Punisher Temporada 2
Análisis

The Punisher Temporada 2 en Netflix - Crítica del episodio 1

Por Jesús Delgado

The Punisher Temporada 2 llega a Netflix esta viernes, 18 de enero de 2019. En adelanto a su estreno, hemos visto ya el primer episodio de esta segunda temporada de la serie del Castigador de Jon Berthal, nacido en Marvel's Daredevil.

Netflix parece decidida a apostar fuertemente en estos primeros meses del año por los personajes basados en cómics o cuya premisa es la de los superhéroes, ya sean literarios o nacidos en comic-books. De este modo, The Punisher regresa al catálogo de la plataforma una semana después del de la serie Titans, estrenada este pasado viernes en Netflix. Y lo hace trayendo consigo el castigo a los peores criminales de Nueva York. 

The Punisher temporada 2 se erige como último baluarte de Marvel en la plataforma, tras la cancelación de Marvel's Daredevil y el resto de series que formaron The Defenders. Unas cancelaciones que, por cierto, han marcado como fallido el intento de Marvel por llevar a sus superhéroes urbanos a la pequeña pantalla. De ahí que esta segunda temporada de El Castigador pueda ser o la última esperanza del proyecto o el punto y final de este.

La segunda temporada de Marvel's The Punisher está protagonizada de Jon Bernthal y arranca varios meses después respecto a donde quedó la primera temporada. Frank Castle es libre y la justicia ya no lo persigue. Ha adoptado el nombre de Peter Castiglione y se dedica a recorrer América en un intento de cerrar heridas y dejar atrás su pasado como justiciero y vengador. Sin embargo, las cosas no suelen salir como uno espera. Durante su parada por un bar de carretera, Castle se verá involucrado con una serie de personajes de dudosas intenciones, que persiguen a una joven (Giorgia Whigham, de Sierra Burgess Is a Loser y Por Trece Razones). Una cosa llevará a la otra y Frank se verá volviendo de nuevo a su antigua vida, muy a su pesar, empuñando una vez más las armas.

Hazte ya con el mejor merchan de The Punisher

Y no os contamos más. En las siguientes líneas, analizamos para vosotros este primer escalón de la temporada 2 de Punisher de Netflix. ¿Merece la pena darle una oportunidad? Os lo contamos en las siguientes líneas. 

Como el Duque: Feo, fuerte y formal...

Posiblemente no lo sepáis, pero la canción de Loquillo y los trogloditas hace precisamente referencia a John Wayne, que representa el culmen de la figura de heroico vaquero y pistolero del Oeste. La leyenda urbana dice que Feo, Fuerte y Formal es lo que había escrito en su lápida, en lugar de su verdadero nombre. Claro, esto es falso, aunque hace mención a lo que representaba Wayne en la gran pantalla. Esto es, el prototipo de personaje con el rasgo de Honor alto en Red Dead Redemption y su secuela, vaya. Ese es el mismo retrato de Jon Bernthal y su Frank Castle, de acuerdo a la primera temporada de The Punisher, aunque esta idea fuera sutil y solo se dejase entrever. 

Siguiendo este hilo de pensamiento, este primer episodio desarrolla y enfatiza mucho más la premisa de Western moderno de la que la serie partía en un primer momento. Por un lado, dibuja un Punisher que nos recuerda bastante al de ciertos papeles de Clint Eastwood, mezclado con el carisma y carácter bonachón y bruto de los personajes de Wayne. Por otro, arranca la serie en un escenario propio del Western, como es la carretera y un bar en medio del camino, ubicado en un pueblecito de paso. Y, a todo ello, añade elementos característicos del género como son la obligada pelea de bar, la mujer fuerte e independiente, la dama en apuros y los bandidos siniestros. Lo dicho, todo muy arquetípico.

En este cuadro, es Jon Bernthal precisamente el que sobresale y destaca, ofreciendo una versión muy diferente del Frank Castle de los cómics. Donde el Castigador original es un tipo divorciado de la realidad, más una máquina de apretar el gatillo y picar carne que un ser humano, el Castle de Bernthal se dibuja como un personaje emocionalmente más cercano. Su caracterización refleja a un hombre herido con un pasado turbio, que desea comenzar una nueva vida. Este concepto hila a su vez con la idea anterior de Western, adoptando una figura retórica propia del género, pero también establece una necesidad por parte de los productores de hacer una versión diferente del Punisher, que siga siendo funcional y atractiva.

Debido a la fuerte influencia que tienen la televisión y las películas sobre ciertos espectadores impresionables (sirva como ejemplo los actos inspirados en el mundo real por la película A ciegas), los productores y showrrunners se ven en la obligación de hacer una serie que no defienda el vigilantismo ni ensalce la figura del tipo que se toma la justicia por su mano. Así y por mucho que (nos) moleste a los fans del personaje original, hemos de entender que esta decisión está totalmente justificada. Sobre todo, con el panorama que hay en EEUU, debido al indiscriminado uso de las armas de fuego.

¿Qué nos pareció la Temporada 1 de The Punisher? Si no lo recuerdas, no te pierdas su crítica

Por todo ello, sí, aceptamos que el Punisher de Jon Bernthal se parece muy poco a lo que propusieran Gerry Conway, Garth Ennis o Steven Grant (por citar tres de sus más importantes guionistas en cómic) y esto resta atractivo a la caracterización del personaje, debido a la exigua fidelidad respecto al original. Pero, por otro lado, que Jon Bernthal te robe todas las escenas en las que sale te hace "perdonar" este desliz. Máxime cuando este retrato dulcificado y humanizado de este Frank Castle de Netflix funciona como un tiro y es coherente con lo que se pretende contar en la serie, el escenario propuesto y el resto de personajes.

Tanto es así, que este primer episodio pone las apuestas muy altas, ya que viene a sacar a la serie del callejón sin salida en el que se metió al final de la primera temporada, habiendo dejado a Castle sin nadie de quien vengarse o un motivo por el que empuñar las armas. Ahora bien, el modo en el que lo hace genera bastantes expectativas y hype. Por ello, también es un punto en contra a tener en cuenta. Sobre todo, si en los próximos episodios no se logra mantener el nivel o superarlo. Algo que todavía está por ver.

Habrá que esperar al día de su estreno, este viernes 18, para saber si la serie de The Punisher es el canto de cisne y el último adiós, a lo grande, de Marvel en Netflix, o sencillamente un clavo más en el ataúd de un proyecto de series que se ha visto lastrado por una serie de malas decisiones de producción. 

Valoración

Atractivo arranque con sabor a Western moderno para la segunda temporada del Castigador de Jon Bernthal. El primer episodio de la temporada 2 promete un regreso a un Punisher más tradicional.

Hobby

80

Muy bueno

Lo mejor

Jon Bernthal, que sigue acaparando toda la pantalla para él. El sabor a neo-western que se desprende de este episodio en concreto.

Lo peor

Pone las apuestas muy altas y crea demasiada expectativa, que tendrán que cumplir durante la temporada. Las fuertes diferencias respecto al cómic.

Y además