Ir al contenido principal
Maquette análisis
Análisis

Maquette, análisis del juego de PS5 gratis con PS Plus en marzo de 2021

Versión comentada: PS5

Análisis de Maquette, uno de los juegos gratis de PS5 con PS Plus en marzo de 2021, una aventura que explora una ficticia relación de pareja y los recuerdos que evoca a través de una maqueta.

Que los videojuegos son un vehículo sobresaliente para contarnos una historia, o transmitirnos un mensaje, es algo que nadie puede dudar ya a estas alturas. Aunque la mayoría sigue optando por la vía lúdica, del entretenimiento puro y duro, de forma cada vez más habitual, más y más títulos exploran nuevas vías de narrar una historia con mecánicas jugables. 

Con el lanzamiento de Maquette para PS5 y PS4, Annapurna se reafirma como uno de los principales editores para este tipo de juegos o experiencias que, sin descuidar las formas, apuestan por unos mensajes más maduros y que invitan a la reflexión. Un papel que ha ido cultivando poco a poco, a lo largo de los últimos años.

Ahí están What Remains of Edith Finch, Florence, If Found o Sayonara Wild Hearts, por poner ejemplos variopintos de los títulos que han ido lanzando. Un estilo muy marcado, en el que siguen profundizando con el lanzamiento del debut del estudio Graceful Decay. Porque, como vamos a ver en este análisis de Maquette para PS5 y PS4, bajo esa amalgama de puzles, exploración y narrativa, se esconde una bella historia de amor entre Michael y Kenzie.

Hablar de Maquette sin destripar sus sorpresas es bastante complicado, por no decir imposible, ya que la gracia está tanto en su mensaje, como en los recuerdos de la pareja que vamos sacando a la luz (cómo se conocieron, el momento del primer beso, secretos que se comparten y otros momentos "cotidianos") y la forma en que vamos avanzando en esta relación. Todo, sazonado con unas adictivas conversaciones (subtituladas) y adornadas con los dibujos que ambos garabatearon en un cuaderno.

Maquette review

A la hora de jugar, Maquette se asemeja a otras aventuras 3D: nos movemos con el stick izquierdo, controlamos la cámara con el derecho, saltamos, podemos coger objetos, rotarlos... A lo largo de su desarrollo, nuestro objetivo suele ser  alcanzar puntos concretos del escenario para activar un recuerdo, aunque siempre suele haber un puzle u obstáculo de por medio que nos obligue a hacer algo antes. 

Como juego 3D, no hace nada que no hayamos visto antes. Incluso los mensajes que emergen de paredes para contarnos la historia de Michael y Kenzie ya los habíamos visto antes en otros juegos, como What Remains of Edith Finch. Aquí, el elemento diferenciador de Maquette está en la maqueta que da título al juego, una enorme cúpula roja que en realidad aloja un mundo recursivo, es decir, que encierra dentro de sí una versión más pequeña del mismo mundo. 

Cosas que hemos descubierto jugando con el DualSense

Mando DualSense de PS5

Con novedades como la vibración háptica o los gatillos con resistencia variable, el gamepad DualSense de PS5 ofrece nuevas sensaciones de juego que aumentan la inmersión. La consola solo viene con un mando, así que necesitas otro para jugar en multijugador local.

Esta bóveda roja o maqueta cumple diversos cometidos, y a menudo es parte fundamental de los puzles: situando estratégicamente objetos en ella, los veremos aparecer "en el mundo real" a escala, lo que nos ayudará en muchos casos a avanzar hasta el siguiente recuerdo.

Y no sólo eso: dependiendo de dónde coloquemos los objetos, dentro o fuera de la cúpula, podemos hacer los objetos se vuelvan más grandes o pequeños, algo que podremos usar indistintamente dentro o fuera de la miniatura o en "el mundo real", y cuyos efectos veremos inmediatamente, para alcanzar el siguiente sitio al que debemos llegar. Suena confuso, lo sé, pero Maquette, de primeras, lo es.

Pongamos un ejemplo, de al principio del juego. Uno de los recuerdos nos invita a llegar a un punto concreto, tras una puerta cerrada. Primero, debemos encontrar la llave que abra la puerta y después, ingeniárselas para cruzar lo que parece un puente derruido... pero ¿cómo? Pues podéis verlo debajo de estas líneas, y os dará una pista de cómo es Maquette a la hora de jugar.

Por decirlo mal y pronto, Maquette no es un juego de puzles al uso (el propio trailer lo define como "inusual"), y el fragmento que hay encima de estas líneas es un buen ejemplo. Como el amor que intenta contarnos, Maquette tiene sus propias reglas,  juega con las perspectivas, los tamaños y otros elementos recurrentes en los juegos de puzles, como las piedras de colores para darnos acceso a determinadas zonas... pero todo lo hace a su manera y con un propósito. 

Al comienzo del juego estos puzles suelen ser desafíos asumibles, asequibles, en parte porque el propio juego delimita las zonas por las que podemos movernos ("cierra" los accesos a las zonas que no pintan nada en el puzle con el que estamos liados), lo que reduce las posibilidades de ensayo y error. Hay otros indicadores visuales para ayudarnos, como destellos, que pueden darnos pistas de lo que necesitamos, o a dónde debemos ir.

Maquette review

Pero cuanto más avanzamos, los puzles se van volviendo menos evidentes, jugando con los tamaños de los objetos, teniendo que movernos por hasta tres mundos recursivos, y en general, complicando algunas cosas más de la cuenta. A menudo en Maquette sabes qué tienes que hacer, pero el "cómo" es bastante abstracto y difuso, sin tener muy claro cómo lograrlo para superar algunos puzles.

Además, a diferencia de otros recientes lanzamientos como Control, no cuenta con la llamada ayuda de juego, el novedoso sistema incluido en PS Plus que nos muestra un breve vídeo de la zona donde nos hemos quedado atascados. De hecho, lo más probable es que te quedes atascado en algunos puzles...

Maquette está estructurado en 6 capítulos, cada uno asociado a una fase distinta de la relación, y en cada uno tanto el mundo que alberga la cúpula roja, como los sitios que visitamos van cambiando, así como el estilo de los puzles (en algunos somos nosotros los que menguamos para recorrer un mundo enorme, hay pequeños elementos plataformeros...). Y no es lo único que cambia.

La música (ojo al cañón de banda sonora, y lo bien que casa con lo que sucede en el juego), los escenarios o la paleta de colores que se emplea en cada momento refuerza el estado de ánimo de los protagonistas, que en versión original están doblados por Bryce Dallas Howard y Seth Gabel (no hay doblaje en castellano), quienes dejan unos diálogos memorables gracias a su sencillez, cotidianidad y, sobre todo, por lo fácil que resulta empatizar con ellos.

Análisis de Maquette para PS5

Técnicamente el juego nos ha recordado en algunas ocasiones a The Witness, el soberbio juego de puzles de Johanthan Blow, sobre todo en algunos detalles visuales y el estilo gráfico. No es un juego que exprima el poderío técnico de PS5 (de hecho también sale para PS4), pero sí tiene destellos de genialidad y, sobre todo, cerca del final, algunos detalles que os dejarán descolocados.  

Para esta valoración de Maquette hemos jugado en PS5, y si bien el juego se mueve casi siempre sin problemas a 60 fps, sí hemos notado ciertos petardeos al hacer giros o movimientos bruscos, así como un control que no siempre responde a la hora de manipular los objetos y chocarlos con paredes. Pero no es nada grave. Los tiempos de carga no son abundantes (sólo al cambiar de capítulo), pero tampoco son tan breves como al usar el viaje rápido como en Spider-Man Miles Morales

Maquette PS5, PS4 PC review

No queremos añadir mucho más por no destripar en este análisis de Maquette todo lo que el juego tiene que decir. Sólo añadiremos que, al terminar, uno se queda con la sensación de que no ha terminado de explotar por completo el aspecto de los mundos recursivos y que se podía haber aprovechado algo más. Como que termina pronto en lo jugable, cuando estaba realmente empezando.

Valorar cuánto dura Maquette es complicado, porque dependerá muy mucho de lo que te atasques en sus puzles. Sabiendo lo que hay que hacer, no es un juego de más de 3-4 horas. El problema es que a menudo no sabrás que hacer, y esta duración puede duplicarse o triplicarse fácilmente, Quienes quieran un desafío, que no consulten guías y vídeos.

Análisis Maquette PS5, PS4 y PC

Después de concluir la historia quedarán unos cuantos trofeos que para  "platinar" el juego, muchos de ellos orientados al "speedrun" o completar algunos puzles o zonas por debajo de un determinado tiempo, completar algún puzle en el primer intento y cosas similares... 

Para concluir nuestra opinión de Maquette para PS5 y PS4, diremos que si has disfrutado de otras joyas independientes como el mencionado Edith Finch (juego que también formó parte de PS Plus hace un tiempo) o Journey, tienes muchas papeletas para disfrutar con el juego. El resto de jugadores, quizá no lo encuentre tan atractivo.

Pero si alguna vez has estado enamorado, o has estado en una relación, es muy probable que te identifiques con Michael y Kenzie. Y ahi es donde el juego despliega su verdadera fuerza: aunque los puzles puedan parecer abstractos, todo el simbolismo de Maquette tiene un significado. Uno al que seguirás dando vueltas tiempo después de haber terminado de jugar.

Valoración

Maquette es una propuesta interesante, tanto en lo jugable (por sus mundos recursivos), como por la forma serena y cotidiana que presenta una relación de pareja. No es perfecto, ni en lo técnico, ni en lo jugable, y aunque algunos puzles resultan complejos y abstractos, su bello mensaje y el poso que deja simplemente son magníficos.

Hobby

78

Bueno

Lo mejor

Lo ingenioso de algunos puzles. La historia y la narrativa. La banda sonora. Algunos pasajes derrochan belleza plástica.

Lo peor

Algunos puzles son algo confusos. Que la historia no te llegue. Algunos petardeos. El control al manipular los objetos.

Y además