The Twilight Zone 1x01
Análisis

Crítica de The Twilight Zone 1x01, la nueva serie de suspense y ciencia ficción

Por Raquel Hernández Luján

The Twilight Zone se estrena el 14 de mayo en SyFy con la emisión de su primer episodio, "Pesadilla a 30.000 pies" producido, escrito y narrado por el cineasta Jordan Peele y protagonizado por Adam Scott.

Si lo tuyo es la ciencia-ficción, el terror y la fantasía, tienes una cita obligatoria con el regreso de un clásico como The Twilight Zone, que vuelve con una nueva antología de diez episodios esta misma noche al canal SyFy, con la emisión de sus dos primeros episodios: "Pesadilla a 30.000 pies" y "Replay".

Consigue el pack de la primera temporada de La dimensión desconocida

A partir del 21 de mayo, cada martes a las 22 horas, se emitirán los ocho restantes en este orden: "A Traveler", "The Wunderkind", "Six Degrees of Freedom", "Not All Men", "Point of Origin", episodio 9 pendiente de recibir título oficial y finalmente "The Blue Scorpion" y "The Comedian". Como queda patente, en España se ha alterado dicho orden ya que en Estados Unidos, donde CBS All Access tiene la exclusiva, encabezó las emisiones "The Comedian". La serie ha renovado ya por una segunda temporada que, esperamos, se estrene en condiciones similares el año próximo.

En cualquier caso, para los que no conozcáis el germen de todo esto, os aclaramos que The Twilight Zone (conocida como La dimensión desconocida en nuestro país) fue una serie antológica en la que cada episodio contaba una historia de terror, suspense o ciencia-ficción diferente, con el único nexo de un narrador que se presentaba ante el espectador para introducir y cerrar la historia. Esta serie causó furor en la televisión de los años 60 y regreso en varias ocasiones, pero este quiere ser el regreso más sonado mediante el uso de una narración y recursos más modernos y bajo la batuta de Jordan Peele, el director de Déjame salir y Nosotros.

Por lo pronto, vamos a hablaros de "Pesadilla a 30.000 pies", que toma prestado el punto de partida del episodio de 1963 de La dimensión desconocida "Pesadilla a 20.000 pies", dirigido por Richard Donner y protagonizado por William Shatner (que también fue homenajeado en un episodio del mismo título de En los límites de la realidad protagonizado por John Lithgow): tras haber pasado varios meses de convalecencia debido a una crisis nerviosa a bordo de un avión, nuestro protagonista, llamado Justin Sanderson, se embarca en un vuelo misterioso. Y hasta aquí las concomitancias, ya que este episodio "vuela" por libre (y nunca mejor dicho) muy pronto. 

Sanderson encuentra de forma fortuita un reproductor de MP3 en su asiento y la curiosidad lo espolea a escucharlo. Se trata de un podcast en el que se habla de un vuelo desaparecido que no lo dejará indiferente...

Jordan Peele y Marco Ramirez escriben un capítulo muy metalingüístico que no se puede considerar en realidad un remake, dado que desarrolla una historia por completo distinta de la que no os hablaremos demasiado, para no incurrir en ningún spoiler inoportuno.

Sí que podemos empezar elogiando el trabajo de dirección de Greg Yaitanes, que cuenta con una larguísima trayectoria en televisión, habiendo trabajado en series tan dispares como CSI, House, Bones, Perdidos, Anatomía de Grey, Banshee, Manhunt: Unabomber y más recientemente en la miniserie Genius dedicada a Picasso y en Castle Rock, serie en la que se hizo cargo del mejor y más complejo episodio de la temporada, aquel del que os hablamos en nuestra crítica titulado "The Queen".

El punto de arranque de The Twilight Zone es un capítulo en el que se marcan muy bien las pautas de lo que el espectador espera: la medición de los tiempos, la dosificación de la información y la irrupción del narrador justo antes del arranque de los títulos de crédito y en la conclusión hacen que sea fácil percibir ese saborcillo de La dimensión desconocida tan familiar y desconcertante a la vez. Cada giro de guión y cada movimiento de cámara aspiran a sumar a su narración una capa más de intriga.

Además, es un episodio repleto de huevos de Pascua. Para empezar, mientras Sanderson espera en el aeropuerto, hay portadas de revista que muestran a Samir del episodio "The Comedian" y a Oliver Foley de "The Wunderkind". Pero es que, además, en la revista en la que se habla de Justin, aparece la imagen de William Shatner, un pequeño homenaje al episodio precedente junto con el nombre del piloto del avión, el capitán Donner.

Y no es la única llamada a retrotraernos al universo de La dimensión desconocida: el podcast hace alusión a otros dos vuelos: el 22 de Miami Beach, el del episodio "Twenty Two" de 1961 y el 107 de Buffalo que hace referencia al del episodio "The Arrival", también de 1961. Por no hablar del mural en el que se puede leer "It's a Mission to Mars", que nos emplaza al episodio "Six Degrees of Freedom".

The Twilight Zone 1x01

La voz que se escucha en el podcast en versión original, es la de Dan Carlin conocido por "Hardcore History" y el nombre que le han dado en la serie es el de Rodman Edwards, que hace alusión al nombre completo de Rod Serling (Rodman Edward Serling). También hay un juego con el propio Adam Scott, que luce en su equipaje un pin del personaje de El gran Lebowski al que dio vida: Walter Sobchak, quien por cierto, también tenía un trauma emocional. Por otra parte, Sanderson conoce a un hombre que se hace llamar Joe Beaumont... el nombre de uno de los guionistas más prolijos de la serie original.

Solo por el hecho de estar pescando todos estos detalles y muchos más de los que no os hablaremos para no arruinaros la diversión, el episodio es ya en sí una gozada. Cierto es que los espectadores más habituados a este género captaréis las intenciones del guión muy pronto y dos adelantaréis al punto de giro principal de la historia, pero también es verdad que tendréis una especie de epílogo más impredecible y oscuro que os pillará por sorpresa. The Twilight Zone 1x01 merece toda vuestra atención y nos deja con ganas de más... ¡Seguiremos informando!

Valoración

El arranque de la nueva temporada de The Twilight Zone es prometedor: evoca el espíritu de la serie original sin necesidad de repetirse y gustará a los fans de la ciencia-ficción y el misterio.

Hobby

75

Bueno

Lo mejor

El regustillo añejo de la puesta en escena y la aparición del narrador, Jordan Peele, que contribuyen a crear la atmósfera característica de la serie.

Lo peor

Abusa de la ingenuidad del espectador: los fans del género se adelantarán al principal punto de giro del guión.