Ir al contenido principal
Here and Now
Análisis

Crítica del episodio 1x01 de Here and Now, "Eleven Eleven"

Crítica del episodio 1x01 de Here and Now titulado "Eleven Eleven", serie protagonizada por Holly Hunter y Tim Robbins y ya disponible en la plataforma HBO.

HBO España ha estrenado hoy mismo la serie Here and Now, que arranca con un primer episodio titulado "Eleven Eleven". Cada lunes irá lanzando uno nuevo hasta completar la primera temporada compuesta por diez de entre 50 y 60 minutos de duración.

El creador de la ficción es el reputado Alan Ball, artífice de series tan aclamadas (y tan distintas) como A dos metros bajo tierra o True Blood y ganador del Oscar por el guión de American Beauty.

Consigue las cinco temporadas de A dos metros bajo tierra a un precio irresistible

El talento se extiende también al reparto, encabezado por unos Holly Hunter y Tim Robbins que forman una extraña pareja en la ficción. La sinopsis oficial de Here and Now nos confirma que se trata de una provocadora y universal reflexión sobre la sociedad norteamericana actual y lo que significa hoy pertenecer a una minoría. Esto se debe a que, como decíamos, sus personajes Audrey y Greg han creado una familia multicultural en la que todo parece estar bien, pero donde hay problemas profundos.

Vistos desde fuera, los Bayer-Boatwright son el perfecto modelo de familia progresista. La pareja se conoció en Berkeley cuando eran unos hippies. A día de hoy, Greg es un respetado profesor de Filosofía; su mujer, Audrey, una terapeuta retirada que ejerce de consultora en resolución de conflictos para centros educativos. Sin embargo, el primero atraviesa una profunda depresión y su esposa es una controladora mujer que no encuentra el equilibrio que busca y no puede evitar estar permanentemente psicoanalizando a todo el mundo.

En esta ficción de HBO, Greg y Audrey tienen tres hijos adoptivos, Duc, Ashley y Ramón, y una hija biológica, Kristen. El mayor es Duc (Raymond Lee), un hombre nacido en Vietman plagado de contradicciones que trabaja como coach personal o "arquitecto emocional", como prefiere autodenominarse. Aunque quiere que sus pacientes vivan el momento, él mismo tiene graves problemas para relacionarse.

Ashley (Jerrika Hinton), de raíces liberianas, es una fotógrafa de moda casada con un republicano arrepentido tras la llegada al poder de Donald Trump con quien tiene una hija pequeña. Pero no puede evitar esconder una doble vida. 

Here and Now

Por su parte, Ramón (Daniel Zovatto), de origen colombiano, es un joven gay que después de coquetear con el camarero de la cafetería que frecuenta por fin se lanza a conocerlo. Con diferencia es quien más envidias despierta en sus dos hermanos mayores debido a que sus padres "se relajaron" con su llegada y no le obligaron a hacer tanta gala de sus orígenes. Por último, la joven adolescente Kristen vive a través de la red y se hace pasar por otra persona en Facebook acomplejada por su físico.

Esta serie de HBO nos cuenta que, mientras Audrey ultima los preparativos para la fiesta del 60 cumpleaños de Greg, empiezan a surgir grietas en el seno familiar, amenazando con poner patas arriba su modo de vida. Y es que cuando Ramón empieza a obsesionarse con los números 11:11 tiene una especie de brote psicótico, que le llevará a la consulta del Dr. Farid Shokrani, un psiquiatra de origen musulmán que también lucha contra sus propios demonios.

Here and Now

Como hizo con mayor fortuna American Horror Story en su última temporada CultHere and Now quiere mostrar el juego de contrastes entre la era Obama y la era Trump repartiendo estopa en todas direcciones y radicando la trama principal en una familia en la que hay una enorme diversidad sexual, étnica y generacional. También bastante hipocresía y una buena dosis de postureo por parte de todos los personajes. El problema es que a veces se desliza con un trazo tan grueso que no alcanza ni la chanza de la comedia bien medida, ni mucho menos la radiografía de una sociedad hecha jirones.

El guión de este episodio Eleven, eleven siembra algunas semillas interesantes que veremos si alcanzan un desarrollo digno, pero es probable que no nos dé demasiadas alegrías desde el punto de vista de su pretendido retrato sociológico con aristas (en realidad para esto ya llega muy tarde y creo que el público empieza a estar saturado de ver más de lo mismo) sino más bien con la esbozada trama sobrenatural abierta por esas visiones de Ram.

En suma, el principal atractivo de Here and Now es el misterio, lo desconocido, porque lo que nos presentan de forma abierta no resulta demasiado alentador. En cualquier caso, sostiene la serie un reparto magníifico y entregado (no todos los días juntas a Tim Robbins y Holly Hunter) y no hay nada que se le pueda objetar a la factura técnica así que, de momento, promete, aunque lleva a ser un tanto escéptico respecto a lo que esté por llegar.

La autoconsciencia es un valor positivo, pero no si es tan constante y taladrador como los autodiagnósticos recurrentes del personaje de Audrey. Puede que estemos hartos de ver a los estadounidenses mirándose el ombligo y tratando de exorcizarse o bien por elegir a Donald Trump en las urnas o bien por ser progres de pastel, con una mansión y un Prius en el garaje mientras se llenan la boca de tolerancia y pretendida felicidad, pero si la serie consigue zafarse de los tópicos y hacer que nos creamos algunos de los conflictos íntimos de sus personajes (más allá de los subrayados de forma tan obvia y facilona) podremos sortear la sátira política y abrazar de verdad la riqueza que nos proporciona la diferencia, conflictos incluidos.

Valoración

Arranque prometedor para una serie en la que se dan cita una amarga crítica social y algunos elementos sobrenaturales. A vista de pájaro se avecina tormenta para la élite progresista.

Hobby

67

Aceptable

Lo mejor

Las interpretaciones: tener en el reparto a Holly Hunter y Tim Robbins es todo un lujazo.

Lo peor

Tarda en arrancar, es sobre todo una presentación de personajes y de una familia extremadamente peculiar.

Y además