Madre oscura
Análisis

Crítica de Madre oscura, la película de terror que se mantuvo semanas en el número uno en Estados Unidos

Por Raquel Hernández Luján

Crítica de Madre oscura (The Wretched), la película de terror que fue número uno durante semanas en Estados Unidos durante el confinamiento y promete muchos sustos. Estreno en cines el 17 de julio de 2020.

Madre oscura llega a España refrendada por unos datos de audiencia maravillosos obtenidos al otro lado del charco. Tengamos en cuenta que partió con cierta ventaja para conseguir estas cifras: con apenas competencia en salas comerciales y autocines, se mantuvo durante seis semanas en el número uno haciéndose con una recaudación jugosa de algo más de 1,3 millones de dólares durante el confinamiento causado por la crisis sanitaria derivada de la expansión del COVID-19.

Esto es especialmente interesante si tenemos en cuenta que se trata del segundo largometraje de los hermanos Pierce tras su debut en 2011 con Deadheads.

Como veréis solo echándole un vistazo a la sinopsis, queda patente que la pretensión de la película no es la de romper moldes, precisamente. Sin embargo sí que hay que reconocerle su capacidad para hacer pasar un rato entretenido sin mayores pretensiones. Son abundantes las referencias a otras películas incluso mediante la iconografía que utiliza la cinta, pero al menos no defrauda a la hora de componer varias secuencias curiosonas.

En Madre oscura Ben es un adolescente problemático que trata de superar la separación de sus padres. Para ello se muda con su padre con quien empieza a trabajar en el puerto. Pronto hace amistad con el hijo de los vecinos: un niño que muestra un gran temor por su madre.

Poco a poco, a medida que indaga en las vidas de la familia, Ben se ve inmerso en una lucha contra una bruja de más de mil años de edad que vive bajo la piel de su vecina.

El ser sobrenatural posee una serie de cualidades únicas y de habilidades sorprendentes, proviene de las raíces y la tierra y su objetivo son los niños. Su lucha sin cuartel contra ella llevará al muchacho a destapar recuerdos que ni siquiera sabía que tenía.

Escrita y dirigida por Brett Pierce y Drew T. Pierce y protagonizada por, entre otros, John-Paul Howard, Piper Curda, Azie Tesfai, Kevin Bigley y Zarah Mahler, Madre oscura cuenta, como decíamos con todos los componentes de las películas de terror que indagan en presencias telúricas, arraigadas a la tierra y a la brujería, pero desde una óptica contemporánea.

El cine de terror está llegando un poco a destiempo este año: en verano estamos viendo una eclosión de títulos que vienen con la clara intención de ponernos los pelos de punta y lo cierto es que, como poco, nos permiten pasar un rato de evasión en el cine que se agradece.

Eso sí, The Wretched, al final no deja de ser una película de trasfondo adolescente y un drama familiar light. Todo lo que atañe al monstruo y a su apropiación de cuerpos ajenos, su conexión con la muerte y al rapto de niños con el fin de regenerarse está mostrado de una forma sugerente y lo suficientemente intrigante y absorbente como para que el espectador no pierda el interés.

El bullying que sufre el protagonista por parte de la pandilla de populares de turno, el romance veraniego y su tibia crítica al sistema de clases, resulta bastante menos apasionante, por no decir que va de cliché en cliché entorpeciendo la trama sobrenatural, que es la que interesa. Hay también algún que otro salto temporal problemático y el montaje tiene grandes defectos con transiciones abruptas y algún que otro fallo de raccord, si bien no hay nada tan grave como para hacer naufragar la película.

Por el contrario Madre oscura ofrece una reescritura de la mitología de las brujas lejos del folklore que proponía La bruja y además no trata en ningún momento de humanizarlas, con esos habituales giros finales redentorios de películas en las que se quiere convertir en bueno lo malo, al estilo de Mamá. Aquí, por una vez, la feminidad no se aprovecha para vehicular el concepto de creación sino el de destrucción y no hay componentes que justifiquen o pretendan hacer más digerible su maléfica presencia y sus macabros planes. Tampoco hay ninguna voluntad de hacer de las madres mártires por la familia o personas entregadas en exclusiva a la crianza. Aquí se juega con códigos algo más gamberros que rozan el humor como en el momento en el que un niño denuncia ante su padre la conducta de su madre y éste básicamente le dice que es una mujer de armas tomar. Se agradece el giro.

Valoración

Una buena pieza de cine de evasión: Madre oscura cumple a la hora de crear unas cuantas secuencias espeluznantes en una cinta por lo demás poco ambiciosa pero bastante resultona que esconde alguna sorpresa final inesperada.

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

Todo lo que tiene que ver con la iconografía y los orígenes del ente sobrenatural y su plasmación en la pantalla: crea su propio universo.

Lo peor

No es muy original: bebe de muchas fuentes distintas y hace un mix con ellas. Se decanta por el entretenimiento palomitero más que por el terror.

Y además