Reseña de The Umbrella Academy: Suite Apocalíptica - El cómic original

The Umbrella Academy: Suite Apocalíptica
The Umbrella Academy es el cómic original de Dark Horse en el que se basa la serie homónima de Netflix. Esta obra, Premio Eisner 2088, está realizada por Gerard Way (miembro de My Chemical Romance) y el dibujante brasileño Gabriel Bá.

Hoy llega a Netflix la nueva serie de la plataforma sobre superhéroes: The Umbrella Academy, de la cual ya os hemos hablado anteriormente. Esta nueva serie se basa, como ya os contamos en su momento, el cómic de Gerard Wary y Gabriel Bá, publicado en España por Norma: The Umbrella Academy: Suite Apocalíptica y Dallas.

VIDEO

The Umbrella Academy - Trailer de la nueva serie de Netflix

Por nuestra parte, vamos a analizar el primer volumen de los dos publicados hasta el momento en nuestro país: The Umbrella Academy: Suite Apocalíptica, que es también uno de los pilares en los que se inspira la nueva serie de Netflix. La historia del cómic arranca con la muerte de Sir Reginald Hargreeves, un excéntrico millonario que adoptó a siete niños muy peculiares. 

Cada no de los siete hijos de Sir Reginald estaba dotado de poderes especiales, con los que formó un supergrupo, llamado la Academia Umbrella, cuyo objetivo era defender la Tierra de amenazas. Sin embargo, los niños crecieron y las hondas diferencias entre ellos acabaron por separarlos, haciendo que cada uno tomara un camino distinto.

Consigue ya los otros cómics de The Umbrella Academy

La muerte de su padre volverá a unir a los siete hermanos. Pero no como hubiera deseado y no bajo las mejores circunstancias. Sobre todo, cuando uno de ellos se convierta en objetivo de un extraño supervillano melómano.

Una idea muy usada, pero bien ejecutada

El principal problema de The Umbrella Academy es un dicho que todos conocemos: "Ya está todo inventado" o "No hay nada nuevo bajo el sol". El principal problema de la obra es, como decimos, que las comparaciones son odiosas y que la sombra de Alan Moore pesa mucho sobre este cómic, que claramente bebe de la obra del escritor inglés.

Por un lado, el género de la crítica de los superhéroes es algo que ya en el momento de la publicación de esta obra estaba muy manoseado. Moore abrió la veda con su Watchmen. Pero hay tantas obras que deconstruyen el género que es muy raro encontrar algo realmente rompedor. En este sentido, The Boys, Black Hammer, Astro City o Planetary son ejemplos claros de obras que, siendo auténticas joyas, arrastran el mismo defecto congénito. 

Además, hablando de Alan Moore, la propia construcción de la historia y el uso de referencias antes y después de cada capítulo y ciertos elementos estructurales recuerdan a los del autor de V de Vendetta. Aunque, eso sí, hemos de admitir que el escritor Gerard Way tiene un sentido del humor mucho más sano y menos fino que los del "brujo negro de Northampton". De ahí que su obra sea mucho más accesible y más amable.

Por otro lado, hemos de hablar de Gabriel Bá. Ba tampoco es visualmente revolucionario. Su estilo es poco realista y recuerda al de otros autores, como Kevin O'Neill (La Liga de los Hombres Extraordinarios) o Tim Sale. Aunque, claramente, sus lápices apuestan por expresiones más propias del cartoon.  Esto, precisamente le hace ganar más atractivo a su trabajo. Aunque, eso sí, un ojo novato tendrá dificultades para apreciar su maestría. Sobre todo si sigue enrocado solo aceptar lecturas con estilo hiperrealista o propias del shonen. 

Estos son los mejores cómics para a quien no le gustan los cómics

Señaladas estas pegas, hemos de hablar de sus bondades. Como ocurre con la temporada 1 de la serie de The Umbrella Academy, su cómic aprovecha su falta de originalidad para hacer una obra sólida y bien ejecutada. Way, ciertamente, no reinventa la rueda pero construye una eficaz crítica a grupos como los X-men o la Doom Patrol, deconstruyendo el arquetipo de la familia de superhéroes, revelando las taras de un grupo de individuos criado por un padre alienígena.

Gracias a la propia lucidez del autor, encontramos un cómic adulto de fácil lectura, no demasiado embrollado y que resulta fácilmente entendible incluso para el neófito en el mundo del cómic. En muchos sentidos, debe entenderse como un heredero de un subgénero y uno de los mejores representantes de la deconstrucción del superhéroe. Sobre todo por un detalle, no es eminentemente cínico y se permite tener un punto de optimismo y fantasía, que en obras similares es laminado por la amargura del escritor. 

Por tanto, concluimos, os podemos recomendar The Umbrella Academy: Suite Apocalíptica como una lectura óptima. Ya os gusten los superhéroes, o los detestéis, no creemos que os dejará indiferente el cómic. Además, que (hasta el momento) solo se hayan publicado tres partes en Estados Unidos, con la segunda (titulada Dallas) a punto de llegar a nuestro país, es un aliciente a tener presente. Ya que, ojo al dato, no estáis obligados a seguir una serie particularmente larga o dilatada en un eterno y retorcido culebrón de retcons y giros absurdos de trama. 

The Umbrella Academy: Suite Apocalíptica

The Umbrella Academy: Suite Apocalíptica puede encontrarse en tiendas especializadas, librerías y comercios on-line. Su precio es de 22 euros. La presente edición contiene dos historias extras, que expanden el trasfondo del universo en el que vive este extravagante grupo.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Cómic enmarcado dentro del subgénero de la crítica a los superhéroes. Sin presentar nada rompedor, es eficaz y atractivo en su planteamiento y desarrollo.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Los arquetipos y estereotipos planteados. La ligeraza de la obra.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Su premisa está muy manoseada. El estilo de Gabriel Bá no es para todo el mundo.
Hobby

79

Bueno

Y además

The Umbrella Academy (Comic)

Argumento:

The Umbrella Academy es la mini-serie en cómic original en el que se basa la serie homónima de Netflix. Esta obra, Premio Eisner 2088, está escrita por Gerard Way, miembro de My Chemical Romance, y el dibujada porGabriel Bá (B.P.R.D.: 1947). El cómic se enmarca dentro del género de los superhéroes, posicionándose como una crítica del género. La ...