Desaparecidos
Análisis

Crítica de Desaparecidos, la serie policiaca de Mediaset en colaboración con Prime Video

Por Raquel Hernández Luján

Crítica de Desaparecidos, la serie de Mediaset España en colaboración con Prime Video que puedes ver en la plataforma antes de que salte a Telecinco. Disponible desde el 19 de junio de 2020.

Ya tenéis al completo la serie Desaparecidos en Prime Video. Se trata de una nueva colaboración de Mediaset con la plataforma vía Mediterráneo de modo tal que los trece episodios que componen la primera temporada van a poder verse en exclusiva on demand antes de saltar a la televisión en abierto dentro de unos meses y, en concreto a Telecinco.

Es lo mismo que ha sucedido con la temporada 12 de La que se avecina o anteriormente con El pueblo y, como ya nos comentó Paolo Vasile en el adelanto de la programación que estaban desarrollando para Amazon, supone un acuerdo ventajoso para ambas partes, dado que hasta ahora los productos que han ido estrenando mediante esta vía han obtenido muy buenos resultados tanto en lineal como en video on demand.

Desaparecidos es además una apuesta por retomar el formato más habitual de televisión en abierto, no solo por su duración de 13 episodios, como decíamos, sino también por la duración de los mismos, que rebasa la hora y cuenta con momentos propicios para los cortes publicitarios pertinentes. Es decir: está pensada para cubrir una amplia franja de la parrilla.

Que llegue antes a Prime Video permite evitar la espera de una entrega semanal y hacer un visionado maratoniano, si bien no es la opción más recomendable dada la duración de cada episodio que ronda los 72 minutos de media.

La serie narra la historia de Sonia Ledesma (Michelle Calvó), una inspectora de policía que se incorpora al Grupo 2 de Desaparecidos de la Brigada Central, dirigida por el veterano inspector jefe Santiago Abad (Juan Echanove).

Afectada ella misma por el drama de la desaparición de un ser querido cercano, encontrará en sus compañeros Rodrigo (Maxi Iglesias), Sebas (Chani Martín) y Azhar (Amanda Rios) una nueva familia mientras prosigue sus indagaciones, que la llevarán a emprender un viaje de descubrimiento personal.

Para lograr cerrar estos casos cuentan con la ayuda de la ONG "Ayuda Desaparecidos" que está dirigida por Carmen Fuentes (Elvira Mínguez). El inspector jefe fue el responsable de investigar la desaparición del hijo de Carmen cuyo destino se desconoce.

No se puede decir que Desaparecidos sea una serie aburrida puesto que están sucediendo cosas constantemente, pero sí que es cierto que hay muchos momentos en los que esa elongación juega su contra porque al espectador le da tiempo a adelantarse a la resolución de los casos y puede sentir tentado a saltarse tramos predecibles.

Cada episodio muestra, generalmente, dos casos nuevos mientras que el trasfondo se desarrollan otros de largo recorrido que son los que atañen a las vidas íntimas de los personajes principales y que son, digamos, la estructura base en la que quedan imbricados los demás. Así, conocemos la complicada relación del inspector Santiago con su hijo Gaspar; el drama de la protagonista al haberle perdido la pista a su marido cuando trabajaba en una ONG o el de Carmen, cuyo hijo, Pablo, se evaporó del centro comercial en el que estaba realizando unas compras siete años atrás.

Como es de imaginar, todo queda más o menos resuelto en el último episodio, si bien también se abren nuevos interrogantes de cara a una más que probable segunda temporada... No en vano, ya su título es revelador: "Final y principio".

Con la verosimilitud, la serie tiene una deuda que parte del guión y se prolonga con la elección del casting. En general, aunque el diseño de producción es correcto, los casos están mejor planteados que resueltos en Desaparecidos.

Los que hemos crecido metiéndonos series policiacas en vena aún recordamos una serie de gran impacto emocional como fue Sin rastro. En ella descubrimos que las 24 horas posteriores a la desaparición de una persona son claves para encontrarla con vida y que en la mayoría de los casos, personas de su entorno inmediato están involucradas. Los desaparecidos podían aparecer muertos, vivos, ser salvados in extremis o estar perdidos para siempre sin que llegara a hallarse ni siquiera el cadáver, como por desgracia sucede en la realidad. 

El ritmo y la capacidad de conmover al espectador que tenía aquella no son equiparables a los de esta serie y puede que tampoco sea su intención... Mientras que actores como Elvira Mínguez, Chani Martín o Juan Echanove defienden sus papeles con espontaneidad y contención, otros resultan muy poco naturales además de que se desenvuelven en situaciones policiales muy poco creíbles. Se le ha restado "glamour" a la violencia, pero aún así, está lejos de parecer orgánica cuando hace acto de presencia.

Respecto a la dirección, Miguel Ángel Vivas (Vis a vis: El oasis) se ha hecho cargo de los episodios clave: "Seguimos buscando", "Los seres queridos", "Lo que parece", "Lo que pasó" y el ya nombrado "Final y principio", de modo tal que abre y cierra la serie con su trabajo en el que destaca un largo plano secuencia grabado en el centro comercial en el que desaparece Pablo del segundo episodio.

En resumen, Desaparecidos es una serie interesante y entretenida que sabe alimentar la curiosidad del espectador, aunque a veces se alargue en exceso y los casos que se desenvuelven en segundo plano sean accesorios. Con ciertos ajustes podría resultar mucho más redonda, así que estaremos atentos a su renovación.

Valoración

Desaparecidos es una serie policiaca satisfactoria y muy entretenida aunque algunos episodios son muy largos y el final es algo fantasioso.

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

Algunas interpretaciones como la de Elvira Mínguez y la de un maduro Echanove que ha evolucionado par ser más creíble. Las tramas son originales.

Lo peor

Los episodios son demasiado largos y las resoluciones de los casos menos creíbles que su planteamiento.

Y además