Vikings: Valhalla 2

Crítica de la segunda temporada de la serie Vikings Valhalla (secuela de Vikings), de estreno en Netflix el jueves 12 de enero con ocho nuevos episodios.

Tras el estreno de Vikings: Valhalla con una primera temporada de éxito para Netflix, llega la segunda tanda de ocho episodios a la plataforma (hasta donde sabemos serán cuatro en total puesto que se planificaron 24).

Podrán disfrutarse del tirón el jueves 12 de enero, pero nosotros ya hemos podido verlos para expresaros nuestra opinión.

Antes de atacar la crítica de la segunda temporada de Vikings: Valhalla, os refrescamos la memoria con dos reportajes: uno en el que podéis leer un exhaustivo resumen de la primera temporada y otro en el que analizamos los parentescos de los nuevos personajes y los ponemos en relación con los de la serie madre de Michael Hirst.

VIDEO

Vikings Valhalla 2: todo lo que sabemos

Si por algo se caracteriza la franquicia, es por celebrar la cultura vikinga y sobre todo mostrarla hibridándose y llegando muy lejos, de modo tal que no es de extrañar que retomemos el periplo de nuestros héroes viéndoles partir en distintas direcciones.

A pesar del amor que se profesan Harald y Freydis, ella recibe una visión del profeta y pone rumbo a Jomsborg, un lugar próximo a Pomerania (al sur del mar Báltico) en el que se han ido refugiando los que creen en los antiguos dioses y se han visto obligados a un forzoso exilio tras el expolio de Olaf.

Allí Freydis se terminará convirtiendo, por aclamación popular en la gudja y por tanto en la defensora del último bastión de la fe vikinga, no sin atravesar grandes penurias para defender ese "nuevo Uppsala" de las tensiones con el cristianismo y con los propios habitantes del lugar.

 

Por su parte, Harald y Leif intentan reunir un ejército con el que regresar a Kattegat a reclamar el poder. Su primera parada es Nóvgorod pero allí no consiguen recabar los apoyos necesarios por parte de Yaroslav el sabio, de modo que deciden hacer acopio de pieles y transportarlas hasta Constantinopla en una peligrosa travesía en barco por el Dniéper.

Su principal amenaza serán los temibles y crueles pechenegos pero también otras tribus de la zona que dominan el curso fluvial y se caracterizan por una gran fiereza.

Entre tanto, en un giro inesperado de los acontecimientos, Barbapartida dejará a su nieto Sven a cargo de Olaf después de sellar con él una alianza y como regente a su madre, Elgiva. El muchacho será iniciado en el arte de la guerra por su tutor de quien recibirá algunas enseñanzas fundamentales. Olaf, por supuesto, seguirá en sus trece de perseguir hasta el fin del mundo a Freydis.

Vikings: Valhalla 2

La reina Emma también se verá en peligro: Godwin evitará in extremis que sea envenenada, lo que levantará sus sospechas de inmediato. Comenzará una cacería brutal para buscar al culpable del atentado en ausencia de Canuto y no dudará en aplicar las torturas más extremas a quienes considera que pueden tener algún tipo de información.

A la segunda temporada de Vikings: Valhalla no le falta emoción y cuenta con todos los ingredientes para agradar a los fans: un poco de acción, un poco de romance, su dosis de ficción histórica y de recreación y sus momentos gore (de los de apartar la mirada).

Sin embargo sí que se echa en falta el factor sorpresa, porque la mayoría de los giros narrativos se ven venir de lejos. En lo relativo al diseño de producción sigue estando algo por debajo de su predecesora, sobre todo en lo que se refiere a grandes batallas o momentos multitudinarios, muy escasos.

Donde se reafirma Vikings: Valhalla es el creciente carisma de los personajes principales: no es que Freydis se pueda siquiera llegar a comparar con Lagertha o que que Harald tenga el empaque de Ragnar, pero son personajes que funcionan razonablemente bien y que ganan enteros episodio a episodio.

Aunque hay tramas que han quedado ya selladas, otros arcos narrativos más amplios quedan completamente abiertos, de modo que nos han dejado con mucha curiosidad respecto al destino de los personajes. Queda por tanto sembrada la ilusión por ver la tercera entrega de la serie y dar respuesta a varias preguntas que han quedado en el aire.

Sí, puede que Vikings: Valhalla no esté al nivel de Vikings (sobre todo cuando busca emocionar), pero es un entretenimiento más que digno con momentazos para enmarcar.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

A un nivel similar al de la primera temporada, Vikings: Valhalla dejará satisfechos a los seguidores del sello aunque queda patente que su tono es mucho más liviano.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Los personajes principales están más asentados y la serie tiene un poco de todo: traiciones, momentos gore, romance, batallas...
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Sigue estando varios peldaños por debajo de la serie madre: tiene muchas subtramas previsibles y su ritmo es más pausado.
Hobby

75

Bueno

Y además

Vikingos: Valhalla (Serie de TV)

Argumento:

Vikingos: Valhalla esla serie secuela de Vikings que que estará capitaneada de nuevo por el showrunner Michael Hirsty que se estrena de forma exclusiva en el catálogo de Netflix. Se han ordenado 24 episodios que llegarán a la plataforma de Netflix en algún momento entre finales de 2021 y comienzos de 2022. Ubicada 100 años después de los acontec...