The Cloverfield Paradox
Crítica de The Cloverfield Paradox, ya disponible en Netflix. Dirigida por Julius Onah es una cinta espacial que forma parte de la saga de Monstruoso y Calle Cloverfield 10. Está protagonizada por Gugu Mbatha-Raw, Daniel Brühl y Zhang Ziyi, entre otros.

¿Os gustaron Monstruoso y Calle Cloverfield 10? Pues bien, con el estreno del tráiler de The Cloverfield Paradox en la Super Bowl, Netflix ha hecho público también que la película estaría disponible en la plataforma de forma inmediata. Eso significa que ya hemos podido verla para ofreceros nuestra crítica. La expectación era máxima tras la puesta en marcha de la campaña viral y los comentarios en redes también daban cuenta de que era una de las películas más esperadas de 2018.

Hazte con Calle Cloverfield 10 por un precio de risa

Anteriormente conocida como God Particle, o sencillamente como Cloverfield 3, la cinta nos traslada al espacio exterior donde un grupo de seis astronautas trata de sacar a la Tierra de la peor crisis que ha conocido y que amenaza a la estabilidad mundial.

Se estima que, en cinco años, los recursos energéticos del planeta se habrán agotado y que habrá inminentes guerras por el control del petróleo, barajándose incluso la idea de una invasión terrestre por parte de Rusia.

VIDEO

The Cloverfield Paradox - Tráiler de la Super Bowl 2018

Con este desolador panorama, se pone en órbita el Acelerador de Partículas Shepard, con la intención de conseguir una fuente de energía inmensa que acabe con las tensiones y los racionamientos de energía. El riesgo es tan alto que los expertos solo se atreven a llevar a cabo el experimento de activar el acelerador de hadrones lejos de la Tierra y, de hecho, hay voces en contra que señalan que las consecuencias pueden ser impredecibles. Una brecha espacio-temporal podría desatar paradojas entre pasado, presente y futuro e incluso abrir una puerta a otras dimensiones desconocidas.

Enfrentados a consecuencias imprevistas, los tripulantes tendrán que preocuparse en primer lugar de sobrevivir y posteriormente de deshacer el daño que ha causado la puesta en marcha de una tecnología que no consiguen controlar.

Dirigida por Julius Onah (The Girl Is in Trouble), The Cloverfield Paradox está protagonizada por David Oyelowo (Interstellar), Gugu Mbatha-Raw (El caso Sloane), Zhang Ziyi (The Grandmaster), Elizabeth Debicki (Guardianes de la Galaxia Vol. 2), Chris O'Dowd (Molly's Game) y Daniel Brühl (Capitán América: Civil War).

Respecto al guión, este corre a cargo de Oren Uziel (que ya trabaja en el libreto de Mortal Kombat) y Doug Jung, que fue el responsable de Star Strek: más allá

Aunque el diseño de producción está a la altura junto con el departamento de efectos especiales para mostrarnos una creíble epopeya espacial, el desarrollo narrativo de la película es un tanto desastroso: tenemos mucha información en muy poco tiempo, durante un prólogo que nos permite situarnos perfectamente y comprender el problema al que se enfrentan nuestros protagonistas. Tras lanzarnos el conflicto principal, la trama divaga superponiendo una serie de situaciones inexplicables que no llegan a desarrollarse y solo sirven para desviarnos de lo que nos interesa. Esa proliferación de tramas secundarias baldías afecta al ritmo, que se ve lastrado muy pronto. Y es un problema que podría haberse atajado en la sala de montaje metiendo tijera: sobra metraje.

Especial ciencia-ficción: críticas de tus películas favoritas del género

Como tantas otras antes, The Cloverfield Paradox trata de explotar algunas ideas recurrentes en las cintas espaciales: la claustrofobia de un recinto cerrado como es una nave, el desasosiego de lo impredecible y, por supuesto, las nefastas consecuencias de un experimento de gran alcance fallido. Y esto, con el plus de que hemos visto las dos películas anteriores y sabemos lo que se va a desatar en la Tierra. Eso, si es que la interpretamos como una precuela... 

El espectador nunca acierta a hacerse con el espacio en el que se desarrolla la acción: no tiene clara la estructura de la nave, ni la procedencia de las amenazas, ni siquiera su naturaleza. Ni siquiera cuando ya estamos al final de la película y supuestamente tenemos las herramientas para alcanzar a comprender qué es lo que ha pasado tiene sentido lo que sucede.

Y esto obra también en contra del suspense y del terror: si puede pasar prácticamente cualquier cosa y no tenemos explicaciones de cómo ni por qué en ningún momento, es difícil que nos dejemos arrastrar por la atmósfera o la incertidumbre.

The Cloverfield Paradox proporciona un entretenimiento razonable y explora un género diferente en el que parece difícil aportar algo nuevo, a juzgar por las últimas películas que hemos ido viendo, pero sobre todo da pistas muy vagas acerca de su relación con las películas anteriores. Comprendemos que están en juego dos realidades paralelas y que los peores augurios de los científicos escépticos se han confirmado pero vamos a tener que esperar a ver Cloverfield 4, que ya se ha rodado con el título de Overlord y que podría llegar en el mes de octubre, para conseguir unir todos los mimbres. ¿Quién es la niña a la que salva Michael en la Tierra? ¿Cuál es el destino final de Hamilton? ¿Cómo se relaciona la trama con la primera Cloverfield (o Monstruoso, como se llamó en nuestro país) en términos temporales habida cuenta de la brecha que ha alterado el espacio-tiempo?

Pues atentos, porque lo que sabemos sobre ese cuarto episodio es interesante: se desarrollará en un tiempo anterior a cualquiera de sus antecesoras, la Segunda Guerra Mundial. La historia nos llevará hasta el Día D, término con el que se conoce al 6 de junio de 1944, cuando comenzó la Operación Overlord, que hizo posible el desembarco de Normandía. En ella veremos cómo dos paracaidistas del bando de los aliados, norteamericanos, son enviados a una misión en un pueblo ocupado por los nazis. A medida que se acercan a su objetivo comienzan a darse cuenta de sucesos extraños, teniendo que luchar contra fuerzas sobrenaturales.

Cloverfield 4 ha sido dirigida por Juliu Avery con un guión de Billy Ray y Mark L. Smith. Como protagonistas encontraremos a Jovan Adepo (The Leftovers), Wyatt Russell (Todos queremos algo), Dominic Applewhite (El discurso del rey), Jacob Anderson (Juego de tronos), John Magaro (Orange Is the New Black), Iain De Caestecker (Agentes de SHIELD), Mathilde Ollivier (The Misfortunes of Francois Jane) y Pilou Asbæk (Juego de tronos).

De momento, la intriga continúa, a pesar de que el resultado final de The Cloverfield Paradox no es ni mucho menos deslumbrante: se echa en falta el factor sorpresa y el terror psicológico así como el desarrollo de algunos personajes, pero queda la esperanza de que en un salto mortal la cuarta entrega haga el conjunto coherente.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Entretenida entrega de la saga Cloverfield con serios problemas narrativos y tenues enlaces con las dos cintas precedentes. Con todo, te mantiene interesado a lo largo del metraje, que ya es algo.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

La interpretación de Mbatha-Raw y el arco argumental de su personaje. El diseño de producción cumple las expectativas de la epopeya espacial.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

El guión de Oren Uziel y Doug Jug está lleno de agujeros: hay muchos sucesos fantásticos inexplicables que frenan el ritmo y añaden poca información.
Hobby

65

Aceptable

Y además

The Cloverfield Paradox (2018)

Lanzamiento:

Argumento:

The Cloverfield Paradox es el título definitivo de la nueva entrega de la saga Cloverfield o "Monstruoso". Este filme es ciertamente especial, ya que se ha estrenado directamente a través de Netflix el 5 de febrero de 2018. El anuncio tuvo lugar durante el partido de la Superbowl, donde con un trailer se fechaba el estreno al finalizar el encuentro...