La suite nupcial
Crítica de La suite nupcial, la adaptación de la obra de teatro al cine de la mano de Carlos Iglesias que escribe, dirige y protagoniza la película. Estreno el 10 de enero de 2020.

La quinta película de Carlos Iglesias, La suite nupcial, llega a los cines con la intención de apelar al cariño del público hacia su protagonista que ejerce asimismo de guionista y director. Lo hace después de que cosechara un éxito notable con su debut tras las cámaras con Un franco, 14 pesetas, basada en vivencias propias y que dio lugar a una secuela y una extensión documental incluso.

Aprovecha el periodo de prueba de Amazon Prime Video y disfruta de las mejores películas y series de la plataforma... ¡Gratis!

Ahora, nos lleva al terreno del vodevil con una cinta de enredos de corte muy tradicional que trata de trasladar, eso sí, cierta simpatía hasta el teatro clásico intercalando breves pasajes de "La vida es sueño" o "El mercader de Venecia" en un contexto en el que lo principal es la trama amorosa y las reflexiones en torno al sexo y el deseo, siempre en clave (al menos pretendidamente) humorística.

La película La suite nupcial, distribuida por Versus Entertainment y producida por Stand by me films y La Dalia Films, es la adaptación al cine de la obra de teatro homónima escrita en 2016 por el propio Carlos Iglesias y que cosechó un gran éxito a su paso por Madrid, donde se representó en una suite nupcial de un hotel durante 25 semanas.

VIDEO

Tráiler de La suite nupcial, la comedia de Carlos Iglesias

¿De qué va la trama? Fidel es un hombre maduro y casado que decide vivir una aventura junto a una compañera de su oficina. A tal fin, se desplaza a Toledo, previa mentira a su esposa, para encontrarse con ella en la suite nupcial de un lujoso hotel en el que, se supone, darán rienda suelta a su pasión. A pesar de sentirse atraído hacia la joven, pronto sus dudas afloran: por una parte teme no estar a la altura, por otra ser descubierto.

Sin embargo, sus problemas no han hecho más que empezar dado que al recelo de su esposa se añade la fatídica casualidad de que una reunión de tuppersex puede aguarle aún más el fin de semana idílico que había imaginado. Eso y la presencia de un mujeriego compañero que se aloja en la suite contigua y no para de meter las narices donde no le llaman.

Lo primero que hay que señalar es que La suite nupcial es una producción muy modesta que poco añade como película a la historia, salvando el incomparable marco de la ciudad de Toledo y la música de Mario de Benito, con quien ha trabajado Iglesias en todos sus proyectos anteriores y que ha dado forma a la banda sonora de series tan renombradas como Cuéntame cómo pasó, El hombre de tu vida o Gigantes, por poner algunos ejemplos.

En todo momento, la puesta en escena se percibe como plenamente teatral, con apenas un puñado de escenarios más allá de la suite en la que se desarrollan los principales acontecimientos y en los que, a decir verdad, nada de lo que ocurre es esencial para la trama. A eso hay que añadir una evidente falta de ritmo en los diálogos que le restan aún más brillo a un de por sí opaco guión en el que los papeles femeninos dejan mucho que desear. 

Sorprende ver a tres actrices de primer nivel como son Eloísa Vargas, Ana Fernández y Ana Arias, sosteniendo papeles tan pobres y poco lucidos. Carlos Iglesias tampoco parece estar especialmente inspirado en su papel de sesentón "madurito interesante" y ni José Mota ni los juguetes sexuales que se pasean los unos a los otros por la cara consiguen elevar la diversión.

Los cazadores de cameos podrán encontrar entre el reparto algunos rostros conocidos: Santiago Segura, Anahí Bertolí, Roberto Álvarez, Esther Regina o Iñaki Guevara, entre otros, por lo demás es una película que se percibe como muy pasada de moda: es como ver una cinta de Pajares y Esteso en un contexto histórico que no le favorece en nada a la historia porque los personajes, desde la aspirante a actriz hasta el macho ibérico preso de sus deseos e incapaz de satisfacerlos (aunque sí de justificarse y culpar a cualquiera antes de aceptar su responsabilidad y las consecuencias de sus actos) son más propios de los años setenta que del siglo XXI.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

La adaptación al cine de la obra teatral La suite nupcial deja mucho que desear: ni consigue que su humor funcione, ni le saca partido a su elenco.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

 Las interpretaciones de Eloisa Vargas y Ana Arias y la idea que queda relegada a un segundo plano: la denuncia de lo materialista que es la sociedad.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

El casposo guión y su tono de vodevil setentero: se hace bola el propio argumento, no tiene ritmo ni gracia.
Hobby

40

Malo

Y además

La suite nupcial (2020)

Lanzamiento:

Argumento:

La suite nupcial es unacomedia españolaescrita, dirigida y protagonizada por Carlos Iglesias junto a Ana Arias, José Mota, Ana Fernández y Mª José Alfonso. Fidel (Carlos Iglesias) es un hombre normal y corriente entrado en los sesenta, que intenta subirse al último tren que pasará por su aburrida y monótona vida, aunque esto implique un fin ...