Han Solo: una historia de Star Wars
Análisis

Crítica de Han Solo: una historia de Star Wars, segundo spin-off

Por Raquel Hernández Luján

Crítica Han Solo: una historia de Star Wars (Solo: A Star Wars Story), el segundo spin-off de la saga Star Wars. Está dirigido por Ron Howard y protagonizado por Alden Ehrenreich, Emilia Clarke, Donald Glover y Woody Harrelson. Ya está en cines.

Han Solo: una historia de Star Wars (Solo: A Star Wars Story) ya ha llegado a los cines, después de que Star Wars VIII: los últimos jedi sembrara una amarga polémica entre el público y la crítica y, en esta ocasión, la controversia también ha acompañado a esta cinta desde su misma concepción. Recordemos que iban a ser Phil Lord y Christopher Miller (La LEGO Película) los directores y que finalizaron su contrato de mutuo acuerdo con Lucasfilm por desavenencias creativas.

Después de Rogue One: una historia de Star Wars, toca el turno al segundo spin-off de la saga galáctica, centrado en Han Solo, una película entretenida a la que le cuesta encontrar en tono y a la que es probable que le hubiera sentado bien un corte de al menos media hora de metraje para ajustar los tiempos. Vamos con más detalles en esta crítica de Han Solo: Una historia de Star Wars.

Todas las películas del universo Star Wars en Blu-ray y DVD

El experimentado y ganador de dos premios Oscar Ron Howard ha sido el encargado de continuar la producción, heredando un material al que ha tenido que incorporar regrabaciones que han afectado al montaje final, han incrementado el presupuesto y retrasado la campaña de marketing.

Ya en Rush, el director dejó bien claro que es capaz de realizar un trabajo impecable en lo que a secuencias vertiginosas en las que la velocidad es lo más importante se refiere, y aquí tiene ocasión de lucirse bastante contando con el Halcón Milenario como un personaje más. Los cambios en la nave están bien justificados, por cierto. En el primer tráiler y las imágenes oficiales de la película ya vimos algunas de las diferencias del Halcón Milenario respecto a la trilogía original, y también en posteriores avances vimos otros detalles como ese escudo móvil alrededor de los orificios de ventilación de la parte posterior cuando se encienden los motores.

¿Quieres otro punto de vista? Lee la crítica de Han Solo según nuestro experto en Star Wars

Se trata de otro cambio estructural, quizás menos importante, pero que da a entender hasta qué punto el estado de la nave era ruinoso en el momento en que la vimos por primera vez, Star Wars: Una nueva esperanza. Y la tralla que Han le dio tras hacerse con ella.

Los fans acérrimos de la saga van a encontrar detalles como estos en los que recrearse y disfrutarán muy especialmente del Lando Calrissian de Donald Glover, que apunta a conseguir su propio spin-off según las últimas informaciones.

Uno de los mayores miedos de los fans de la saga, era, con toda lógica, cómo se defendería el actor Alden Ehrenreich para dar vida a un personaje al que hasta ahora habíamos asociado de forma indisoluble a Harrison Ford desde que en 1977 le prestara su carisma y descaro desenfadado a Han Solo. Pues bien, su interpretación en Han Solo: una historia de Star Wars es más que correcta.

De hecho, su gestualidad se ajusta por completo a la del personaje y hasta han reproducido la característica cicatriz del mentón del actor. Otra cosa es que el ritmo de la película y escaso humor que rezuma el libreto de Jonathan y Lawrence Kasdan le brinden oportunidades de brillar... Otro afectado por la falta de chispa de sus líneas de diálogo es el androide protagonista L3, que no termina de funcionar nunca como alivio cómico.

Con respecto a los nuevos personajes, sorprende su inclusión (en algunos casos demasiado tardía) y su desarrollo, por escueto. Esto se puede achacar a la intención de generar una nueva trillogía de la que estaríamos viendo un primer episodio (Ehrenreich cuenta hasta donde hemos podido saber con un contrato para tres películas aunque la decisión final la tendrá el público y el rendimiento en taquilla).

Por una parte, tenemos a Qi'ra (Emilia Clarke, la Daenerys de Juego de Tronos), con quien Solo comparte un pasado. Por otra parte, tenemos a su mentor Beckett (Woody Harrelson) acompañado por Val (Thandie Newton) y finalmente conocemos a Enfys Nest, una merodeadora extremadamente peligrosa que se ha forjado una infame reputación junto a su banda de piratas, que se hacen llamar los Cloud Riders y al peligroso Dryden Vos, el antagonista principal, interpretado por Paul Bettany.

Hay muchos momentos que todo fan de Star Wars quería ver representado en el cine. De hecho, en Han Solo: una historia de Star Wars descubrirás cómo conoció a Chewbacca y a Lando Calrissian, la famosa apuesta con la que se hizo con el Halcón Milenario jugando al sabbac, su pasado sentimental antes de conocer a Leia y por supuesto, verás en pantalla esa archiconocida hazaña de pasar el Corredor de Kessel en 12 parsecs.

Es, por un lado, un acercamiento al origen del personaje que resultará muy reconocible a quienes estén familiarizados con el material del Universo Expandido de Star Wars, ya que accedemos a su pasado como huérfano esclavo en Corellia que consigue escapar para iniciar una carrera como piloto imperial y posteriormente como contrabandista. Esto es muy significativo, ya que recordemos que cuando Disney compró Lucasfilm, el Universo Expandido de Star Wars pasó a llamarse "Legends" y posteriormente quedó expulsado del canon. Pero tampoco podemos tomar la letra impresa como fuente única... de hecho, hay algunas cuestiones que han mutado por completo como el primer encuentro con Chewie. 

Desde luego, como los más agoreros auguraban, Han Solo: una historia de Star Wars no es un fiasco, pero sí le cuesta mucho encontrar el corazón de la historia. Tenemos alienígenas y criaturas de toda clase y condición, naves espaciales, a los sindicatos del crimen trapicheando con Coaxium, una exquisita puesta en escena que dialoga con la trilogía original y una banda sonora con personalidad propia compuesta por John Powell que ayuda mucho a construir una atmósfera starwasera, pero sin embargo la película no consigue llegar a ser emblemática y, como le sucedió a Rogue One, apuesta por un estilo propio en el que la fanfarria se reserva para momentos finales y en el que, por ejemplo, se evita el prólogo característico de los episodios oficiales.

A partir del último tercio es cuando en verdad empieza la función: todas las semillitas que la cinta ha ido sembrando eclosionan en una traca final que nos lleva a recordar directamente a los spaghetti westerns. Ya nos habían mostrado el asalto al tren y tenemos un duelo final, localizaciones desérticas, traiciones inesperadas y sorpresas que tendréis que descubrir en el cine de las que aún no podemos hablaros y os dejarán sentados de culo. Si ya la has visto y quieres profundizar en nuestra valoración, puedes ver nuestra tertulia de Han Solo con spoilers.

Puede que Han Solo: una historia de Star Wars no sea una película indispensable puesto que a fin de cuentas buena parte de lo que nos narra son hechos conocidos, pero deja abierta la posibilidad de seguir ahondando en otros que se nos revelan por primera vez. Han Solo es menos un rufián encantador y más un pícaro bienintencionado en esta película, de modo que suponemos que nos queda mucho por saber aún de él... 

Valoración

Tras una hora inicial en la que a la película cuesta cogerle el pulso, Han Solo: una historia de Star Wars se templa y comienza a entregar secuencias en las que el espectador conecta más con los personajes y en las que la acción adquiere ecos de western.

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

Conecta estéticamente con la primera trilogía en la puesta en escena y el diseño de personajes. Su potente banda sonora, su candidez y aire retro.

Lo peor

Es demasiado larga para la simplicidad del argumento y despega muy despacio, haciendo que el espectador roce el tedio.

Lecturas recomendadas