Expediente X - Resumen del Episodio 10x05 "Babilonia" y avance de "Mi lucha II", final de temporada

¡Ya solo nos resta un episodio para llegar al final de esta temporada 10ª de Expediente X! Anoche se emitió "Babilonia", el quinto capítulo en el que se pusieron de manifiesto las diferencias entre Mulder y Scully aunque con un desenlace conciliador.

 

¡CUIDADO, SPOILERS! La trama de "Babilonia" gira en torno a un atentado terrorista que cometen dos suicidas musulmanes que se inmolan en un lugar público. El caso le es asignado a los agentes Miller y Einstein, una pareja de investigadores muy similares a Mulder y Scully: él dotado con intuición y conocimientos paranormales y ella, la del pensamiento racional y científico.

 

Uno de los dos terroristas se mantiene en coma, de modo que intentan contactar con él para evitar nuevas muertes llegando a la raíz del problema: el lugar en el que ha sido adiestrado para matar. Mientras Mulder y Einstein prueban con el método poco ortodoxo de acudir a setas alucinógenas para tratar de acceder a su mente, Scully y Miller prueban por un electroencefalógrafo.

 

 

Resultado: Mulder tiene una experiencia extrasensorial además de correrse una farra impresionante al estilo country mientras que Scully verifica que el paciente tiene actividad cerebral cuando su madre trata de comunicarse con él. Después sabremos que Einstein le ha dado a Mulder un placebo así que la razón por la que Mulder tiene esa revelación permanece en el misterio... El caso es que además de ver al "fumador" el terrorista le dice una palabra mientras permanece en los brazos de su madre de la misma forma que Jesucristo en los de la virgen María tras ser bajado de la cruz: "Babilonia" que lleva a las fuerzas especiales a un hotel donde están adoctrinando a futuros suicidas.

 

Al final del episodio, parece que Einstein ha abierto un poco su mente y que su relación con Miller es algo más fluida mientras que Mulder y Scully tienen una interesante conversación sobre Dios y lo que pretende de los hombres, ¿conciliarlos tratando de buscar una lengua común tras despojarles de la comunicación en Babel? Parece que solo el amor de una madre es capaz de trascenderlo todo. FIN DE LOS SPOILERS.

 

Hay muchos motivos para que este episodio esté en un punto intermedio: por un lado resulta bastante plano en su tratamiento del terrorismo y el videoclip country con Mulder descamisado hace que todo se tambalee hacia el ridículo pero sin embargo, también hay poderosas razones para disfrutar de las virtudes de "Babilonia". Entre ellas, ese juego de identidades que le permite a Chris Carter de alguna forma "reírse" de forma sana de los remakes que hacen que otros actores interpreten papeles ya conocidos y el afán de la industria por reciclarse. Eso en cuanto a metalenguaje gracias a la introducción de los investigadores interpretados por Lauren Ambrose y Robbie Amell. Por otra parte, la reflexión final merece mucho la pena y le da un nuevo sentido a lo que hemos visto. Es más, nos lleva de nuevo de forma sutil al terreno de la intimidad de Mulder y Scully y el destino de su hijo. Todo indica que será el episodio final el que nos hará retomar la trama principal, esperemos que hilando lo visto también en estos episodios autoconclusivos.

 

¿Necesitáis un repaso? No pasa nada, aquí tenéis un resumen de los primeros episodios de la serie. ¡Expediente X ha vuelto con vistas a quedarse!