Proyecto Rampage
Análisis

Crítica de Proyecto Rampage, película de The Rock sobre el videojuego

Por Jesús Delgado

Proyecto Rampage es la película de Brad Peyton, protagonizada por Dwayne Johnson "La Roca", que adapta el clásico videojuego Arcade Rampage de Midway Games. George, Ralph y Lizzie saltan a la pantalla grande después de treinta años.

Proyecto Rampage. Así se ha titulado en España la adaptación del videojuego Rampage, en cuya recreativa más de uno echamos muchas horas en nuestros tiempos jóvenes. Esta es la segunda adaptación de juego a película que vemos este año. La primera fue Tomb Raider. Ahora bien, ¿conseguirán los monstruos gigantes triunfar en su salto a la gran pantalla?

La película de Proyecto Rampage, que se estrena en cines el 13 de abril, es un proyecto dirigido por Brad Peyton. Peyton es un director conocido por tener cogido el pulso a esto de los monstruos gigantes y los desastres de grandes proporciones, como ya demostró en San Andrés y El Mundo de los Perdidos 2. Precisamente de estos dos mismos proyectos "recicla" a su estrella principal, un Dwayne Johnson "La Roca" tan grande como los monstruos realizados por CGI que son la otra gran atracción principal de esta cinta.

Proyecto Rampage arranca cuando el experto en primates Davis Okoye (Johnson) descubre que George, un gorila albino a su cuidado, está comenzando a mutar, creciendo en tamaño y en rabia. Con ayuda de una genetista y de una organización del gobierno, Okoye tratará de detener la destrucción que un furibundo Geoge y dos monstruos gigantes más dejarán a su paso, antes de que sea demasiado tarde. ¿Lo logrará?

Rampage fue un gran videojuego en los 80. Aquí te contamos los otros grandes arcades de su época

Recordemos que es una adaptación, no el juego

Como veis, a grandes rasgos, la premisa de Rampage y de Proyecto Rampage viene siendo la misma. Unos experimentos genéticos bastante ilegales y peligrosos han dado lugar a tres monstruosidades cabreadas que pretenden destruir la ciudad. Estos bichos son George, un gorila gigante parecido a King Kong; Ralph, un lobo enorme y malcarado con más hambre que el perro de un ciego; y Lizzie, una lagarta sobredimensionada, que debe ser prima Godzilla

¿Apasionado de la historia de los videojuegos? Entonces no debes dejar de leer Historia de Hobby Consolas

La película de Rampage, en su afán de adaptar, trata de incorporar algunas mecánicas propias del juego a la historia: la forma en la que se destruyen los edificios, el comportamiento de los bichos, el uso de vehículos como armas cuerpo a cuerpo y arrojadizas, y el de civiles como alimento, etc... En este sentido, han tratado de implementar estos detalles a la trama. De hecho, prestad atención los guiños que hay al juego de arcade, que no son pocos. 

Pero no podemos tomar Proyecto Rampage como una lectura literal del juego de Midway. Ya desde su planteamiento hay algo diferente. Si en el juego original, el jugador era los monstruos y la máquina manejaba a los científicos y a los militares que debían detenerlos, aquí la cosa se ha invertido. Aunque parezca que no, esta ha sido una elección adecuada, ya que al convertir a The Rock en el protagonista humano, tenemos una película del género de monstruos gigantes al uso. Eso sí, una que se acerca más a King Kong que a Pacific Rim y sus Kaijus. 

Los fans del juego original, a pesar de la buena intención de los productores y del director en hacer algo coherente, pondrán peros por ciertas cuestiones. La primera de ellas es el origen de los monstruos. En los juegos, eran humanos que se convertían en animales. Aquí, directamente son animales alterados genéticamente. Imaginamos que este matiz se ha seleccionado para evitar que el público sienta demasiada simpatía por unos monstruos que están llamados a ser abatidos con toda la contundencia del ostentoso despliegue de las Fuerzas Armadas estadounidenses. 

Además, cómo funciona la fórmula que convierte a los animales en gigantes rabiosos tampoco se ha mantenido. No os revelamos mucho para no reventaros la película, pero tened presente que cuando al "bicho" se le agota "el zumo del cabreo" no encoge de nuevo. 

Otro detalle que se desvía de los juegos es que la devastación propia de las partidas no se deja ver hasta casi los últimos 45 minutos, por lo que se hace esperar un poco. Eso sí, como ya os hemos dicho, cuando finalmente los bichos se ponen a destruir ciudades, no podemos sino recordar el arcade original. De ahí que sin ser del todo fiel a lo que se pudiera esperar, sí hemos de señalar que se ha elegido una forma muy efectiva de adaptar el videojuego.

Destrucción, devastación y desmadre

Dejando de lado las consideraciones jugonas, si no somos gamers, tampoco somos devotos del juego original de Rampage y nos da igual sus conexiones con este, ¿qué hemos de esperar de la película de La Roca? ¡Pues lo de siempre! Acción a raudales, humor facilón (con bastante testosterona, por cierto) y kilos y kilos de cascotes por doquier. 

¿Fan de los monstruos gigantes y los Kaijus? En este reportaje te contamos el origen del género cinematográfico

Proyecto Rampage es una película arquetípica de Brad Peyton. CGI usado con muy buen gusto para representar un carnaval de grandes catástrofes y con bichos enormes que dan el pego. El honor a la verdad, George, Ralph y Lizzie quedan bastante bien en pantalla, a pesar de guardar una apariencia más animal que homínida, llegando a desarrollar una identidad propia. Sobre todo el lobo, que protagoniza un par de secuencias bastante majas. 

No estamos ante una reinvención del género tampoco. Esta es una película palomitera, un blockbuster para no pensar durante los 105 minutos que dura el metraje, aceptando que se nos está presentando una historia construida a golpe de clichés. Desde los buenos muy buenos y muy duros, hasta los malos, estereotipados a más no poder. Y más de lo mismo podemos decir del guión, con giros en su historia predecibles cuanto menos. Si queremos disfrutarla, tendremos que ser condescendientes con los topicazos.

Al menos, como partes jugosas tenemos a gente como Dwayne Johnson, cuyo carisma nos invita a seguir viendo este desfile de animales mastodónticos. Y a un equipo de apoyo formado por Jeffrey Dean Morgan (Negan en The Walking Dead), que da cierto lustre incluso desaprovechado, y la protagonista femenina Naomie Harris (Tia Dalma en Piratas del Caribe 2).

Resumiendo, Proyecto Rampage se deja ver sola, no engaña acerca de lo que es. Parece una película de monstruos y de desastres, con cierto aire de cine de serie-B, que está protagonizada por una estrella del cine y no es otra cosa salvo eso mismo. Quien busque algo más refinado o sofisticado, no lo encontrará en esta cinta.

El controvertido mundo de las adaptaciones de videojuegos

Esta película sale relativamente bien parada en su paso de los pads a las pantallas de cine, pero no todas han tenido la misma suerte... Repasad con nosotros todos los films que se han inspirado en videojuegos reales con nuestro especial Del juego al cine. ¡Los hemos analizado todos!

Valoración

Correcta, aunque previsible, adaptación del videojuego original en una película de monstruos gigantes protagonizada por Dwayne Johnson "La Roca". Palomitera, entretenida y con toneladas de destrucción. Da lo que promete.

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

La adaptación de las mecánicas del juego a la película. Los tres monstruos. Dwayne Johnson y Jeffrey Dean Morgan dándonos lo que queremos ver.

Lo peor

El cambio de orígenes de los monstruos. Los clichés del género. Lo previsible de su guión.

Y además