Crítica de El rey del fin del mundo, la película inspirada en la figura de James Brook

El rey del fin del mundo

Crítica de El rey del fin del mundo, la película inspirada en la figura de James Brook protagonizada por Jonathan Rhys-Meyers de estreno el 27 de agosto de 2021.

El James Brooke que nos presenta El rey del fin del mundo es un hombre desolado por el fracaso y desarraigado. Navega rumbo a las costas de Malasia para buscarse a sí mismo, así que ya como arranque podemos decir que esta película no es en sí ni una cinta de aventuras ni un relato hagiográfico que pretenda vendernos una imagen impoluta del protagonista.

Los espectadores que busquen ese tono, se verán defraudados y arrastrados hacia una historia más intimista, que presupone también que la audiencia tiene algo de información previa sobre el personaje histórico. No es difícil si tenemos en cuenta que inspiró obras como Apocalypse Now o El hombre que pudo reinar además de cincelar al héroe de la novela de Joseph Conrad "Lord Jim".

VIDEO

Tráiler de El rey del fin del mundo

Nacido en India, Brooke se escapó de la escuela y formó parte de la Armada bengalí de la British East India Company. Las heridas sufridas en combate le valieron un viaje de regreso para sobreponerse, pero no llegaría nunca a reincorporarse a filas, dado que prefirió dimitir para dedicarse a viajar.

Nos desplazamos en el tiempo hasta 1839, momento en el que el imperio británico controla medio mundo.

Más allá de sus dominios, en el mar de la China meridional, se encuentra una isla tres veces más grande que Gran Bretaña gobernada por el sultán de Brunei. Es el centro de un imperio rico en recursos como oro, carbón y especias pero es también un terreno muy peligroso asolado por constantes revueltas que bañan a los pueblos en sangre.

Los líderes locales malayos y las tribus dayak se rebelan contra la incapacidad de Brunei para defender sus tierras de los piratas lanun, conocidos por la brutalidad de sus métodos. Éste es, a grandes rasgos, el contexto geopolítico que encuentran los ingleses liderados por Brooke cuando llegan allí.

Con el paso del tiempo, conseguirá hacerse con el favor de la gente hasta convertirse en rajah del Reino de Sarawak renegando de los métodos del imperio que vivió en primera persona durante su etapa de la India y luchando por acabar con la piratería, el esclavismo y la práctica de la decapitación.

Las escenas más icónicas e influyentes de la historia del cine

Las escenas más icónicas e influyentes de la historia del cine

Hacemos un repaso por algunas de las escenas más icónicas y representativas de la historia del Séptimo Arte a lo largo de más de cien años de películas.

Saber más

El rey del fin del mundo narra un periodo de su vida muy concreto y trata de mostrar la evolución de hombre que, como bien dice en un momento dado del metraje tiene que "desaprender" cuanto ha aprendido y aceptar la selva con toda su belleza y brutalidad.

En la voluntad del guión está, sobre todo, realizar una introspección para tratar de comprender cómo podría sentirse una persona como Brooke ante un mundo completamente nuevo para él, repleto de exóticas plantas y animales y rodeado de nativos con culturas y credos muy diferentes a los suyos a los que no le quedó otra que adaptarse. 

El rey del fin del mundo

Esto se vehicula a través de los pensamientos que le invaden y que descubrimos mediante su voz en off. Jonathan Rhys Meyers se deja la piel para dar vida al personaje.

Su interpretación es pura entrega para tratar que los espectadores se identifiquen con su situación, pero también es cierto que las elipsis narrativas y los saltos en el tiempo jalonan la película para tratar de darle un aire poético que llega a recordar películas como Z. La ciudad perdida.

Esa es una de sus principales virtudes, junto con una adecuada ambientación y un diseño de producción acorde con los requerimientos para contar la historia. Menos adecuadas resultan las caracterizaciones de algunos de los personajes occidentales, que se antojan demasiado actuales y nos sacan un poco de la inmersión temporal.

El rey del fin del mundo prefiere no pillarse los dedos respecto a otras cuestiones menos exploradas de su vida como la ruptura de su compromiso o sus coqueteos con otros hombres. Algo insinúa, pero no llega a profundizar demasiado.

Es, en suma, una historia con un poso triste como augura su banda sonora desde el comienzo, quizás por mostrar otra forma de imperialismo menos agresiva pero igual de intervencionista. A pesar de su abrupto final y de encomendarse a las sobreimpresiones finales para rematar la historia, estamos ante uno de los estrenos más interesantes de la semana.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Más relato intimista que narración épica, El rey del fin del mundo trata de mostrar las interioridades de héroe y su búsqueda personal de un lugar en el mundo. Para quienes no conozcan la historia de James Brooke puede resultar una película algo confusa o incompleta al arrancar in media res, pero es un viaje que merece la pena.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Su tono poético intercalando la voz en off del protagonista como narrador y la acertada ambientación. El viaje de autodescubrimiento del héroe.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Las caracterizaciones de algunos personajes occidentales y el final anticlimático que se encomienda a las sobreimpresiones para rematar la historia.
Hobby

68

Aceptable

Y además

El rey del fin del mundo (2021)

Lanzamiento:

Argumento:

El rey del fin del mundo es una película escrita porRob Allyn y dirigidapor Michael Haussman (El enemigo está dentro) cuyo estreno en cines está previsto para el 27 de agosto de 2021. Basada en hechos reales, esta película de aventuras se ubica a mediados del siglo XIX, donde el gobierno británico comisiona al oficialSir James Brooke para qu...