The Great
Análisis

Crítica de The Great, la desternillante comedia de Starzplay

Por Raquel Hernández Luján

Crítica de The Great, la desternillante comedia de Starzplay creada por Tony McNamara (La favorita) y protagonizada por Elle Fanning, Nicholas Hoult y Phoebe Fox. Disponible a razón de un episodio por semana desde el 18 de junio de 2020.

Estamos ante una de las veces en las que el tráiler hace honor al material que adelanta: The Great es exactamente lo que nos prometen esos sketches con los que Starzplay ha promocionado la serie.

A lo largo de diez episodios que rondan la hora de duración, Tony McNamara (La favorita) nos lleva a conocer la deriva de Catalina la grande, que pasa de ser una joven romántica y bastante idealista a convertirse en una mujer desencantada pero muy pragmática, dispuesta a hacerse con el poder a toda costa.

Que nadie se eche las manos a la cabeza por el enfoque de la serie, porque su intención está en las antípodas de ser fiel a la Historia. Y así lo anuncia desde su mismo comienzo añadiendo un breve subtítulo en el que especifica que eventualmente coincidirá con la realidad, una divertida declaración de intenciones que, como decimos, no decepciona.

The Great comienza presentándonos a una Catalina la Grande muy distinta a la retratada por Helen Mirren en su versión, dado que la conocemos en su juventud, antes de casarse con el heredero al trono de Rusia, Pedro III: ambiciosa y soñadora, imagina su matrimonio como un cuento de hadas pero para su desesperación se encuentra con una corte hedonista, caprichosa y asediada por los chismes, el sexo casual y las cacerías aderezadas con ingentes cantidades de alcohol.

Ella, una mujer instruida, culta y acostumbrada a la lectura, no puede comprender la falta de miras de su marido de cara a europeizar Rusia. Solo se adoptan las modas pasajeras pero no cala el discurso social, de modo que empieza a planificar hacerse con el poder y hacer así realidad sus sueños.

En su empresa contará con la ayuda de su criada, una excortesana caída en desgracia con la que irá pergeñando su maquiavélico plan, haciendo uso incluso de sus "armas de mujer". Y así, poco a poco, iremos viendo ante nuestros ojos cómo se gesta uno de los reinados más largos de cuantos se han conocido, comandado por toda una experta en manipulación, hecha a sí misma e hija de la situación que tiene que afrontar al pretender hacer entrar la ilustración francesa en un mundo hostil.

The Great es una serie anacrónica realmente divertida que sabe desplazar a los códigos de la época una crítica brutal hacia el machismo imperante y la hipocresía y de paso generar todo un duelo interpretativo entre los dos protagonistas: Elle Fanning (Maléfica: maestra del mal) y Nicholas Hoult (Tolkien). Ambos están por completo inmersos en sus respectivos roles dando lo mejor de sí mismos.

Pero es que además comparten reparto con toda una serie de personajes inolvidables interpretados por secundarios excepcionales como Phoebe Fox (Toque de queda), Adam Godley (Powers) o Douglas Hodge (Joker).

El guión de The Great es original, muy sorprendente y está lleno de recovecos (ojo a las segundas intenciones de los diálogos, que a veces son muy afilados), pero no es el único atractivo de la serie.

Entre sus mayores virtudes están el diseño de producción y la fotografía. Todo queda atado al milímetro (maquillaje, vestuario, peluquería, sets de rodaje, atrezzo) dándole una apariencia verosímil a una trama alocada y con mucha mala baba.

También es cierto que con episodios tan largos, hay momentos de inflexión en los que el ritmo se relaja y se aprecian algunas reiteraciones además de un humor menos pulido, pero todo se le perdona porque la tónica es que haya sketches excepcionalmente divertidos y audaces, en los que hay ingenio y talento a partes iguales, además de mucha osadía para retratar las vergüenzas de una realeza decadente, algo que comparte con la celebrada La favorita.

The Great es una rareza en el panorama televisivo que, aunque está plagado de novedades en un torrente incansable de lanzamientos que apenas nos deja tiempo para digerirlos, no suele ofrecernos espectáculos de este calibre. Al final, más allá de las risas, queda una reflexión de lo más curiosa sobre el poder, los entresijos de la corte y el personaje principal, que es todo un caramelo que Fanning paladea con entusiasmo. Como es evidente, no nos acercará al personaje real, pero desde luego el ficticio es memorable. ¡Hurra!

Valoración

Descacharrante, atípica y llena de sorpresas, The Great es un caramelo. No solo hay vigor en la producción sino que el reparto lo da todo para trasladar una historia llena de licencias narrativas para deconstruir el mito de Catalina la Grande. ¡No os la perdáis!

Hobby

80

Muy bueno

Lo mejor

Su peculiar sentido del humor, reinventando la historia a su antojo y su mala baba. El reparto es maravilloso, como la ambientación y la foto.

Lo peor

Puede que abuse de algunos tics como ese "¡Hurra!" característico del emperador y dle sexo como vehículo para un humor algo escatológico a veces.

Y además