Ir al contenido principal
EDHA (Netflix)
Análisis

Crítica de Edha, la primera serie argentina de Netflix

EDHA, la primera serie argentina producida por Netflix, nos sumerge en el intrincado mundo de la moda de élite. Conspiraciones, secretos, celos y sexo se dan cita mientras los personajes de Julia Viale y Andrés Velencoso tratan de superar todas las barreras del mundillo.

Lo de Netflix por apostar por series de diferentes países no es nada nuevo. Un ejemplo relativamente reciente fue Suburra, aunque hay varios más. En este caso el canal de streaming se ha fijado en las series argentinas para nutrir su catálogo, y ha optado por una historia diferente a través de la temporada 1 de Edha. Se trata de la primera serie de Netflix producida en Argentina y que ya está disponible en el catálogo de Netflix España.

El mundo de la moda y del diseño está de moda en la pequeña y la gran pantalla. El hilo invisible profundiza a su manera en el mundillo, aunque en los Oscar 2018 solo se llevó la única estatuilla, lógica, eso sí. Edha profundiza en el mundo de la moda actual, desde un punto de vista más visceral, sin tapujos y tratando de dejar claro en todo momento que no es oro todo lo que reluce. Daniel Burman trata de sacar petróleo de una historia que, bien llevada, puede dar mucho juego, veamos si lo consigue...

Las mejores apariciones de Andrés Velencoso.

La guerra del backstage

Una parte de las previsibles tramas de Edha se centra en las enemistades que hay entre bambalinas en el mundo de la moda. Edha Abadi (Julia Viale) trata en todo momento de imponer su marca sobre la de su competidora Paloma (Julieta Zylberberg). Son dos estilos tremendamente diferentes. Esta parte de la trama se centra... o lo intenta, en las falsedades, los favores y las medias verdades que se cuecen en los backstages de las pasarelas de moda más prestigiosas. Decimos que lo intenta, porque habiendo chicha que sacar en ese campo, la serie profundiza poco, muy poco.

Edha también tendrá problemas en su propia empresa. Los secretos de sus socios y familiares darán vida a otra de las tramas en las que se centra la serie Edha. Si bien en esta trama si se centra un poco más la historia, su importancia está bastante diluida entre otras tramas, y cuando llegamos al final uno no siente la satisfacción de ver este fragmento de la historia completado. Una de las cosas que más lastran a la primera serie argentina de Netflix es que sus tramas parecen parches que se superponen.

Se busca empatía

El elenco de Esha es muy variado. El papel protagonista es de Edha, interpretada por Julia Viale, y Teo, encarnado por el español Andrés Velencoso. Cualquiera esperaría que entre estos dos hubiera química, chispas... algo. Sin embargo, su relación transmite las mismas emociones que un ladrillo, es forzada y tensa. Es algo que no creemos que sea culpa suya, simplemente no encajan. Y el hecho de que, pese a sus esfuerzos, el acento argentino de Velencoso no pegue ni con cola, no ha ayudado.

EDHA (Netflix)

La expresividad de la mayoría de los rostros del elenco brilla por su ausencia. Hay veces que tenemos la impresión de que Edha está protagonizada por alumnos de Kristen Stewart, porque son incapaces de gesticular. Si nos hubiera dado por jugar al juego del chupito cuando gesticulaban, habríamos vuelto todos a casa sobrios. Uno de los personajes que más transmiten, y no es que lo haga mucho, es el de Cecilia (Sofia Castiglione), la novia de Teo.

Todo a medias

Otro de los grandes peros que tiene Edha es que intenta abarcar demasiadas tramas. A veces nos hace sentir como si estuviéramos viendo una telenovela, con tanto retorcer la trama para volver al principio de nuevo. Varias veces las tramas que son claramente secundarias cobran más importancia que la que se supone que es la principal. Estás situaciones nos descolocan, nos sacan de la inmersión narrativa y a algunos nos ponen de mala leche.

EDHA (Netflix)

Como no se nos da la opción de disfrutar de las tramas en profundidad, más de una vez hemos perdido el interés en algunos hilos hasta que en los episodios finales han retomado importancia, poca, pero alguna. 

El recadito a las empresas

Ahora bien, como toda serie del género, Edha cuenta con una de sus tramas a modo de mensajito para las grandes empresas de moda. Muchas veces, nos encontramos con noticias de esos talleres clandestinos en los que seres humanos son llevados al límite para que una gran empresa se beneficie enormemente y amplíe sus márgenes de producción. Ésta lanza un guante a la cara a estas compañías con un retrato de la explotación ilegal. Eso sí, mucho menos cruel de lo que es en la realidad.

EDHA (Netflix)

Edha apuntaba maneras, y en Netflix lo sabían bien. Sin embargo, ha pecado de querer abarcar mucho y de contar con unos actores que o no han sabido transmitir, o no han sido bien dirigidos. Nosotros en Hobbyconsolas os quedamos fríos con la primera serie argentina de Netflix. Tendrá su público, eso seguro. Y quizás algún entendido en el mundo de la moda sepa apreciar matices y detalles que nosotros no. Pero precisamente una serie debe también "educar" a quienes no conocen el mundillo, y Edha no lo consigue.

EDHA (Netflix)

Habrá que ver si la acogida en general de esta serie de Netflix hace que sobreviva a su primera temporada. Desde luego queda plantada la posibilidad de una segunda temporada de Edha a nivel argumental. Veremos si no se atraganta con tantos hilos sueltos.

Valoración

Una serie que trata de profundizar en demasiadas tramas a la vez y se queda a medias en la mayoría. Los rasgos de telenovela lastran a unos personajes flojos, que no terminan de transmitir nada en gran parte de los casos.

Hobby

65

Aceptable

Lo mejor

La trama de los talleres clandestinos y cómo influyen para bien y para mal en el mundo de la moda de élite.

Lo peor

A la mayoría del reparto le falta química y empatía. Las tramas no se desarrollan con soltura y de diez episodios, probablemente enganche uno.

Y además