Insatiable 2
Crítica de la temporada 2 de la comedia Insaciable (Insatiable): Patty vuelve a Netflix con sus asesinatos involuntarios y sus certámenes de belleza.

A pesar de las inclementes críticas que recibió Insaciable (Insatiable) en su primera temporada (y contra todas las apuestas), la serie fue renovada y desde el pasado 11 de octubre ya se pueden ver los 10 episodios que componen la segunda tanda de capítulos en Netflix. La razón es muy sencilla: hubo un sector de la audiencia al cual sí le llegó su tono jocoso dirigido hacia problemas como los trastornos alimenticios y la relación de un puñado de adolescentes con la comida.

Si eres estudiante puedes tener Prime Video gratis durante 3 meses, ¡aprovecha!

En este sentido, hay alguna mejora que se puede reseñar. Ahora se exploran vías de recuperación como los programas de doce pasos o la tutela que puede ejercer un padrino a la hora de ayudar a una persona en problemas y, sobre todo, la protagonista se esmera en ir más allá de sus atracones de comida para tratar de encontrar las "razones y los motivos" que la llevan a tener una actitud autodestructiva.

VIDEO

Tráiler de la temporada 2 de Insaciable (Insatiable)

En otras palabras, por más que siga siendo no solo desagradable sino doloroso ver su relación tóxica con la comida, sí que se apunta, aunque siempre sea en clave de un humor, que funciona a medio gas, que un cuerpo bonito es lo de menos si internamente una persona está rota.

Cierto es que para ser únicamente diez episodios hay mucho relleno, pero de vez en cuando sí que hay algún gag puntual que tiene su gracia, algo que era casi imposible de encontrar en el arranque de la serie.

Las series imprescindibles de Netflix

En Insaciable 2, Patty Bladell va adquiriendo una mayor confianza en sí misma paulatinamente. Tiene muchos secretos que ocultar y además es testigo de una serie de revelaciones familiares que la desestabilizan sobremanera, llevándola de nuevo a comer de forma compulsiva y desordenada, algo que trata de compensar realizando ingentes cantidades de ejercicio físico (sumando a su lista de trastornos el ejercicio físico compulsivo).

Entre tanto, se suceden varias muertes involuntarias en las que está implicada de una u otra manera y que la llevan, en un inesperado giro final, a plantearse una teoría sobre sí misma de lo más peculiar. 

A través de su voz en off y de la de algunas de las personas que la rodean, que protagonizan episodios de Insaciable 2 concretos como su madre, su coach y abogado Bob Armstrong y su exesposa Coralee o algunas de sus competidoras en concursos de belleza como Magnolia Barnard, vamos componiendo distintas líneas argumentales, todas ellas fundamentadas en el humor absurdo que van desde la creación de la línea de productos Tampatásticos (tampones con borla), hasta la resolución de la amnesia de Mag, la carrera a la alcaldía emprendida por los Bobs antaño amantes o la revelación de la identidad del asesino de misses que, como es de esperar, solo llega en el último episodio para dejar el anzuelo tendido de cara a una tercera temporada.

Como es evidente, no estamos ante el colmo del buen gusto ni del ingenio, pero sí que hay un tratamiento menos morboso del sexo, de las relaciones de poliamor o incluso de las tragedias personales de los protagonistas. Todo toma un cariz más liviano con algún destello muy puntual de genialidad.

Debby Ryan, por cierto, ha hecho completamente suyo ya el personaje, del que se puede hasta reseñar un discurso acerca de mentir y encubrir la verdadera identidad que tiene su aquel, sobre todo si tenemos en cuenta que lo pronuncia en medio de un concurso de belleza. Y es que esta segunda temporada carga bastante más contra las apariencias, el culto al cuerpo o la hipocresía imperante en este tipo de eventos. 

Respecto a la producción, nunca fue motivo de crítica: Insaciable es correcta, sin más, con un aire kitch premeditado para buscar otro medio más por el que expandir el tono distendido, colorista y bobalicón de la propuesta.

Está claro que los espectadores que quedaron encantados con la primera temporada volverán a disfrutar del descaro de esta segunda e incluso se quedarán con hambre de más, por hacer el juego de palabras. Se puede consumir en un atracón seriéfilo, aunque pide a gritos episodios más breves, de media hora como máximo.

A los que les cause indigestión, tienen muchas otras series bien distintas entre las que elegir: aquí os dejamos el listado de las mejores series de Netflix en lo que va de 2019

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

De nuevo insatisfactoria como comedia, pero al menos dejando atrás algunos de los mayores problemas de la primera temporada, Insatiable, contra todo pronóstico ha contado con una segunda temporada nada recomendable.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Experimenta una ligera mejora respecto a la temporada anterior aunque sigue banalizando temas demasiado importantes.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Su humor no funciona: sigue siendo frívola, descerebrada y poco hilarante. Hay demasiada oferta como para perder el tiempo con su visionado.
Hobby

50

Regular

Y además

Insatiable (Serie TV)

Argumento:

Insatiable es una serie de televisión disponible en Netflix desde el 10 de agosto de 2018. Creada por Lauren Gussis, se trata de una comedia negra protagonizada por Dallas Roberts, Debby Ryan y Christopher Gorham entre otros. La serie Insatiable ha sido el epicentro de las críticas debido, precisamente a su humor negro, lo que ha sentado...