecho a la reunión de actores de la serie original, creando una cinta de evasión con destellos de humor brillantes.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Cuanto más loca se vuelve, mejor. El momento "Eclipse total del amor" es de traca.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

A la resolución le falta pegada y hay personajes a los que se le saca muy poco jugo.
Hobby

65

Aceptable

Y además