Ir al contenido principal
Elegidos para la gloria
Análisis

Crítica de Elegidos para la gloria, la serie producida por Leonardo di Caprio, ya en Disney+

¿Listos para la cuenta atrás? Despegamos con la crítica de Elegidos para la gloria (The Right Stuff), la serie producida por Leonardo di Caprio para National Geographic, cuyos dos primeros episodios ya están disponibles en Disney+.

La novela de Tom Wolfe "The Right Stuff" de 1976 salta a la pequeña pantalla tras haber gozado de una celebrada adaptación cinematográfica en 1983. Las tres horas de metraje se convierten ahora en ocho episodios de aproximadamente una hora de duración que Disney+ irá estrenando semana a semana, tras el lanzamiento de los dos primeros el pasado 9 de octubre.

La serie ha sido creada por Mark Lafferty, que ha estado implicado en algunos de los proyectos televisivos más interesantes de los últimos tiempos, participando como productor y guionista en Manhattan, Genius, Halt and Catch FireCastle Rock o Historias del bucle.

Elegidos para la gloria nos lleva a indagar en el programa espacial estadounidense de finales de los años cincuenta y comienzos de los sesenta, mostrando la vida de los primeros astronautas que fueron enrolados en esta estremecedora aventura de acrecentar el horizonte de la Humanidad, los conocidos como "los siete magníficos del Mercury".

Ésta es la situación inicial: en 1959, en plena Guerra Fría, la Unión Soviética lidera la carrera espacial y los estadounidenses comienzan a pensar que son un país en declive de modo que se le encomienda a una recién creada NASA la titánica tarea de enviar a un ser humano al espacio, con las enormes dificultades que conlleva y la inyección de recursos necesaria. Aunque sus ingenieros calculan que necesitarían varias décadas para conseguir tal hazaña, reciben un plazo de solo dos años.

Así nace el programa Mercury, que recluta y prepara a siete astronautas seleccionados escrupulosamente de entre los mejores pilotos de pruebas del ejército, un colectivo que carga con una reputación dudosa en lo que se refiere a su percepción del riesgo y en cuanto a las relaciones con las mujeres.

Tras su presentación, los siete se convierten en celebridades en cuestión de días, admirados como héroes antes de haber tenido ocasión siquiera de demostrar su talento. Ambientada en una época en la que muchos se preguntaban si ya habían pasado los mayores días de gloria de los Estados Unidos, Elegidos para la gloria relata una historia de superación, de cómo personas normales pueden lograr cosas extraordinarias y de la feroz competitividad que se establece entre ellos y la presión social que supone tener que cumplir con una imagen pública que a veces no se correspondía en absoluto con la realidad.

Todo, eso sí, en aras de conseguir alcanzar una meta realmente fascinante como la de encabezar una serie de expediciones espaciales que permitieran a un astronauta llegar a la órbita terrestre sin ser destruido por el vacío, las fluctuaciones de temperatura, la radiación espacial o la reentrada en la atmósfera.

Poco se le puede reprochar al diseño de producción de la serie en la que se va invertido un buen pellizco para recrear la época y dejar bien sentadas las bases de la idiosincrasia de las gentes del momento. Sin embargo, el arranque es algo titubeante y la ambientación se va asentando yendo de menos a más. Lo mismo sucede con las interpretaciones: el carácter coral del elenco hace que no sea fácil identificar a aquellos que serán los elegidos y que cueste un poco entrar en materia.

Puede que el mayor problema de Elegidos para la gloria sean las comparaciones. La propia carrera espacial se nos ha presentado de forma brillante en documentales como Apollo 11 contando únicamente con material de archivo, mientras que la película del 83 que adapta la misma novela supo ir más al grano y hacernos empatizar con los personajes con mayor facilidad.

Si apuramos, Claire Foy hizo un papel tan excepcional (a su talento se unía un guión inteligente y lleno de detalles) dando vida a Janet Armstrong en First Man, en la que también se abordaba el coste personal de las esposas de los astronautas, que poco hay que suponga una novedad o mejora más allá de lo que ya hemos visto en otras ocasiones.

Nadie mejor que el astronauta español Michael López-Alegría para hablar, desde su especial perspectiva, de Elegidos para la gloria. Os ofrecemos el panel de presentación de la serie en el que contó sus impresiones sobre ella junto al astronauta análogo Íñigo Muñoz Elorza, a quien pudimos entrevistar hace un tiempo con motivo del estreno de Ad Astra en España y al doctor José Miguel Mass Hese, astrofísico del Centro de Astrobiología (CSIC-INTA Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial).

Y, de postre, una última consideración. Esta producción de Appian Way (de Leonardo DiCaprio) y Warner Bros. Television para National Geographic provee a la plataforma Disney+ de contenidos para adultos, que es justo lo que necesita para completar su oferta en streaming, así que hay que aplaudir su inclusión en el catálogo.

Valoración

Elegidos para la gloria es una serie bien definida que se configura como una entrada, como poco, interesante dentro del catálogo de Disney+ que necesita más contenidos para adultos.

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

La historia es de lo más interesante y las interpretaciones adecuadas y solventes. Es una serie que cuenta con una producción espectacular.

Lo peor

La puesta en escena es teatral y a la narración le falta un punto de elegancia y sensibilidad a la hora de mostrar relaciones entre los personajes.

Y además