Hipnótico (Netflix)

La película Hipnótico ya está disponible en el catálogo de Netflix y propone un ejercicio de terror psicológico que llamará la atención a sus usuarios. Pero ¿merece la pena?

Netflix se ha convertido en un territorio tan grande, tan inmenso, tan inabarcable durante los últimos años, que sería una necedad creer que se haya especificado en un género concreto. Su catálogo es extenso y su propuesta, infinita.

Hipnótico solo es un ejemplo más de proyecto de terror dentro de la plataforma streaming. La película de Matt Angel y Suzanne Cole propone un ejercicio de terror psicológico que, seguramente, funcionará muy bien entre los usuarios; de hecho, ya lo está haciendo.

Sin embargo, aunque no haya una especialización temática en el catálogo de Netflix, lo cierto es que, de un tiempo a esta parte, nos han regalado obras de terror o thrillers con tintes tenebrosos de considerable envergadura, de una factura reseñable.

Los casos recientes de Misa de medianoche o La maldición de Hill House son solo un ejemplo del amplio abanico de posibilidades, que pueden ir desde algo tan oscuro como Marianne hasta algo más naif como Las escalofriantes aventuras de Sabrina o la propia Stranger Things.

De hecho, hablando de la obra de Mike Flanagan y entrando ya en la crítica de Hipnótico, podemos afirmar sin miedo a equivocarnos que Kate Siegel se ha convertido en la Reina del Terror de Netflix por excelencia. ¡No paramos de ver a esta chica en todas las producciones de miedo!

La protagonista de Hipnótico es el ojito derecho de Mike Flanagan. Ya la hemos visto en Misa de medianoche, La maldición de Bly Manor, La maldición de Hill House o El juego de Gerald, entre otros proyectos de terror que se acumulan en su filmografía.

Kate Siegel se ha ganado ya el apelativo de Reina del Terror moderna, aunque en Hipnótico apenas se haya esforzado por hacernos creer que su personaje, Jenn, estaba verdaderamente interesada en sobrevivir a la catástrofe en la que se sumerge.

Hipnótico (Netflix)

Vale, bien. Hagamos una pausa. ¿De qué va en realidad Hipnótico? La trama es fácil. Hablamos de una joven que está un poquito perdida en la vida y, entonces, decide recurrir a un hipnoterapeuta. Ella no ve las clarísimas señales de lo misterioso del tipejo, así que allá que va con la hipnosis.

Pero después de unas cuantas sesiones (bastante intensas, por cierto), comienzan a suceder extraños acontecimientos en su vida. Y pronto se verá inmersa en un juego psicológico que tiene toda la pinta de acabar muy, pero que muy mal.

Me gustaría decir que esta sinopsis de película de Antena 3 un domingo por la tarde me la he inventado yo, pero lo cierto es que Hipnótico tiene esta premisa. Y, no os voy a engañar, a mí me parece un punto de partida muy interesante. De hecho, me atrapó en cuanto leí de que iba la película.

Sin embargo, ese gusanillo que te despierta la historia se evapora a los quince minutos de empezar. Todo te suena a algo, pero no sabes a qué; todo pareces haberlo visto antes, pero no sabes dónde; todo te recuerda a algo, pero no terminas de identificar lo que es.

¿Entonces? Sencillo: excesivamente genérica. La película de Hipnótico en Netflix no aporta absolutamente nada al medio, ni siquiera se esfuerza en desvincularse de otros títulos de terror y aportar algo distinto a la industria, ofreciendo quizás un juego psicológico que merezca la pena y que le otorgue una identidad que prácticamente está demandando a gritos.

En lugar de ello, se centra en realizar movimientos de cámara propios de un jump scare de mercadillo, usando recursos de películas de terror de hace varias décadas, negándose a sí misma como historia y ofreciéndonos un batiburrillo de conceptos que no llevan a ningún lado.

Y, a pesar de ello, Hipnótico tiene algo que atrapa. Es asombroso cómo el ritmo trepidante del filme, merced a un montaje inteligente y capaz que mejora considerablemente el pésimo ejercicio cinematográfico de los directores de Puertas abiertas, contrasta con una historia que no parece avanzar.

Así pues, podríamos decir que esta película de Netflix es entretenida de ver (y corta, apenas son 82 minutos de metraje), pero terriblemente genérica y predecible, con una ausencia de personalidad preocupante y un lenguaje cinematográfico confuso.

Sin embargo, nos vemos en la obligación de no engañar a nuestros lectores: ¡te puede servir para una tarde de sábado o domingo sin nada pendiente que ver! Si es así, Hipnótico es una elección casual que te puede llegar a sorprender y, por qué no, también a entretener.

Películas de netflix con giros de guion

Películas de netflix con giros de guion

Si eres todo un amante de los finales sorpresa e inesperados, aquí te dejamos algunas películas de Netflix con giros de guion que no te ves venir.

Descúbrelas

Si has llegado hasta aquí y no has visto la película, dinos... ¿Lo harás? Y si ya la has visto, déjanos un comentario para saber qué te ha parecido. ¡Nos interesa mucho tu opinión!

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

La película Hipnótico de Netflix tropieza con un guion apresurado, genérico y sin identidad, una historia que trata de hacer demasiadas cosas, pero casi ninguna le sale bien; a excepción, quizás, de un montaje rítmico y un metraje escaso que la convierten en un atractivo para engullir dentro de la plataforma streaming.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Tiene un ritmo trepidante y dura poco, lo que hace que el filme sea considerablemente entretenido. O eso creemos.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Casi nada funciona aquí. La premisa se ahoga, todo resulta excesivamente genérico, no tiene identidad y hace demasiadas cosas, y muy pocas bien.
Hobby

50

Regular

Y además