Financiación Capitulo III
Reportaje

Hablemos de financiación (parte III): Aceleradoras e incubadoras

Por Bruno Sol
-

Después de escuchar los consejos sobre cinco expertos en financiación y valorar el papel que cumple la empresa pública ENISA a la hora de apoyar a los emprendedores, ha llegado el momento de repasar algunas de las opciones disponibles en nuestro país en cuanto a aceleradoras e incubadoras. Sin duda, una buena opción para todos aquellos que estén empezando en la industria del desarrollo de videojuegos o para aquellos que quieran dar un empujón a sus proyectos, tanto a nivel económico como en cuanto a formación.

Y empezaremos hablando de Lanzadera, la aceleradora creada por Juan Roig, el creador del imperio Mercadona. Tuvimos la fortuna de conocer a su Director de Proyectos, Ismael Valero Martínez, quien ofreció una interesante ponencia durante el pasado FICOD 2015. Este proyecto, creado enteramente con capital privado, nos llamó la atención no sólo por la trayectoria empresarial de su creador, sino por las interesantes condiciones que ofrecen a emprendedores. Para empezar, y tal y como recalcó Ismael, Lanzadera no invierte en los proyectos, sino que los financia. De las inversiones se encarga Angels, otra de las iniciativas de Juan Roig.

Logo Lanzadera


A lo largo de sus tres años de vida, Lanzadera ha acelerado 68 proyectos. Abren convocatoria cada tres meses (podéis descargar aquí las bases y el formulario para inscribiros), e incluso apoyan proyectos que estén en fase de Power Point con una financiación de hasta 200.000 euros. Estos se van desembolsando, a lo largo de 11 meses, en función de una serie de hitos marcados junto al emprendedor. Pero como se encargó de resaltar Ismael durante su ponencia, Lanzadera hace mucho más que prestar dinero. Su objetivo es formar a los componentes del equipo, identificando sus necesidades y ofreciendo la experiencia de un Director de Proyectos y distintos mentores. Además, se encargan de costear el soporte administrativo, legal, contable y laboral del proyecto, tal y como reflejan en su página web.

Otra ventaja de Lanzadera es que no discriminan a ningún emprendedor por su edad (de hecho, la media del público asistente a la ponencia distaba bastante del “cliché de joven emprendedor” al que estamos acostumbrados. Ismael nos comentó que han “tenido emprendedores de 43 y 44 años”. Tampoco les importa el historial de fracasos de los candidatos. De hecho, y tal como se encargaron de puntualizar, en Lanzadera consideran los fracasos como parte del aprendizaje.

La principal exigencia de Lanzadera es la necesidad de establecerse en Valencia, o al menos acudir allí tres o cuatro días a la semana, ya que imparten toda su formación desde sus instalaciones, ubicadas en la Marina Real Juan Carlos I. El pasado diciembre (cuando tuvo lugar la ponencia en FICOD 2015), había 194 emprendedores trabajando en las oficinas de Lanzadera. “Somos flexibles sobre la ubicación de las empresas”, nos comentó el Director de Proyectos, “pero para aprovechar mejor las posibilidades de Lanzadera es mejor estar en Valencia”.

No es el único proyecto impulsado por el equipo de Juan Roig. También han puesto en marcha un nuevo programa, bautizado como Lanzadera Inicia, que consiste en tres fases independientes. En la primera (con una duración de 3 meses y 500€ por persona al mes) se estudia y valida el proyecto. Si tiene potencial se da el salto a la Fase 2 (4 meses, 3.000€ por proyecto al mes) donde se crea una primera versión del producto y se buscan los primeros usuarios. En la Fase 3 (4 meses, 5.000€ por proyecto al mes) se distribuye el producto. Si queréis saber más sobre Inicia, en este enlace encontraréis sus bases.

Quisimos contrastar toda esta información con el testimonio de alguien que hubiera pasado por las instalaciones de Lanzadera, y no tuvimos que buscar mucho. Bernardo Hernández, CEO y organizador de El Zerouno (del que Hobby Industria es medio oficial) tuvo la amabilidad de responder a nuestras preguntas:

¿Cómo fue tu experiencia con Lanzadera?



Estuve en Lanzadera en 2014. Arrancamos con el proyecto Play4Test y la verdad es que la experiencia fue muy positiva. Es cierto que entrar no fue una tarea fácil. Compites contra proyectos de todo tipo y algunos en un estado de negocio mucho más avanzado en comparación con el que nosotros arrancábamos. Una vez dentro, y tras varios viajes a Valencia, la verdad es que la experiencia es excelente, ya que existe una formación continua de muy alto nivel, y te ponen en contacto con grandes empresarios de todo el país. Incluso algunos del extranjero. También hicieron un seguimiento continuo del proyecto, lo que te permite enfocar mejor los tiros para sacar adelante la start-up.

¿Es todo tan bonito como lo pintan? ¿No se quedan con ninguna participación de la empresa?

Bonito es, difícil también. Como cualquier inversor, la condiciones son exigentes a nivel de trabajo, pero es lo normal. Al menos yo lo entiendo así. También, y dada la procedencia del capital, tienes que seguir unas normas de respeto y convivencia con los otros equipo y empresas, algo que tiene todo el sentido del mundo. En cuanto a la pregunta de cuotas de participación, no, no se quedan con ninguna. Eso sí, hay unas normas que hay que cumplir, como por ejemplo montar la empresa en Valencia y mejorar el ecosistema de emprendedores en la comunidad.

¿Qué ventajas y desventajas presenta trabajar con Lanzadera?

Ventajas, muchas. Principalmente el aprendizaje que te llevas, las oficinas que te ceden, el conocer a otros emprendedores, y que no absorben cuotas de participación de la empresa. Desventajas, si es que se pueden ver así, es el tener que ir a vivir a Valencia, ya que el seguimiento del proyecto se hace allí, y que en algunas ocasiones, el disponer de una inyección de capital tan elevada puede hacer que el proyecto se te vaya un poco de las manos.

Quisimos abusar un poco más de Bernardo, y nos aprovechamos de su experiencia para preguntarle por otras incubadoras y aceleradoras del panorama nacional: “Existen muchas, pero a nivel nacional destacaría Wayra, Plug&Play, BStartup o Incubio. Esta última va junto con GameBCN y está orientada 100% a los videojuegos. En Madrid algunos publishers se están lanzando en arropar a videojuegos independientes, ya sea con cesiones de oficinas o inyecciones de capital semilla. Por otra parte, y para entrenar a los desarrolladores a la hora de poder acceder a estas incubadoras y aceleradoras, nuestra iniciativa de El Zerouno pretende ayudar, a través del Game Glory, a entrenarse, presentando las ideas en tan solo 90 segundos, y así convencer a los inversores. Este tipo de acciones se llaman ‘Elevator Pitch’”

Logo Lanzadera MAD



Aunque lleva en activo bastante menos tiempo que la iniciativa de Roig, la Lanzadera MAD de PlayStation se ha convertido, por evidentes motivos, en una de las mejores noticias que le ha sucedido a la industria española del videojuego en muchísimo tiempo. Ya os hemos hablado largo y tendido de esta iniciativa desde Hobby Industria, pero vale la pena recapitular todo lo que puede ofreceros esta rama de PlayStation Talents, que ya ha reclutado a cinco estudios.

Ubicada en la Factoría Cultural del Matadero de Madrid, la lanzadera PlayStation nace para (y citamos directamente a sus creadores) “convertirse en vivero y cantera de referencia para la industria del videojuego, así como un acelerador de contenidos”. Cada año, la compañía seleccionará a cinco estudios, a los que dotará de kits de desarrollo de PS4, un espacio de trabajo dentro de Matadero (durante diez meses) y una campaña de comunicación y marketing. El objetivo es lanzar cinco juegos para PS4 en el plazo de un año. A la primera convocatoria se presentaron más de 90 proyectos, lo que demuestra el enorme atractivo que ha tenido esta iniciativa entre los estudios independientes.

Logo GamesBoosters


Si hay una aceleradora que ha demostrado ser especialmente activa a la hora de impulsar la escena indie española, esa es sin duda GamesBoosters. Marketing, financiación, asesoramiento e incluso servicios de localización…la compañía fundada por Fernando Ortega y Clauda Ancajima toca todas las ramas del negocio y está detrás del éxito de productos tan notables como Super Helmets On Fire DX Ultra Edition Plus, Missing Translation o el muy esperado A Place for the Unwilling. Fernando también es el creador de MadeInSpain Games, que ofrece asesoramiento en marketing y crowdfunding, además de aportar una enorme visibilidad a las producciones indies de cara al público. Los visitantes de la última Madrid Games Week pueden dar fe de ello. En su stand pudimos probar 40 juegos distintos.

Logo BadLand Indie


A la hora de hablar de publishers volcados en ayudar a desarrolladores indies, no podíamos dejar fuera a BadLand Indie, Esta división de BadLand Games ofrece asesoramiento en marketing e incluso cede parte de sus instalaciones y equipos a desarrolladores indies, con la posibilidad de distribuir su juego dentro y fuera de España. Si queréis saber más, os remitimos a la entrevista que le hicimos en su día a Luis Quintáns, CEO de la compañía.

Tampoco podemos dejar de mencionar a Demium Games, una incubadora madrileña, que también ofrece herramientas de desarrollo, así como su experiencia en marketing. Pudimos entrevistar a su CEO y confundador, Alejandro Miralles, quien nos habló de las razones que les empujaron a crear esta iniciativa: “Demium Games nace como una mezcla entre mi experiencia como desarrollador y mi trabajo en Giant Sould, donde hicimos nuestros primeros pinitos como empresa. Una vez que nos metimos en el mundo del desarrollo detectamos un problema muy claro: a los productos españoles les cuesta salir a otros mercados. Tenemos un problema de visibilidad porque el mercado español casi no consume productos españoles. Identificamos que muchos de los productos que se están desarrollando en España no tienen una rama de negocio, o de estrategia, por decirlo así, muy clara. Tenemos a gente muy, muy buena tanto a nivel técnico como en diseño, verdaderos cracks que están generando productos que no tienen cabida en el mercado porque no están pensando hacia quién lo están vendiendo. Con Demium Games queremos dotar a los estudios con una rama de negocio, un plus de desarrollo para orientar esos desarrollos al cliente y darles visibilidad”.

Logo Demium Games


Alejandro también nos comentó los proyectos en los que Demium Games está embarcada ahora mismo: “Estamos impulsando desde nuestra rama de marketing tres proyectos: Tako’s Japanese, Los Ríos de Alice y Los Delirios de Von Sottendorff (ambos junto a la agencia de marketing Umami Games). Y luego en la incubadora tenemos a Grogshot Games desarrollando un juego para móvil y tres equipos más que acaban de arrancar desde nuestro primer evento de selección. Estamos iniciando nuestro primer programa de incubación, que durará ocho meses”.

No será la última vez, ni mucho menos, que tocaremos el tema de la financiación dentro de Hobby Industria, pero creemos que estos tres reportajes os podrán dar una idea aproximada de las diferentes opciones con las que podéis para dar ese empujón definitivo a vuestros proyectos. Nuestro país derrocha talento. Solo necesita el impulso necesario para plasmar esas ideas en una realidad.