Untouchable (Intocable)
Análisis

Crítica de Untouchable (Intocable), el documental sobre Harvey Weinstein

Por Raquel Hernández Luján

Crítica de Untouchable (Intocable), el documental sobre Harvey Weinstein dirigido por Ursula Macfarlane en el que se recogen numerosos testimonios personales. En cines a partir del 6 de septiembre de 2019.

A estas alturas, cualquier espectador informado conoce gran parte de lo que cuenta el documental de Ursula Macfarlane, pero puede que buena parte de la audiencia no haya tenido la ocasión de que se ponga el foco delante de las personas afectadas por el escándalo de Harvey Weinstein, el magnate de hollywoodiense que erigiera a su alrededor un imperio tan lucrativo que le hizo sentir impune hasta el punto de autoplocamarse sheriff de la ciudad.

Disfruta del mes de prueba de Amazon Prime Video

El principio del fin llegó cuando comenzaron a llover las denuncias por comportamiento inapropiado, acoso sexual, violación, vejaciones, amenazas, extorsión y chantaje para mantener en silencio a aquellas personas que podían hacer daño a su reputación, (a algunas de las cuales había tratado de comprar con ingentes sumas de dinero y acuerdos de confidencialidad). 

Por supuesto, Untouchable (Intocable), muestra la cara más amarga y espeluznante de esta intolerable situación de abuso de poder que se alargó durante años, dejando que sean las víctimas de este depredador las que muestren su modus operandi y el "sistema" por el que se regía para engatusar a las que se convertirían en sus víctimas.

De largo, la existencia de un documental como está más que justificado pero también es cierto que "se queda a medio gas" en el sentido de que no ha terminado aún el juicio a Weinstein (lo que nos hace tener que hablar de "supuestos" y no "probados" hechos, para nuestra desesperación) y de que es unilateral: no han conseguido conseguir testimonios ni del propio acusado (algo esperable) ni de su entorno inmediato, que por aquel entonces lo laureaba y sustentaba.

Su mayor valor (y lo más aterrador que de Untouchable (Intocable) se desprende) es que esto mismo puede y de facto estará pasando en otros muchos sectores ante nuestras narices. Los depredadores sexuales se valen de la vergüenza que hacen sentir a sus víctimas para consolidad su poder sobre ellas, someterlas y mantenerlas calladas, así que el hecho de ver a tantas mujeres relatando su experiencia, aunque sea al borde de las lágrimas o quedándose sin palabras en algunos momentos, inculpándose a sí mismas incluso aún, supone un paso al frente tan emocionante y sobrecogedor como inspirador (hay una voluntad manifiesta de escuchar y de dejar que se expresen sin injerencias, algo muy de agradecer).

Otro de los puntos a favor del relato es el hecho de que Macfarlane trata todos los testimonios con el mismo respeto, sin darle más peso a las caras más conocidas sobre las de aquellas actrices cuyas carreras terminaron casi antes de empezar, empleadas o periodistas. Eso sí, hay sonoras ausencias...  Uma Thurman, Ashley Judd, Angelina Jolie, Rose McGowan, Mira Sorvino, Gwyneth Paltrow y Asia Argento son solo algunas de las celebridades cuyos testimonios se echan en falta.

No hay vuelta atrás: el movimiento #MeToo ha calado ya en la sociedad de una forma irreversible, aunque haya que seguir profundizando mucho más en el problema para conseguir erradicarlo por completo. Solo diagnosticando una enfermedad se puede atacar a su causa: el daño está hecho pero hemos dejado, como sociedad, de mirar a otro lado. Este documental no es revanchista, razón por la cual quizás no reparte culpas alrededor del causante del mal, pero es evidente que las arañas tejen una tupida red a su alrededor para cazar y garantizarse una seguridad. En este caso concreto, hubo muchos silencios comprados y muchos estómagos agradecidos (también muchas personas con miedo, claro está) que hicieron posible que esta triste realidad se repitiera de forma recurrente. 

Ursula Macfarle es en este sentido muy elegante: periodistas, managers y otros cineastas componen el retrato de una persona de métodos propios de la mafia y de un carácter más que fuerte. Un titán mediático con tal influencia y poder acumulado que pensó que podía hacer lo que le viniera en gana y taparlo con dinero. Hasta que no hubo dinero suficiente como para acallar el escándalo. Es decir, que fue su declive y no la justicia lo que terminó por arrinconarlo, algo que debería hacernos pensar en conciencia... Su detención fue muy mediática.

Y es que contaba con el consentimiento de grandes figuras políticas y periodísticas: no todos sus desmadres se produjeron a solas con sus víctimas en la suite de un hotel sino en público, algo que dejará boquiabierto a más de dos.

Untouchable (Intocable)  contiene muchas reflexiones de lo más interesantes y, por más que parezca algo torpe la inclusión de un fragmento de Wonder Woman para ejemplificar por un lado el empoderamiento femenino y por otro reivindicar la línea de diálogo de Chris Pine en la que decide "hacer algo" en lugar "de no hacer nada ante la injusticia", tiene todo el sentido del mundo... Es justo lo que han hecho más de 75 mujeres arrinconando a esta alimaña. No hay precio que se le pueda poner al daño causado y ni siquiera sabemos si se hará justicia, pero la careta al menos, se la han quitado a base de investigar para buscar pruebas y unirse en un clamor al unísono.

Valoración

El documental es esclarecedor, tenebroso y tremendamente respetuoso con las personas que sufrieron los abusos y el maltrato del implacable Weinstein. Podría haber profundizado más en la red de colaboradores necesarios y silentes que le ayudaron a perpetuarse en estas abyectas prácticas.

Hobby

75

Bueno

Lo mejor

Está plenamente justificado. La contundencia y dignidad de los testimonios y que la realizadora le dé a todos ellos el mismo peso específico.

Lo peor

Falta bastante contexto y se echan en falta testimonios de muchas celebridades además de más detalles de la contraparte.

Y además