Loving Pablo
Crítica de Loving Pablo, la nueva película de Fernando León de Aranoa protagonizada por Penélope Cruz y Javier Bardem sobre la figura de Pablo Escobar. En cines a partir del 9 de marzo.

Loving Pablo es la nueva película de Fernando León de Aranoa, el artífice de películas tan buenas y dispares como Barrio, Los lunes al sol o Princesas. Es su segundo largometraje internacional tras Un día perfecto, cinta protagonizada por Benicio del Toro, quien, recordemos, dio vida a Pablo Escobar en Escobar: paraíso perdido allá por 2014. Pero el "Robin Hood paisa" que todos tenemos en mente al enfrentarnos a esta película es por proximidad temporal y por ruido mediático el del hideputa huevón gonorreas Wagner Moura de la serie Narcos.

De modo simplista, podríamos contemplar esta película como un resumen de las dos primeras temporadas de la serie, pero no sería justo, pues si bien se nos narra el ascenso y caída del narcotraficante, también es cierto que la óptica trata de ser radicalmente distinta. La idea es que veamos al creador del famoso Cartel de Medellín desde la mirada de la escritora, periodista, locutora modelo y presentadora Virginia Vallejo.

VIDEO

Loving Pablo - Tráiler en VOSE del nuevo biopic del narcotraficante más conocido de la historia

El guión de Loving Pablo toma como punto de partida su autobiografía titulada "Amando a Pablo, odiando a Escobar" en la que narra su turbulenta relación amorosa entre 1983 y 1987.

Hay varios escollos desde el principio: es inexplicable la decisión artística de rodar esta película en inglés. Carece de lógica alguna, ahora que el castellano está más de moda que nunca en Estados Unidos y que ellos mismos al otro lado del charco eligieron ser fieles a la historia, valiéndose de la lengua original de los personajes recreados. Por otra parte, entre Penélope Cruz y Javier Bardem no hay en esta ocasión ni un ápice de química.

No es ni mucho menos la primera vez que comparten cartelera. Ya lo hicieron antes en Jamón, jamón en 1992, en Vicky, Christina, Barcelona en 2008 y en El consejero en 2013. Pero la cuestión es que no te los puedes creer, porque se han llevado sus papeles casi al terreno de la caricatura: resulta increíble la fascinación que él le produce; inverosímil de todo punto su idilio y tampoco llega al espectador el pavor que debió sentir Virginia Vallejo para decidir exiliarse a los Estados Unidos en 2006 por miedo a las represalias.

Por otra parte, ambos intérpretes comparten un problema, puede que producto de cierta retroalimentación: el histrionismo. El momento en el que un encorajinado Javier Bardem la toma con unos spaghettis o aquel otro en el que Penélope Cruz es tiroteada son bochornosos.

Loving Pablo

El corazón de la historia no late. Sin embargo, todo de lo que la rodea funciona a las mil maravillas. Mientras que el drama íntimo, la pasión y la venganza entre los dos personajes principales de Loving Pablo brillan por su ausencia, el diseño de producción y el resto del casting funcionan solos.

Las secuencias más arriesgadas, como la del avión aterrizando en plena carretera para descargar coca, están filmadas de forma impecable; las relaciones entre los secundarios son convincentes y el esfuerzo por trasladar la historia de forma didáctica, con ritmo y de forma muy resumida, también. Pero también es cierto que el intento de dar la vuelta como un calcetín a la narración se estanca muy pronto. La voz en off de Virginia Vallejo es un recurso fútil que no añade ironía, ni pasión, ni capa emocional alguna al relato y no se nos procura información que no se nos haya ofrecido antes de forma mucho más prolija, documentada e incisiva en la serie. 

Loving Pablo

Loving Pablo tiene un terrible problema de casting y esa desacertada idea de rodar en inglés que le restan buena parte de su atractivo. Llega a destiempo y ahora que sabemos tanto del personaje, hay pasajes sobre los que se pasa a toda velocidad que habrían merecido mucha más atención. Tampoco queda claro el posicionamiento moral de la película. Ni nos enamoramos de las "buenas" obras de Pablo a la par que Virgina Vallejo, ni llegamos a odiar al psicópata en el que se convierte Escobar, símbolo de un reinado del terror... Ni siquiera el atentado del aeropuerto encuentra su espacio en la narración. 

Película fallida e insuficiente como biopic, que bien habría hecho en concentrarse en un periodo más concreto o en definir mejor ese punto de vista que tanto varía a lo largo del tiempo: el de una mujer que amó a uno de los hombres cuya figura generó más controversia en los 80 para luego aborrecerlo. El planteamiento era de lo más interesante.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Fernando León de Aranoa ofrece una película muy bien documentada en la que lo más complicado a nivel de producción funciona de maravilla y lo aparentemente más sencillo, el drama íntimo, nunca termina de arrancar.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Es un eficiente resumen de las dos primeras temporadas de Narcos: condensa mucha información de forma muy efectiva.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

La increíble falta de química entre Penélope Cruz y Javier Bardem: ni te los crees cuando les consume la pasión ni cuando aparece el temor.
Hobby

55

Regular

Y además

Loving Pablo (2017)

Lanzamiento:

Argumento:

Loving Pablo se estrenará el próximo 9 de marzo de 2018, con Javier Bardem encarnando a Pablo Escobar y, Penélope Cruz como su amante. Drama sobre el narcotraficante colombiano Pablo Escobar, basado en el libro de memorias de la periodista colombiana Virginia Vallejo donde cuenta la relación amorosa que mantuvo con el narcotraficante a media...