Creeped Out - Las crónicas del miedo
Análisis

Crítica de Las crónicas del miedo, serie de terror adolescente en Netflix

Por Daniel Quesada

Si quieres disfrutar de Halloween con un maratón de terror en familia, Las crónicas del miedo puede ser tu solución. Esta es la crítica de una serie pensada para público adolescente y que ya ha aterrizado en Netflix.

Ya se ve Halloween en el horizonte, así que las diferentes plataformas preparan sus correspondientes dosis de terror para todo tipo de públicos. Entre muchas otras cosas que están por llegar (con Las escalofriantes aventuras de Sabrina como cabeza de cartel), Netflix nos acaba de presentar Las crónicas del miedo, una serie de terror conocida como Creeped Out en su versión original.

En realidad, se trata de una producción británica de 2017, que nosotros recibimos en España justo a tiempo para estos fantasmagóricos y entrañables momentos. Las crónicas del miedo es una serie antológica (es decir, una recopilación de historias diferentes entre sí) cuya conexión se encuentra en El curioso, un extraño niño que, oculto tras una siniestra máscara, recopila las historias más llamativas que va conociendo en sus viajes. Una narradora nos va presentando su misteriosa personalidad, a la vez que introduce la historia de cada uno de los 13 capítulos (de unos 20 minutos de duración, cada uno).

Esta forma de hilvanar la historia os recordará a otras series de corte similar como Dimensión 404 o, cómo no, La dimensión desconocida. Incluso hay un cierto paralelismo con Black Mirror a la hora de intentar mostrar tecnologías que se nos van de las manos.

Creeped Out Las crónicas del miedo

Sin embargo, hay que dejar claro que Las crónicas del miedo es una serie pensada para adolescentes y preadolescentes, por lo que su enfoque es más bien blanquito. Por tanto, no esperéis ver sangre ni un terror de esos que os deja en vela por las noches, porque aquí todo está bien empaquetado para presentarse como un show de corte familiar, al estilo de El club de medianoche.

Conoce las mejores series de terror de Netflix

Como decíamos, cada historia es diferente, pero todas están cortadas bajo el mismo patrón: los protagonistas son adolescentes que, cansados de no destacar en su grupo o no alcanzar sus deseos, ceden a la tentación de algún objeto o personaje mágico que acaba saliendo mal. El típico dicho de "cuidado con lo que deseas, porque podría cumplirse". En ese sentido, aunque cumple los efectivos cánones marcados por The Twilight Zone años atrás, tenemos que criticar que muchas de las historias son excesivamente predecibles y muchos de los protagonistas son tan, tan superficiales, que cuesta empatizar con ellos. Por supuesto, se trata más bien de cuentos con moraleja destinados a un público jovencito, pero una capa más de complejidad no habría venido mal, para que una mayor proporción del pública se sienta identificada con el mensaje de "te podría pasar a ti".

Prepárate para Halloween con todos estos accesorios

¿Y de qué van las historias de Creeped Out? Hay un poco de todo: una chica que quiere ser popular y compra un nuevo móvil cuyo asistente la ayuda, otra que está cansada de que sus padres hagan el payaso y desea que se comporten como ella quiere, un chico no para de mentir por Internet aun a riesgo de que se le vuelva en contra... Como veis, hay historias muy orientadas a la actualidad, junto a otras que podrían funcionar en cualquier época.

Creeped Out Las crónicas del miedo

Las actuaciones y la puesta en escena son bastante correctas, sin más, aunque es cierto que una iluminación algo más tenebrista habría ayudado a meternos en situación. Aún así, tanto el montaje como los encuadres se atreven a experimentar un poquito con los recursos estilísticos del terror y ciertos personajes (como la marioneta Blacktooth) tienen su punto. Con todo, se echa en falta algo más de originalidad, pues la mayoría de los argumentos ya se han usado en otras series sobrenaturales de este tipo.

Creeped Out Las crónicas del miedo

En definitiva, Las crónicas del miedo es una serie de terror correctita que se digiere fácilmente (gracias, en parte, a la bien medida duración de sus capítulos) y que puede ser una buena forma de iniciarte junto a tus hijos o hermanos pequeños en el sanguinoliento y maravilloso mundo del terror, para disfrutar de forma tranquila en el próximo Halloween. La alternativa es ver Gran hermano VIP, así que tu dirás...

Valoración

Una interesante recopilación de historias trasladadas a un contexto moderno, que a pesar de todo funciona más como conjunto de cuentos con moraleja que como historias de terror.

Hobby

68

Aceptable

Lo mejor

El personaje de El curioso y la narración a lo Dimensión Desconocida tienen su punto.

Lo peor

Las historias son tremendamente previsibles y los personajes, bastante bobos en ocasiones.