Más de 235.000 años jugando a Halo

Bungie sorprende con unas espectaculares estadísticas que recogen datos de las partidas multijugador llevadas a cabo en toda la saga Halo.

Pero no, obviamente no estamos hablando de una única persona, sino de todos los fans de la saga que, día tras día, se ven las caras en infinidad de partidas multijugador de alguno de los títulos de la franquicia más exitosa de Bungie. Halo lleva con nosotros desde que Combat Evolved hiciera aparición en el año 2001 para Xbox, PC y Mac OS X. Un total de siete entregas (si contamos Halo Wars y el futuro Halo 4) que nos han regalado cientos, miles, millones de horas de puro 'vicio'. Cómo, ¿creéis que estamos exagerando? Pues prestad atención a las siguientes estadísticas ofrecidas por Bungie y alucinad.

Éstos datos han sido recabados desde el día 9 de septiembre de 2004. Hasta hoy, se han jugado más de 20 mil millones de partidas entre todos los títulos de la saga, siendo Halo 3 y ODST los que se llevan la palma (se cuenta las partidas de ambos, incluyendo el cooperativo de ODST) con más de 11 mil millones de combates a través de Internet.

En todo este tiempo han sido más de 130 mil millones de jugadores los que han 'perdido la vida' en las partidas de la franquicia con 43 mil millones de asistencias. Se han conseguido casi 80 mil millones de medallas en las partidas de Halo 3, ODST y Halo Reach y ojo, porque la matanza cuerpo a cuerpo es una de las favoritas de los jugadores, siendo el segundo arma que más personas ha aniquilado con 13 mil millones de conteos. En total, han sido más de 85 millones de días jugando a Halo, lo que traducido serían 2 mil millones de horas o 124 mil millones de minutos. Es decir, 235.182 años de tiempo en partidas, tiempo en el que habrían vivido en la Tierra 108 mil millones de personas.

En fin, todas estas estadísticas son espectaculares, pero tenéis muchas más en la imagen que Bungie ha colgado en la Red, la cual es demasiado grande como para que la pongamos en esta noticia. Muchos de estos datos son de lo más curioso, ¿no creéis?