Ir al contenido principal
my hidden things
Análisis

My Hidden Things Análisis del puzle para PS4, Xbox One y PC

Versión comentada: PS4

My Hidden Things es un juego "indie" desarrollado por Big Way para PS4, Xbox One y PC que añade nuevas mecánicas, un estilo visual único y narrativa a los clásicos puzles de objetos ocultos.

Los puzles de objetos ocultos son un género muy popular en Google Play y App Store, para dispositivos móviles. Se trata de un género  pausado en que sólo ponemos a prueba nuestra agudeza visual para encontrar una serie de elementos, camuflados en una imagen más compleja, como si estuviéramos haciendo un pasatiempo tradicional.

En este caso, Big Way LLC (un pequeño estudio "indie" responsable de desarrollos como BDSM o One Dog Story) trata de darle una vuelta de tuerca al género con My Hidden Things para PS4, Xbox One y PC. No sólo se trata de encontrar los objetos requeridos en una imagen, sino de componerlos nosotros mismos, y además, contar una historia a través de los diferentes enigmas.

my hidden things

Es un juego de puzles, pero desde una perspectiva mucho más simple que, por ejemplo, Relicta que analizamos hace unos meses o lo que os contamos en nuestro análisis de Catherine Full Body.

Lo primero que nos llama la atención es que cada uno de los niveles está planteado de un modo sencillo. En lugar de "asaltarnos" con imágenes estáticas llenas de objetos y color, se apuesta por un estilo de viñetas en blanco y negro, con una relativa simplicidad. Cada uno de los niveles representa un momento de la historia... y requiere que encontremos los objetos relevantes. 

Por ejemplo, un alpinista debe recoger los objetos que le ayuden en su expedición, Ofelia reúne fuerzas para escapar de una relación tóxica y la pequeña Mía juega con su padre hasta que éste cae enfermo. Estas historias están entrelazadas entre sí, de forma no lineal, y se dividen en sueños, representados en cada una de las imágenes.

my hidden things

Un puzle con narrativa

Cada historia cuenta con tres capítulos y no llega a desarrollarse mucho más de plantear una situación y presentar a los personajes. La narrativa  se limita a un pequeño texto y al modo en que interpretamos los diferentes objetos. El hecho de que Ofelia tenga que encontrar una puerta, unas escaleras o un billete nos cuentan cómo sueña su salida de casa, los objetos que abandona y la nueva vida que quiere emprender. Son historias simples, pero suficientes para darle sentido a esta sucesión de rompecabezas.

En algunos casos, incluso los objetos se transforman una vez que los hemos completado, como si fuese una metáfora (un peine se convierte en rastrillo, un xilófono en ábaco) y se añade una capa extra al mensaje del puzle. Y también nos hemos encontrado con variantes, como encontrar una serie de coronas ocultas y desecharlas, para luchar contra la vanidad del personaje. 

my hidden things

Pero el mayor atractivo del juego no está en su argumento, sino en el modo en que se resuelve cada puzle. No vamos a encontrar los objetos completos en la imagen, sino que tenemos que componerlos con "trozos" para que coincidan con una silueta que recibimos como pista. Así, las orejas de un conejito y unas gafas pueden formar unas tijeras, o  las piezas de un superhéroe se convierten en juguetes para un cachorro. 

El control es sencillo, mediante un cursor que podemos mover libremente por la pantalla (a mayor velocidad con el stick analógico y con más precisión si usamos la cruceta) y un botón de selección, que mantenemos pulsado para arrastrar las piezas. 

my hidden things

Tampoco este modo de construir los objetos resulta demasiado complicado (cada objeto está formado por dos componentes) y no nos llevará más de unos minutos superar cada nivel; el juego en total apenas se supera en una hora dependiendo de nuestra agudeza. La mayor dificultad está en "pensar fuera de la caja" para encontrar las piezas, y en los niveles que cambian el color de fondo, y que hacen que algunas piezas se vuelvan invisibles durante un tiempo. 

Después de haber superado unos cuantos sueños, echamos de menos que hubiera aumentado la complejidad, con la posibilidad de rotar los elementos o cambiar el tamaño. Pero queda claro que el objetivo del juego no es tanto que suponga un reto para nosotros como una experiencia relajante. 

my hidden things

Un pasatiempo en pantalla grande

Si el ritmo es pausado, las historias son sencillas y las imágenes en blanco y negro son relajantes, la banda sonora chill out también refuerza esta sensación de pasatiempo. My Hidden Things es un juego poco ambicioso, pero que tiene una propuesta interesante. Las diferentes historias tocan temas sensibles -en particular, muchos relacionados con la infancia y la pérdida- y el nivel de dificultad nos empuja a pasárnoslo del tirón.

my hidden things

Hay que tener en cuenta que este pasatiempo se lanza por menos de 10 euros, y que su intención es sólo que pasemos un rato entretenido, y como tal cumple. Sin embargo, después de haber disfrutado de otros juegos como Echochrome, que ya jugaban con puzles de perspectiva más complejos y que tenían una dirección artística más trabajada, My Hidden Things se nos queda un poco corto.   

Valoración

My Hidden Things trata de dar un nuevo enfoque a un estilo de pasatiempo clásico, con elementos narrativos y un estilo artístico original, en blanco y negro, pero se queda corto y no es demasiado desafiante.

Hobby

55

Regular

Lo mejor

La narrativa, sencilla pero que alcanza diferentes niveles. Una vuelta de tuerca sobre el pasatiempo clásico de encontrar objetos. 

Lo peor

Muy corto, sencillo, y con poca variedad en el planteamiento de los puzles.

Y además