Secret City
La serie australiana Secret City (La ciudad secreta) ya está disponible en Netflix. Analizamos la primera temporada que cuenta con Anna Torv, Jacki Weaver y Dan Wyllie como protagonistas.

Ayer mismo, 26 de junio de 2018, Netflix España lanzaba Secret City (La ciudad secreta), un thriller político protagonizado por Anna Torv, a quien habéis visto en los últimos tiempos en series como Fringe o Mindhunter. No hará falta decir a estas alturas que es una actriz excelente y que su mera presencia es ya un motivo más que suficiente para no perderse este nuevo trabajo.

Las mejores promociones de cine y series

Se trata de una serie de seis episodios de aproximadamente 50 minutos cada uno y de final abierto, que adapta la trama de dos novelas de Chris Uhlmann y Steve Lewis tituladas "The Marmalade Files" y "The Mandarin Code". Tras cosechar buenas críticas y despertar interés en la audiencia, ya se ha anunciado una segunda temporada que se estrenará en el mes de octubre de este año y llevará por título Secret City: Under The Eagle, pero no se trata de algo precipitado. A decir verdad, llega a España bastante tarde, puesto que fue producida en 2016. Nunca es tarde si la dicha es buena, dicen.

VIDEO

Tráiler de Secret City

Secret City, no recomendada para menores de 16 años por mostrar escenas de violencia, arranca con una mujer prendiéndose fuego en una plaza pública de China, mientras reclama la libertad por el Tíbet. Posteriormente, la acción nos traslada a Australia, donde un joven trata de ocultar valiosa información ingiriendo una tarjeta SIM. Sus esfuerzos son en vano: pronto es encontrado muerto y eviscerado.

Será una inquisitiva periodista, Harriet Dunkley, quien encuentre la conexión entre ambos sucesos y destape una trama de corrupción enorme que acarreará un problema diplomático en las altas esferas políticas del país. Las tensiones entre Estados Unidos y China tendrán como eje de conexión Australia y la escalada de la tensión militar en el mar del Sur de China. 

Si bien Anna Torv es el reclamo comercial de una serie que sigue bastante la fórmula de thrillers políticos como House of Cards, hay que señalar también que comparte elenco con intérpretes como Jacki Weaver, que ha estado nominada dos veces al Oscar y da vida a vicepresidenta Catriona Bailey y Alan Dale desempeñando el rol del presidente de Australia. 

Inevitablemente, los reyes del mambo de la televisión y del mundo audiovisual son los estadounidenses, así que cuando ves una serie que proviene de otro lugar es fácil darse cuenta por el tono y por el ritmo de la narración. En algunas ocasiones, Secret City se vuelve lenta en exceso, pero también es cierto que la cadencia de la historia juega en su beneficio al dotarla de una mayor verosimilitud, lo cual es importante en una serie tipo thriller.

Por lo demás, la factura técnica nada tiene que envidiar a la de otras series similares. A eso se añade que tiene suspense, una historia bastante intrincada que exige al espectador toda su atención y eso sí, también un talón de Aquiles: da por sentado que conocemos por sus siglas a los cuerpos de seguridad e inteligencia del Estado y... va a ser que no. El constante bombardeo de series "Made in USA" hace que sepamos qué es la CIA, el FBI y la NSA, pero sus homónimos australianos se nos escapan a los que no nos dedicamos a algún tema relacionado de lleno, de modo que en no pocas ocasiones resulta un tanto confusa.

Secret City

La ciudad secreta no puede ser más pertinente: vuelve a retomar un tema que a día de hoy sigue levantando ampollas: los límites del poder de los gobiernos para controlar a la población, aunque en principio la excusa sea la seguridad nacional. Y ojo, que en el trasfondo tenemos también el trato a los disidentes, la forma en la que los políticos se hacen la cama unos a otros y los cruces de intereses profesionales y personales.

Además, esta serie de Netflix se atreve a colar de fondo algunas cuestiones que, si bien no son el eje central de la historia, no dejan de ser bastante originales como la introducción de un personaje transexual sin ninguna voluntad reivindicativa.

Secret City se deja ver con relativa facilidad... Tiene algún momento puntual que podríamos tachar de aburrido, pero a partir del tercer episodio pisa el acelerador y ya no hay vuelta atrás: necesitas llegar hasta el final. Los personajes son lo suficientemente sólidos como para que esa noticia de la segunda temporada en ciernes resulte apetitosa.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Anna Torv protagoniza este thriller político de origen australiano en el que se dan cita muchos de los grandes temas que hay sobre la mesa en la actualidad: los límites de las libertades civiles, la rivalidad de los servicios de inteligencia de las grandes naciones y los tejemanejes del poder.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

La protagonista tiene un carisma fabuloso y el conflicto en sí es un eco en la realidad, que revaloriza la serie en cada episodio.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Le falla a veces el ritmo y otras el exceso de jerga política (es un tanto localista). Va a ser comparada con series tan sublimes como House of Cards.
Hobby

70

Bueno

Y además

Secret City (Serie TV)

Argumento:

Secret City es una miniserie australiana adaptación de las novelas "The Marmalade Files" del reportero Chris Uhlmann. Anna Torv, Jacki Weaver, Marcus Grahamson algunos de los actores que componen un reparto, que también contócon la participación de los actores invitados Beau Brady, Glenn Hazeldine, entre otros. En Camberra, la serie es un...