Ir al contenido principal
Dragon Ball Z capítulo 143 - Análisis y curiosidades
Análisis

Dragon Ball Z capítulo 143 - Análisis y curiosidades

¡Ya estamos aquí, como cada domingo, con un nuevo análisis de Dragon Ball Z! Hoy, la batalla de Cell contra Piccolo.

Ya es domingo, y como cada semana, os traemos el análisis de rigor de Dragon Ball Z. Como sabéis, estamos inmersos en la saga de los androides, aunque acaba de aparecer alguien muy especial...

Exacto, nos referimos al bioandroide Cell, que en el capítulo de hoy desvelará su identidad. ¿Qué sorpresas nos tendrá preparadas?

Disney+

Suscríbete a Disney+

Tus películas y series favoritas están en Disney+. Suscríbete por 8,99€/mes o ahorra 2 meses con la suscripción anual, en comparación con 12 meses a precio de suscripción mensual.

En el capítulo anterior, contemplamos cómo Ginger Town quedó totalmente arrasada por los estragos ocasionados por un monstruo misterioso... ¿Y quién fue el valiente que acudió al lugar de los hechos?

Pues sí, el bueno de Piccolo, que tras haberse unido a Kami Sama... ¡ha recuperado su antiguo poder, convirtiéndose en un súper namekiano! Si bien la batalla parecía decantarse por Piccolo, el monstruo nos dejó con la boca abierta al cierre del capítulo... 

¡Este temible ser es capaz de realizar el Kame Hame Ha de Son Goku! Y no solo eso, también replica las técnicas del resto de Guerreros Z. ¿Pero de quién se trata?

Y así es cómo arranca el capítulo 143 que abordaremos en el día de hoy. Piccolo, petrificado, no puede hacer otra cosa más que contemplar la onda de energía y sortearla en el último instante.

Dragon Ball Z capítulo 143 - Análisis y curiosidades

Tras la evasión, el monstruo aprovecha el descuido de Piccolo y le clava su aguijón en el brazo. ¿Pero qué pretende con ello?

Justamente lo que ha hecho con el resto de la población de Ginger Town... ¡absorberle toda su energía hasta matarle!

Dragon Ball Z capítulo 143 - Análisis y curiosidades

Tras unos segundos de angustia, Piccolo logra zafarse de su rival de un testarazo. Eso sí, el namekiano ha quedado seriamente dañado...

¡Su brazo izquierdo, que ahora es de color amarillo caduco, se antoja completamente inservible! La situación es realmente grave, pero Piccolo aprovecha el momento para hacerle unas cuantas preguntas al enemigo, ya que tiene toda la pinta que va a morir...

Dragon Ball Z capítulo 143 - Análisis y curiosidades

En primer lugar, el monstruo desvela su nombre... ¡se trata de Cell, un bioandroide creado por el Dr. Gero utilizando las células e información de los Guerreros Z!

Por esta razón, cada vez que Cell carga energía o lanza sus ataques, vemos que su espíritu está basado en los diferentes guerreros de la serie. ¿Pero cómo es eso posible?

Dragon Ball Z capítulo 143 - Análisis y curiosidades

Pues gracias a un robot espía que, durante años, ha ido recopilando la información de dichos guerreros en la Tierra. ¡Incluso recopiló los datos de Mecha Freezer cuando llegó al planeta!

Es más, en este mismo instante, Cell le desvela que el robot espía está delante de sus narices recogiendo más información... Piccolo, al descubrirlo, no se lo piensa dos veces y lo destroza sin miramientos.

Dragon Ball Z capítulo 143 - Análisis y curiosidades

Una vez resueltos estos misterios, falta el más importante... ¿de dónde viene este monstruo? ¡Pues del futuro! Pero no de un futuro cualquiera...

En el futuro de Cell, Trunks logró derrotar a los androides, y cuando estaba a punto de regresar al pasado para avisar a Goku y los demás de la buena nueva, el monstruo aprovechó y asesinó al joven. ¿Pero por qué lo hizo? Para usar su máquina del tiempo, viajar al pasado y absorber a los androides 17 y 18.  

Dragon Ball Z capítulo 143 - Análisis y curiosidades

¿Y por qué son tan importantes dichos androides para Cell? Pues porque, si logra absorber sus cuerpos, alcanzará la perfección y se convertirá en el ser más poderoso que existe, por ello ha viajado hasta aquí.

Menuda historia, ¿no te parece? Ahora ya sabemos la verdad, y Piccolo también, por lo que ya puede dejar de fingir. En ese momento, se arranca el brazo inservible y lo regenera, causando una gran impresión a Cell (no sabemos bien por qué, si tiene células de Piccolo) y clausurando el episodio con el combate de nuevo en tablas. 

Dragon Ball Z capítulo 143 - Análisis y curiosidades

¡CURIOSIDADES

1- Mientras Cell tiene a Piccolo contra las cuerdas durante la absorción de energía, ocurre algo impensable... ¡relleno de Toei!

Las fuerzas militares hacen acto de presencia para eliminar al monstruo. Obviamente, no son rival para Cell, que les devuelve sus propios misiles y terminan huyendo despavoridos.

Dragon Ball Z capítulo 143 - Análisis y curiosidades

2- El momento de la absorción de energía está muy bien representado. De hecho, si empatizas con el personaje, te puede llegar a doler...

Y la dirección plasmó de manera magistral el dolor que sufre Piccolo, con un momento en el que no solo grita él, sino también el alma de Kami Sama. La escena es tremenda... 

Dragon Ball Z capítulo 143 - Análisis y curiosidades

¿Qué os ha parecido este episodio de la serie? Sin duda, uno de los mejores ejecutados a nivel de guión. ¡Es que vaya historia se marcaron!

Nosotros volveremos mañana, como siempre, en una nueva publicación Z en Hobby Consolas. ¡Kai, Kai!

Valoración

Un episodio de Dragon Ball Z realmente bueno, con grandes líneas de diálogo donde Cell desvela todos los misterios de su creación, encajando todas las piezas de la historia de manera brutal. Una pena que haya alguna que otra escena de relleno e incoherencia.

Hobby

86

Muy bueno

Lo mejor

Todas la revelaciones de Cell, encajando todas las piezas de manera magistral. El diseño y la animación. La sabiduría clásica de Piccolo. 

Lo peor

Un poquito de relleno. ¿Cell, con células de Piccolo, sorprendido por la regeneración de su brazo?

Y además